Resultados

Sabadell logra un beneficio de 530 millones en 2021 y adelanta un año el objetivo de rentabilidad

Aún no recupera el beneficio prepandemia, pero pagará dividendo por primera vez desde 2019: 0,03 euros

Edificio de Banco Sabadell
Edificio de Banco Sabadell

Banco Sabadell ha finalizado el ejercicio 2021 con beneficio neto de 530 millones de euros, frente a los dos millones de resultado en el ejercicio 2020, cuando estalló la pandemia y la entidad sufrió pérdidas millonarias en la filial británica TSB. La aportación del grupo británico, que si el año pasado restó 220 millones al resultado, este ejercicio aporta 118, y las menores provisiones para insolvencias explican la mejora de las cifras, que incluyen el impacto del plan de ajuste. Los datos están aún por debajo del nivel prepandemia de 2019, 768 millones de euros, pero la reacción en Bolsa ha sido positiva.

El banco avanza casi un 6%, siendo uno de los mejores valores del Ibex en el arranque y con un pico de subida del 3,9%. Solo en el cuarto trimestre, la entidad ganó 161 millones de euros, por encima de los 39 estimados por los analistas de Bloomberg, con el margen de intereses en línea con lo previsto. El trimestre incorpora la aportación al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de Banco Sabadell por 116 millones de euros (la aportación del grupo por este concepto en el total del año es de 129 millones de euros) y el pago del Impuesto sobre los Depósitos de Entidades de Crédito (IDEC) de 33 millones

Con estos datos en la mano, la entidad acelerará en el cumplimiento de las metas del plan estratégico que presentó en mayo. A cierre de 2021, la entidad logró una rentabilidad (medida en ROTE) del 5% y prevé un ROTE por encima del 6% en 2022, con lo que "alcanza un año antes los objetivos de rentabilidad del plan estratégico". Los analistas de KBW han comentado a la agencia Bloomberg que el objetivo es "ambicioso".

SABADELL 0,76 -0,03%

Además, el consejo de administración del banco aprobó el pago de un dividendo en efectivo de 0,03 euros por acción, lo que supone un pay-out del 31,8% sobre los resultados de 2021. El abono, que tendrá que ser aprobado por la junta de accionistas, es la primera retribución al accionista desde los 0,02 euros de dividendo complementario abonados en abril de 2020.

El margen de intereses del ejercicio se sitúa en 3.425 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 0,8% interanual. El margen bruto por su parte se sitúa en 5.026 millones, un 5,2% menos. No obstante, excluyendo TSB el margen de intereses baja el 4%. Las comisiones crecen a un ritmo del 8,7%, y en los costes se incluyen 301 millones del plan de ajuste del banco. Así, el margen antes de dotaciones baja un 6,6% sobre el año anterior, pero la entidad consigue mejorar las cuentas porque las provisiones son mucho menores. La dotación para insolvencias baja a 950 millones desde los 1.832 del año pasado.

En cuanto a la solvencia, la ratio CET1 phase-in se sitúa en el 12,43% a cierre del ejercicio 2021 (tres puntos básicos más respecto el trimestre anterior) y la ratio fully loaded, en el 12,18% (más seis puntos básicos).

En cuanto al balance, los recursos de clientes crecen a un fuerte ritmo del 7,5% en el año y el 2,6% en el trimestre, mientras el crédito vivo avanza el 6,7. La morosidad queda en el 3,65%, cinco puntos básicos más que a cierre de 2020

El consejero delegado del grupo, César González-Bueno, señala en una nota que "el empuje comercial con métricas de rentabilidad, la transformación digital, así como el giro radical de TSB y el acuerdo laboral" han contribuido a una "mejora sustancial de los resultados". Además, el grupo ha "anticipado un año el objetivo de rentabilidad" del plan y encara  "con optimismo el futuro".

Normas
Entra en El País para participar