Fintonic multiplica por 11 sus pérdidas por el deterioro en el valor de una participada

Zank Financial provoca un agujero de 19,5 millones en 2020

Lupina Iturriaga, cofundadora y co-consejera delegada de Fintonic.
Lupina Iturriaga, cofundadora y co-consejera delegada de Fintonic.

La popular aplicación española de finanzas personales Fintonic multiplicó por 11 sus pérdidas, desde los números rojos de 1,7 millones registrados el año anterior hasta los 18,6 millones en 2020, según reflejan las últimas cuentas de la compañía, consultadas a través de la plataforma Insight View.

No obstante, estas abultadas pérdidas se deben a un efecto extraordinario negativo por el deterioro de la valoración en su participada Zank Financial (controlaba hasta ese ejercicio un 52%) de 19,5 millones. De hecho, en sus estados contables Fintonic destaca una mejora del resultado operativo, que todavía sigue en negativo, pero mejorando en un 31% el del año 2019 (-12,4 millones).

Según reflejan las cuentas, a lo largo del último ejercicio la empresa acordó la venta de su participación en Zank Financial. Aunque no detalla el importe de la operación, sí revela que el cobro se realizará en dos tramos: uno fijo que se materializará en cuanto culmine la venta y otro variable que se abonara en un plazo máximo de tres años desde la firma de la operación. “Los administradores de la sociedad decidieron que la participada Zank Financial dejaba de ser un activo estratégico para el grupo y se comenzó un proceso formal de desinversión”, señala el documento.

Y es que el agujero provocado por Zank ha llevado al auditor de Fintonic, de la firma PwC, a dudar sobre su viabilidad debido a la “existencia de una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento”.

A pesar de ello, la compañía justifica en los propios estados contables su capacidad para implementar el plan de negocio, ya que cuenta con un patrimonio neto de 13,4 millones; recibió un préstamo de 10 millones por parte de los socios, que puede cancelarse o convertirse en acciones; y además la compañía está trabajando para incrementar el negocio.

Del mismo modo, apunta a una inyección de liquidez con la venta de Zank, y los acuerdos que está negociando con bancos y gestoras de fondos de titulización para obtener financiación que permita desarrollar su negocio de concesión de préstamos al consumo. En ese sentido, Fintonic esperaba cerrar 2021 con resultados positivos a nivel mensual.

Normas
Entra en El País para participar