Mercado de capitales

Société Générale aplaza la subida de tipos en la zona euro a 2023

Prevé un aumento del coste de financiación

Société Générale aplaza la subida de tipos en la zona euro a 2023
Efe

La mejora de la economía gracias a las campañas de vacunación y las menores necesidades de liquidez se tradujeron en 2021 en una caída de las emisiones. El volumen de bonos emitidos en España alcanzó los 81.000 millones, un 23% menos que en el ejercicio del estallido de la pandemia. Con la vista puesta en los próximos meses desde Société Générale esperan que la actividad mercado de capitales se mantenga estable. Eso sí, a diferencia de los últimos años, las ventanas de oportunidad volverán a ocupar un papel destacado.

Aunque es pronto para confirmarlo ya en el primer mes del recién estrenado ejercicio se ha dejado sentir esta tendencia. En las dos primeras semanas de 2022 lo inversores tuvieron que digerir nuevo papel en abundancia. Aunque el apetito continúa siendo elevado, la sobresuscripción de las operaciones fue menor y esto llevó a los emisores a tener que pagar prima. “Siempre que hay volatilidad en tipos las carteras se vuelven más sensibles. No esperamos que sea la tónica del año” apunta Fernando García, director de mercados de capitales de la entidad.

En un ejercicio que estará marcado por las políticas de los bancos centrales, los expertos de la entidad esperan que el mayor volumen de operaciones se concentre en el primer semestre. “Esperamos que los diferenciales de crédito se mantengan estables con una ligera tendencia al alza”, señalan. Después de años en el que los estímulos monetarios han permitido mantener los tipos en mínimos en los próximos meses los expertos prevén un incremento generalizado de la curva de tipos de interés.

Esto no pasará factura al apetito de los inversores por España. Aunque Jaime Sanz, responsable de asesoramiento de rating para estados soberanos, no contempla una subida de tipos de interés por parte del BCE hasta mediados de 2023, la finalización en marzo del programa de compras frente a la pandemia (PEPP) se traducirá en un incremento de los rendimientos. Las últimas proyecciones apuntan a que el bono de España a 10 años cierre 2022 en el 1% mientras el bund lo hará en el 0,25%. Con el aumento de los costes de financiación los emisores mostrarán una preferencia por los vencimientos más próximos a los cinco años.

El mercado de deuda sostenible continuará su crecimiento imparable. "Vemos un mercado mucho más maduro, siendo el perfil de ESG de las compañías un aspecto fundamental para los inversores a la hora de invertir", destacan. En 2021 este nicho de mercado registró una gran actividad con hasta 21 operaciones de emisores públicos y privados. La emisiones de este tipo supusieron el 31% del total, porcentaje que en el ámbito corporattivo alcanza el 32% y el 37% en el financiero. Además del primer bono verde del Reino de España, el debut de Repsol en las emisiones sustainability- linked bond fueron algunos de los hitos más destacados. Desde la entidad esperan que otros sectores como las telecomunicaciones o las infraestructuras de transporte se sumen a este tipo de deuda sostenible de diseño. "Estas operaciones vinculadas a los compromisos de sostenibilidad a nivel global de las empresas abren el abanico a muchas firmas que carecían de proyectos verdes concretos", destaca García.

Normas
Entra en El País para participar