Infraestructuras

Las constructoras cotizadas capearon 2021 con 10.000 millones en venta de activos

ACS ha liderado las desinversiones con Cobra, y la OPV de Acciona Energía y la venta de Ferrovial Servicios rearman a sus grupos

Fachada de la sede de ACS en Madrid.
Fachada de la sede de ACS en Madrid.

Un mayor enfoque hacia la construcción y operación de infraestructuras; la necesidad de rebajar deuda y cargar munición para invertir, o un simple ejercicio de supervivencia ante el impacto de la pandemia, han movido a desinversiones por más de 10.000 millones de euros en 2021 entre las grandes constructoras españolas cotizadas.

El grupo ACS, que ha desinvertido por una cifra aproximada a los 5.500 millones, aprovechó el último día del año para cerrar la operación corporativa del año en España con el traspaso de su división de Servicios Industriales a la francesa Vinci por 4.902 millones en efectivo, a lo que sumará hasta 600 millones en variables en los próximos años. Las plusvalías netas esperadas están por encima de los 2.900 millones, lo que va a marcar los resultados de un 2021 aún afectado por el impacto del virus en la gestión de infraestructuras.

Además de los negocios industriales encabezados por Cobra, la compañía que preside Florentino Pérez ha colocado participaciones en otros activos por más de 400 millones: plantas de renovables, la concesión estadounidense Presidio Parkway por parte de Hochtief; la salida de Vías del operador ferroviario Continental Rail, que fue a finales de junio a manos de la francesa CMA CGM por 19,9 millones (14.8 millones de plusvalía); el 33% de la concesionaria del Hospital de Toledo por 59 millones (entre 25 y 30 millones de plusvalía).

La participada Abertis soltó el 35% de Alienor y el 100% de Sanef Aquitane por 222 millones dentro de su estrategia de venta de participaciones minoritarias para reinvertir en nuevos activos.

La segunda gran entrada de caja en el sector de las infraestructuras tuvo como protagonista a Acciona, que liberó la OPV de Acciona Energía pese a las dudas del mercado sobre la acumulación de proyectos de salida a Bolsa en el sector de las renovables. La compañía que preside José Manuel Entrecanales colocó un 17,3% de la filial a 26,73%, lo que ofreció un valor de 8.800 millones al 100% y generó una entrada en caja de 1.500 millones de euros brutos. Este movimiento sirvió, entre otras cosas, para reducir el apalancamiento financiero. La empresa prevé iniciar este año con una ratio de deuda neta frete al ebitda inferior a cuatro veces.

A la OPV de Acciona Energía se suman otros movimientos como el cierre del traspaso de ocho concesiones en España a los fondos Meridiam y Bestinver por 484 millones, lo que incluye 127 millones de deuda. En el área de Energía dio entrada a la metalúrgica Korea Zinc con el 30% en en el proyecto eólico australiano de MacIntrye (923 MW), en el que se prevén 1.000 millones de inversión. Y la rama inmobiliaria del grupo captó 120 millones con 455 viviendas para el alquiler en Madrid (proyecto Méndez-Álvaro) por 120 millones. Con todo ello, las desinversiones de Acciona han superado los 2.100 millones en 2021.

Como ha hecho ACS, el grupo Ferrovial también busca poner el foco en la construcción y operación de infraestructuras y ha avanzado en la desinversión por piezas de su área de Servicios. Portobello Capital se queda con el negocio de mantenimiento de infraestructuras y facility management en España por un valor de empresa de 186 millones (171 millones de equity value), estando pendiente el cierre de la operación en este primer trimestre. Ferrovial se quedará con un 24,99% de la compradora con una inversión aproximada de 20 millones.

PreZero International se ha hecho con el área de Medio Ambiente del grupo en España y Portugal por un equity value de 1.032 millones. La plusvalía con esta desinversión completada en diciembre ha sido de 330 millones.

En un año aún crítico para el tráfico de activos como el aeropuerto de Heathrow o las autopistas de Cintra en Norteamérica, Ferrovial ha sacrificado otras piezas en disttintas geografías. Soltó la división inmobiliaria de la polaca Budimex por 1.513 millones de zloties (unos 330 millones de euros) y una plusvalía de 131 millones de euros; ingresó 140 millones de dólares (124 millones de euros) por la actividad de reciclaje de áridos de la constructora estadounidense Webber (Southern Crushed Concrete), cuya plusvalía alcanzó los 13 millones; colocó el 100% de la concesionaria de la prisión de Figueras y el 22% de la Ciudad de la Justicia de Barcelona (Urbicsa) a Aberdeen Infrastructure por 42 y 17 millones de euros, respectivamente, y se despidió de casi un 20% de la plataforma para la gestión documental Nalanda Global al fondo PSG por 17 millones. El grupo liderado por Rafael del Pino ha sumado, por tanto, más de 1.700 millones en desinversiones.

Emergencia superada

OHLA entró ya muy tocada a la actual crisis generada por el coronavirus y ha conseguido garantizar su supervivencia gracias a una reestructuración financiera que trajo aparejada un plan de venta de activos con el que ha obtenido unos 260 millones. Ha dejado en manos de BBGI el 25% de la concesionaria del Centro Hospitalario Universitario Montreal (CHUM), en Canadá, por 88,15 millones de dólares canadienses (61,5 millones de euros); obtuvo 97,3 millones por el 49% del desarrollo hotelero londinense Old War Office, que dejó en manos de su socio en el proyecto Hinduja; captó 25 millones de manos de KC Impact por el 65% de Aguas de Navarra y otros 76 millones por el 33,3% de la concesionaria del hospital de Toledo, adquirido por DIF.

Con ello, la firma que preside Luis Amodio da por cerrado su plan de desinversiones a corto plazo y se centra en estos momentos en la ejecución de una cartera de construcción que supera los 5.000 millones, así como en reconstruir su actividad como concesionaria.

Las desinversiones de FCC rozaron los 430 millones, impulsadas por la venta de activos concesionales en Cataluña acordada en 2020 y cerrada a lo largo de 2021. En este caso, Vauban se hizo con el 51% de Cedinsa, el 49% del tramo 1 de la línea de 9 de metro de Barcelona (Ceal 9), y el 29% de la Ciudad de la Justicia de la Ciudad Condal (Urbicsa). Además, la firma de Carlos Slim salió del capital de la empresa de renovables FM Green Power con la cesión del 49% a Plenium por 16,5 millones. Siete años atrás, la constructora vendió un primer paquete del 51%, lo que permitió desconsolidar más de 800 millones de deuda.

Sacyr ha sido la menos activa entre las firmas de infraestructuras cotizadas en lo que toca a desinversiones. Apenas ha colocado a Atalaya Mining el 51% de la minera Rio Narcea Nickel, por 2,5 millones. Ya en la primera semana de este 2022, la compañía ha vendido a la australiana Rafaella Resources la mina de wolframio de San Fix, en Lausame (La Coruña). Los cinco millones acordados comenzarán a desembolsarse cuando la compradora haya comercializado las primeras 1.000 toneladas.

Normas
Entra en El País para participar