Face ID de Apple.
Face ID de Apple.

Si no arreglas la pantalla de tu iPhone 13 en Apple, no podrás usar FaceID de nuevo

Los de Cupertino fuerzan a los usuarios a utilizar solo el servicio oficial.

Apple es conocida por la poca gracia que le hace que tiendas de reparación que no cuentan con la categoría de oficiales pongan sus manos en sus dispositivos. Ya en el pasado intentó que los usuarios desistieran de hacer algo así a la hora de cambiar las baterías, bloqueando en iOS la posibilidad de obtener datos sobre la salud de la pila y cosas parecidas.

Nuevos iPhone 13 de Apple.
Nuevos iPhone 13 de Apple.

Ahora, el sistema utilizado es menos radical, porque no se debe tanto a una limitación impuesta por software como en el caso anterior, y sí más al hecho de que el propio hardware hace imposible que un servicio técnico no oficial sea capaz de arreglar un problema con la pantalla de cualquier iPhone 13. ¿Sabéis exactamente qué es lo que ha ocurrido?

 Di adiós a Face ID

Todo comienza con el cambio en el hardware que Apple ha realizado en sus iPhone 13. Ese notch no solo ha estrechado su tamaño sino que algunos componentes han cambiado para mantener la funcionalidad. Y uno de ellos tiene forma de pequeño chip (dicen que con el tamaño de un grano de arroz) que está incrustado dentro del propio cable que conecta la pantalla a la placa base.

Así que lo normal es que, si vas a un servicio técnico no oficial, cuando te cambien la pantalla no puedan hacer nada por reinstalar ese chip y, por lo tanto, perderás la funcionalidad de Face ID. Así lo muestran los compañeros de iFixit que, una vez completado el cambio del componente, reciben el mensaje de que el sistema de verificación biométrica no está disponible, por lo que no pueden utilizarlo.

Obviamente, se trata de un problema grave que va a obligar a todos los usuarios a pasar por el embudo de ir a un servicio técnico oficial sí o sí, en el caso de que tengan que cambiar la pantalla, con el gasto extra que eso supone. Estamos hablando de que, ahora mismo, sustituir este componente con Apple viene a costar 29 euros si tienes Apple Care+ adquirido. Si no, las cifras se disparan: 361,10 en el caso de los iPhone 13 Pro Max, 311,10 en el de los iPhone 13 Pro y iPhone 13, y 251,10 si se trata de un iPhone 13 mini.

Con todo lo anterior, y a diferencia de los modelos de años precedentes, seguramente pagar una cobertura extra tenga sentido, máxime si tienes a tus espaldas un largo historial de reparaciones de pantallas rotas por caídas, golpes o incidentes parecidos. Aunque como siempre, el método más barato sigue siendo el de rezar para que no ocurra nada.

Normas
Entra en El País para participar