Crónica de Bolsa

El Ibex se distancia de Europa y cede un 0,5% por el castigo a las turísticas

El seletivo español pierde la cota de los 9.100 puntos

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid. EFE

Los inversores intentan digerir y reponerse al alza de la inflación. Las dudas sobre cómo incidirá el repunte de los precios en la retirada de los bancos centrales pesan y mucho sobre los mercados. A la espera de ver cómo evolucionan los indicadores y después de las fuertes revalorizaciones acumuladas por los índices en los últimos 12 meses, son muchos que optan por la prudencia. En las últimas sesiones los movimientos registrados por los principales índices están siendo muy reducidos, una tendencia que hoy se vio amplificada por el semifestivo de Bolsas como la francesa. Mientras las principales Bolsas europeas sacaron fuerzas de flaqueza y cerraron la sesión en positivo, el Ibex 35 no resistió y cayó un 0,54%. El selectivo español vuelve a perder la barrera de los 9.100 puntos en una jornada en la que las turísticas y la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para España ejercieron de lastres.

El aumento de los contagios en Europa devuelve a los inversores los temores del pasado. Las firmas turísticas que desde septiembre habían venido disfrutando del levantamiento de las restricciones vuelven a mirar con recelo la evolución de la pandemia. En sintonía con el comportamiento registado ayer por el sector en Europa (-1,11%), IAG (-3%), Meliá (-2,90) y Amadeus (-2,19%) fueron ayer los tres valores más bajistas de la Bolsa española. En el lado opuesto se situaron las acereras. Con la ayuda de los resultados ArcelorMittal subió un 4,19% y por efecto contagio Acerinox avanzó un 1,81%. La medalla de broce fue para Pharma Mar que sumó un 1,32%.

Aunque los movimientos en el resto de índices europeos fue mucho más limitado el Dax alemán (0,1%), el Cac francés (0,2%) marcaron nuevos máximos históricos. El Mib italiano y el FTSE británico se sumaron a las ganancias con ascensos del 0,26% y 0,6%. En Reino Unido, se ha publicado que el PIB se expandió entre julio y septiembre a un ritmo del 1,3% respecto de los tres meses anteriores, cuando la economía británica había crecido un 5,5%, de modo que la segunda mayor economía del Viejo Continente se situaba todavía un 2,1% por debajo del nivel de actividad registrado en el cuarto trimestre de 2019.

Al otro lado del Atlántico y coincidiendo con el cierre de los mercados europeos Wall Street cotizaba con signo mixto.

Por otro lado, ayer se conoció en EE UU que la inflación aumentó al ritmo más rápido desde 1990, lo que impulsó las teorías de que se vaya producir un endurecimiento más rápido de la política de la Reserva Federal. "Las cifras de inflación sorprendieron al alza y es posible que ni siquiera sean el pico", dijo el economista de ING Rob Carnell, a Reuters

La Fed ha sostenido que los precios caerán una vez que los cuellos de botella de la oferta comiencen a disminuir y la semana pasada instó a tener paciencia, reiterando que se "espera que la inflación alta sea transitoria. "La determinación de la Fed se enfrenta a un momento de prueba", escribió Rodrigo Catril, estratega de divisas del National Australia Bank en Sydney, en una nota a un cliente. El mercado monetario ahora fija un primer aumento de la tasa de interés de la Fed en julio.

Las tensiones inflacionistas han puesto freno a la caída que venían registrando los rendimientos de los bonos desde la reunión de la Fed y el Banco de Inglaterra. La rentabilidad de la deuda española a 10 años se sitúa en el 0,47% mientras el alemán al mismo plazo repunta al -0,231%. Las expectativas de que Jerome Powell se vea abocado a subir los tipos antes de tiempo se dejan sentir también en el mercado de divisas. El euro pierde fuerza frente al dólar y cae a los 1,146 billetes verdes, mínimos de julio de 2020.

El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se sitúa en un precio de 82,32 dólares, con un descenso del 0,39%, mientras que el Texas se coloca en los 80,84 dólares, tras ceder un 0,61%. Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1455 'billetes verdes'.

Normas
Entra en El País para participar