¡Adiós retrovisores! ¡Hola cámaras! Los camiones mejoran su vista para ser más seguros

Estos vehículos apuestan por nuevos sistemas de visión para evitar ángulos muertos y reducir la siniestralidad

MAN Trucks cámaras
Interior de la cabina de un camión de MAN Trucks, equipado con cámaras de visión trasera.

A Javier Casado, un maestro jubilado que iba a clase de inglés en bicicleta lo tiró al suelo un autobús en Madrid cuando circulaba correctamente por el carril bici de la Avenida de Oporto. El conductor puso el intermitente, miró por el espejo y giró a la derecha. Ni lo vio. De hecho, siguió su camino sin darse cuenta de nada. Casado estaba en su ángulo muerto. Afortunadamente no resultó herido, pero se asustó mucho y ahora tiene miedo. “Solo cojo la bici en trayectos cortos y en carriles segregados”, reconoce.

El caso de Casado no es el único que se produce con vehículos pequeños como bicicletas, patinetes o motos. En el primer semestre de este año y según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 12% de los accidentes en los que se vieron envueltas las bicicletas fue con vehículos pesados o furgonetas. En vehículos de movilidad personal (VMP) fue del 8% y en motocicletas del 20%.

Los fabricantes de camiones se han puesto manos a la obra para resolver este problema y con el uso de la tecnología detectar mejor los vehículos que se colocan en sus ángulos muertos.

Ángulo muerto camiones
DGT

MAN Trucks & Bus comercializa el sistema OptiView, cinco cámaras que sustituyen a los espejos retrovisores y que se colocan dos a cada lado del camión y una delante. Las imágenes laterales se ven en dos pantallas colocadas en el interior de la cabina del camión, una a cada lado del conductor. Las de la parte delantera en una pantalla que hay junto al volante.

Cuenta con una vista zoom y otra gran angular y muestra con indicaciones de color amarillo cuando el vehículo se acerca al camión y avisa con un sonido cuando este acercamiento es peligroso. “Es mucho más que una sustitución de espejos. Es un sistema adaptativo de asistencia”, explica Beatriz Martínez, responsable de producto de MAN España.

Mercedes también ha quitado los retrovisores y ha puesto cámaras laterales y dos pantallas en el interior de la cabina. Se llama MirrorCam. Una cámara en el marco del techo y dos a cada lado. Las imágenes laterales ofrecen, como en el caso anterior, una perspectiva completa del lateral del camión cuando este se mueve, con lo que desaparecen los ángulos muertos.

Renault Camiones
Vehículo de Renault Camiones equipado con cámaras de visión trasera situadas en los espejos. Renault

En Renault Camiones tienen un sistema con cámaras que se suman a los espejos. Se pueden poner hasta cuatro. Las imágenes se recogen todas en una sola pantalla que hay junto al volante. El conductor puede ver las cuatro a la vez o seleccionar una de ellas, informan desde la compañía. 

La opinión de los profesionales

La incorporación de estos sistemas a los camiones es de momento opcional y su valoración varía según se trate de grandes flotas, de empresas de transporte más pequeñas o de trabajadores autónomos. Una evaluación que se desarrolla en paralelo a las tres razones por las que se adquiere un vehículo pesado: consumo, confort del conductor y sistemas de asistencia a la conducción.

José Luis Clavero, director de flotas y planificación del grupo Sesé, no tiene ninguna de sus 1.200 camiones con estos sistemas y cree que “son más un avance tecnológico relacionado con la comodidad de la conducción que un elemento de seguridad activa”.

MAN coloca cinco cámaras, Mercedes cuatro y Renault aún las mantiene ubicadas en los espejos

Rubén Abad, propietario de Gamertrans, una empresa de transporte con 173 camiones, va a incorporar nuevos vehículos con cámaras en los espejos. “Para mí, la seguridad de los conductores es muy importante”. Una opinión que comparte Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA): “Todo lo que sea mejorar en la seguridad me parece bien”, afirma.

¿Mejoran la seguridad vial o distraen?

Francisco Alonso, director del Instituto Universitario de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial (Intrans) de la Universidad de Valencia (UV), sostiene que “este tipo de cámaras contribuyen a eliminar los ángulos muertos, consiguiendo una mejor visibilidad para el conductor, anticipando frenazos bruscos y/o choques”, y concluye que “reducen la accidentalidad y aumentan la seguridad vial, no únicamente de los vehículos que las montan, sino del resto de los usuarios de la vía”.

En cuanto a si son una distracción para el conductor y partiendo de que “el factor humano es el principal responsable de las colisiones viales”, Alonso asegura que “aunque ciertamente no hay estudios que valoren la distracción que puedan provocar las cámaras, la hipótesis inicial es que el valor preventivo de estos dispositivos es superior a las posibles repercusiones negativas que se planteen”.

Los expertos apoyan el uso de cámaras porque suponen un beneficio general para la seguridad de todos los usuarios de la vía

Los dos conductores de camiones coinciden en que estos necesitarán un periodo de adaptación. Sin embargo, Abad ve mayores dificultades en acostumbrarse al uso de las cámaras y pantallas sin retrovisores. “Habrá que mirar a muchos sitios a la vez y costará más”.

En el lado de los usuarios de bicis, Miguel Andrés, presidente de Pedalibre, una asociación de ciclistas de Madrid, lo mira de otra forma: “Con estos dispositivos no queda asegurada la seguridad de los ciclistas. Tienen un efecto perverso, se relaja la atención y se deriva la responsabilidad hacia el dispositivo”.

Desde las asociaciones de patinetes eléctricos, Antonio Gómez, presidente de la Federación Española de Vehículos de Movilidad Personal (Fevemp), los califica como “un avance muy grande” en materia de seguridad. Mientras que Miguel Juanes. presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal en la Comunidad Valenciana, argumenta que “falta formación” y cita “la falta de costumbre de mirar en los giros a la derecha por parte de los transportistas”.

No todos son iguales

Javier Paz, subdirector de formación del Insia, el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil de la ETS de Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), llama la atención sobre dos aspectos de estos sistemas. El primero es que “a veces fallan y no detectan al cien por cien el obstáculo, ya sea por baja iluminación, condiciones climatológicas o porque confunden a un peatón agachado con un animal”. El segundo es que “algunos detectan peor que otros, hay diferencias según las marcas”.

No obstante, Alonso recuerda que “la reducción de accidentes o choques se ha demostrado en diferentes tipos de vehículos, y no únicamente camiones”. El investigador hace referencia a dos estudios. “Jessica B. Cicchino, del Insurance Institute for Highway Safety de Arlington (Estados Unidos), investigó en 2019 el efecto de las cámaras retrovisoras con sensores de estacionamiento traseros en automóviles, encontrando una reducción de los choques de hasta un 42%”, precisa.

Y Mohammed Hadi, del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad Internacional de Florida en Miami, analizó este año “los resultados de un sistema de advertencia de choques traseros de autobuses con peatones. Hubo un efecto positivo en la mejora de los tiempos de reacción ante este tipo de choques, pero además, se encontró una mejora en el comportamiento del conductor, que se reflejaba en una reducción del número de advertencias y de frenadas bruscas”.

Normas
Entra en El País para participar