Noticia patrocinada

Juan José Llorente (Adyen): “Contar con un partner de pagos ha sido clave para las cuentas de resultados”

La compañía proporciona la tecnología necesaria para el proceso de pago en los comercios online y físicos. Su tecnología es única, con una alta capacidad de reacción a los cambios de los consumidores

Juan José Llorente, director general de Adyen España.
Juan José Llorente, director general de Adyen España.

El final de año viene marcado por una vorágine de compras con las ofertas del Black Friday y la campaña de Navidades. Es el periodo de máximo compromiso con el cliente. Son momentos absolutamente claves para los comercios, que han trabajado muchísimo en tener una logística y política de precios adecuadas. Se juegan una parte muy importante de sus ventas y su reputación”, explica Juan José Llorente, director general de Adyen en España y Portugal.

La tecnología que ofrece Adyen en el sistema de pagos para comercios es capaz de asumir un volumen de operaciones por encima de la media de forma fluida. “Históricamente hemos visto que Navidad y Black Friday son días complicados para algunos proveedores de pagos en diferentes países. Se han producido situaciones de caídas en los sistemas y, por tanto, han originado consumidores insatisfechos”, destaca.

Un informe reciente sobre retail elaborado por esta compañía recoge que un 89% de los consumidores no volvería a una tienda donde haya tenido una mala experiencia de compra, tanto online como física.

Adyen es una empresa de tecnología que trabaja en el mundo de pagos. Contado de una manera simple y directa, su objetivo es facilitar el proceso de una compra online o física. “Ayudamos a las empresas en cualquier geografía y con diferentes métodos de cobro y canales de venta. Además, hemos sido pioneros en tener un sistema de autentificación, con una gestión eficiente del 3DS2 a nivel global”, describe Llorente. 

El comercio unificado está siendo clave para las empresas

Adyen tiene su sede en Holanda, cuenta con 26 oficinas repartidas por el mundo y trabaja principalmente con grandes y medianas empresas de múltiples sectores. Entre sus clientes están Netflix, Camper, Spotify, McDonald’s, Booking, Vueling, Uber, Mango, Levi’s y L’Oréal, entre otros.

Dependemos en gran medida de RevenueProtect de Adyen para que nos resuelva los problemas de fraude… Con la solución de gestión del riesgo que nos ofrece, hemos reducido las devoluciones en un 70%”, explican desde Spotify. 

En Navidad y Black Friday, el pago debería funcionar como un día normal

El éxito de esta plataforma queda refrendado, además de por la calidad de los clientes y su satisfacción, por su desarrollo: el número de transacciones ha crecido por encima del 60% en el primer semestre. “Tenemos algo único: controlamos la tecnología desde el inicio hasta el final, sin necesidad de un tercero. Hacemos el desarrollo internamente y eso nos da mucha agilidad a la hora de establecer nuevos métodos y funcionalidades, innovar y, sobre todo, facilitar a los comercios la flexibilidad en los cobros”, dice Llorente. Además, la compañía también aporta asesoramiento a las empresas para acompañarlas en su proceso de adaptación. 

Otra de las ventajas de esta plataforma de pagos es la escalabilidad de su tecnología , lo que da la posibilidad a las compañías de reaccionar de forma más inmediata y sencilla. “Hemos crecido y hemos llegado a más establecimientos, pero además muchos de los clientes que ya trabajaban con nosotros han podido adaptarse más rápido durante la pandemia y estar entre los ganadores; ser de los que más pescan en este río revuelto”, dice Llorente. 

La tecnología en los sistemas de pago no es algo baladí, condiciona la cuenta de resultados. “Si su coste es del 1%, es fácil que el retorno sea superior al 5%. Es una inversión que puede tener un retorno mucho más cierto que otros proyectos; es una palanca muy importante por el lado de los ingresos”, afirma Juan José Llorente. Detrás de este beneficio está la satisfacción del cliente, de que pueda ejecutar su compra de forma fácil, donde quiera y como quiera, sin ningún problema.

El usuario cada vez es más flexible y alterna el mundo físico con el online. Las marcas han trabajado durante los últimos años para estar presentes en todos los canales (omnicanalidad). Ahora, con el comercio unificado se incrementan las ventajas para todos, ya que aúna toda la gestión del negocio en una misma plataforma digital (como la omnicanalidad) pero también la gestión del stock, los datos de los clientes, los envíos de pedidos y, en general, todas las operaciones vinculadas a la actividad comercial. Con ello, el cliente sigue comprando de la forma que quiera, y la marca, además de unificar la gestión, obtiene información multicanal muy valiosa de los usuarios para la toma de decisiones estratégicas.

Como parte de su actividad, Adyen proporciona la infraestructura necesaria para habilitar el comercio unificado a compañías como Levi’s, Rituals, Camper, Burton, Brompton o Canada Goose. Tomando como ejemplo el caso de Brompton, fabricante de bicicletas plegables, la tecnología de Adyen les ha permitido consolidar los canales y aprovechar los datos”. “Esta asociación”, explican, “está siendo fundamental para nuestra estrategia de crecimiento".

Las tendencias a futuro están marcadas por un mayor uso de las tarjetas en detrimento del efectivo, algo que ya estaba ocurriendo y que la pandemia ha acelerado, y de los métodos digitales como el contactless y los wallets. Un estudio reciente de Adyen recoge que el 33% de los consumidores españoles de hasta 35 años prefieren pagar con sus wallets digitales.

“También estamos viendo una extensión de los pagos a plazos. Hace unos años estaba presente en el centro y el norte de Europa y se ha ido ampliando a países como España. Estos años, con la pandemia, hemos hecho inversiones en inmobiliario, en electrónica de consumo, en televisiones... cosas con importes elevados, y esto ha dado también un impulso a esta modalidad”, concluye Llorente.

Normas
Entra en El País para participar