Solo el 8% de los contratos temporales pasaron a ser indefinidos de abril a junio

La posibilidad de cambiar de un contrato laboral a otro incrementó 2,6 puntos porcentuales respecto al segundo trimestre de 2020, según un análisis de Asempleo

Un hostelero prepara un café.
Un hostelero prepara un café. GETTY

Solo un 8% de los contratos temporales pasaron a ser indefinidos durante el segundo trimestre de 2021, según un informe publicado este lunes por la patronal de las empresas de trabajo temporal y agencias privadas de colocación (Asempleo). Esto supone un aumento de 2,6 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2020, cuando el país se encontraba en el momento más duro de la pandemia. La conversión de contratos de temporales a indefinidos encadena cinco trimestres consecutivos al alza, lo que según la organización, "subraya las perspectivas de progreso de los trabajadores una vez que han accedido al mercado de trabajo".

Los jóvenes y los mayores de 55 años son los colectivos que menos oportunidades tienen para conseguir un contrato indefinido una vez que han firmado uno temporal: entre abril y junio solo el 12,5% de los menores de 24 años y el 8% de los adultos lo obtuvo. Por sectores, los trabajadores del comercio y la hosteleria fueron los que más incrementaron el volúmen de contratos indefinidos (31,8%). Después fue educación y sanidad, con el 22,2%.

Entre abril y junio la ocupación creció un 2,42% respecto al trimestre anterior, con un incremento de 464.900 ocupados para situar a España en un total de 19.671.700 personas empleadas. Sin embargo, este aumento deriva de una alta temporalidad y precarización de las condiciones laborales pues, según se observa en la EPA, de los más de 450.000 trabajos creados en el segundo trimestre del año, 305.000 fueron contratos temporales, lo que supone un aumento en este tipo de contrato del 7,96% respecto al primer trimestre del año. Los indefinidos, por su parte, solo crecieron un 0,8%, con 98.100 contratos. El número de trabajadores por cuenta propia también subió en 71.800 ese trimestre.

Hasta junio, la economía española había creado en los últimos doce meses 314.100 contratos indefinidos y 666.500 empleos temporales, lo que supone una subida de la temporalidad del 19,2% en comparación al año anterior. Se trata además de un incremento siete veces superior al de los indefinidos en el mismo periodo, que fue de 2,6%.

Las jornadas parciales también aumentaron en este trimestre un 5,17% respecto al trimestre anterior, con 139.300 empleos más bajo esta modalidad de contratación; un 14% si se compara con junio de 2020. En contraste, los contratos a tiempo completo crecieron solo un 1,97% (325.600 puestos de trabajo más) si se compara con el primer trimestre de este año; y un 4,4% respecto al ejercicio anterior, con 715.200 empleos más.

Los jovenes han sido el sector más afectado por la precarización del trabajo. En el segundo trimestre 20.500 encontraron un primer empleo, sin embargo, el 85% de ellos se incorporó al mercado laboral con un contrato temporal, mientras que solo un 10% lo hizo con uno indefinido. Además, el 40% de los jóvenes que se empleó por primera vez lo hizo emprendiendo, según un informe previo de Asempleo. En total, el 39% de los jóvenes sin experiencia previa que encontraron un trabajo en este periodo fueron a la hostelería o al comercio, cinco puntos menos que en 2019. El 14% de ellos se empleaó en “otros servicios” y un 13% en la administración pública, sanidad o educación.

Normas
Entra en El País para participar