La gran banca gana 20.000 millones en 2021, el mayor beneficio desde la anterior crisis

Prepara una lluvia de dividendos por más de 7.000 millones

Gran Banca 2021 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La gran banca ha roto en 2021 los grilletes de las provisiones extraordinarias por la pandemia que lastraron sus resultados el año pasado. Tras un 2020 que se saldó con unas pérdidas milmillonarias (-5.536 millones) debido a las provisiones también milmillonarias ante posibles impagos por el Covid-19 y el ajuste en el valor de filiales de Santander y BBVA, los cinco bancos del Ibex 35 (Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter) han logrado el mayor beneficio en la última década con un resultado conjunto de 19.866 millones.

De hecho, hay que remontarse a 2007 para encontrar una cifra de beneficio anual conjunto superior. En ese año el quinteto formado por Santander, BBVA, Caja Madrid, La Caixa y Banco Popular se anotó un beneficio de 21.795 millones.

En realidad, el resultado de 2021 también se ha visto condicionado por impactos extraordinarios (en este caso positivos) que han contribuido a disparar el beneficio. Y es que CaixaBank ha sumado un efecto positivo de 2.867 millones por la absorción de Bankia, y Bankinter se anotó una plusvalía de 895,7 millones por la salida a Bolsa de Línea Directa. Previsiblemente, a partir de 2022, cuando ya se hayan completado las integraciones los resultados ya reflejarán la evolución del negocio recurrente.

Y es que aunque, la actividad comercial de la gran banca experimentó un repunte, el aumento de los indicadores de ingresos fueron más modestos: el margen de intereses se elevó un 1,2% hasta 58.731 millones y las comisiones netas aumentaron un 6,4% hasta 21.043 millones, lo que contribuyó a un alza del 2,02% del margen bruto hasta 84.625 millones.

Una lluvia de más de 7.300 millones en dividendos

Tras un 2020 fatídico para el sector bancario debido a unas ingentes provisiones que redujeron la ya escasa rentabilidad a mínimos de los últimos años, los principales bancos españoles han sacado músculo en el último ejercicio y recompensarán a los accionistas con una lluvia de dividendos que superará los 7.300 millones de euros.

Santander anunció que destinará el 40% del beneficio (8.124 millones) a dividendos y recompras, lo que supone unos 3.250 millones de euros. La intención de la entidad presidida por Ana Botín es ir elevando la remuneración total al accionista hasta acercase a un 50% del 'pay out' a través de recompras de acciones y un dividendo en efectivo cada vez mayor.

Por su parte CaixaBank comunicó que aumentará su política de remuneración de modo que el ‘pay out’ se ubicará en un rango de entre el 50% el 60%, por lo que redistribuirá entre sus accionistas más de 1.180 millones. Y es que, aunque la entidad liderada por Gonzalo Gortáza como consejero delegado se anotó 5.226 millones de beneficio, para hacer el cálculo del reparto de dividendo  toma como referencia el resultado sin extraordinarios por la fusión, de 2.359 millones. El Estado, con el 16% del capital se embolsará unos 190 millones.

BBVA ha comunicado que repartirá el mayor dividendo en efectivo de la última década, que ascenderá a 31 céntimos por acción, después de registrar un resultado de 4.653 millones en 2021. Teniendo en cuenta que según los registros de la Bolsa la entidad cuenta con 6,67 millones de acciones, la remuneración ascendería a unos 2.067 millones de euros.

Sabadell, que ha logrado por fin obtener resultados positivos de su filial británica TSB, y se anotó un beneficio de 530 millones en 2021, anunció un ‘pay out’ del 31,8% lo que supondrá un dividendo de 3 céntimos por acción (unos 168 millones de euros).

De igual modo, Bankinter, que mantiene su política de distribuir el 50% del beneficio entre sus inversores, no se sabe aún la cifra total que repartirá, aunque algún analista lo sitúa en 666 millones a cargo del ejercicio 2021.

En total, una lluvia de dinero que sumará unos 7.300 millones en dividendos, en un claro guiño a los inversores que se vieron privados de remuneración durante el primer impacto de la pandemia ante las recomendaciones de prudencia por parte del BCE.

Normas
Entra en El País para participar