España consigue recuperar empleo a costa de un aumento de la precariedad

Los contratos temporales crecen siete veces más que los fijos y la jornada parcial avanza el triple que la plena

El país recupera el 90% de los puestos que destruyó la crisis

España consigue recuperar empleo a costa de un aumento de la precariedad pulsa en la foto

La recuperación de la actividad económica y del empleo se está consiguiendo a costa de una mayor temporalidad y precarización de las condiciones de trabajo, según se observa en la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada este jueves por el INE. Aunque España ha recuperado ya el 90% del empleo destruido en la crisis, de los 464.900 trabajos creados en el segundo trimestre del año, 305.000 fueron contratos temporales, lo que supone un aumento del 7,96% respecto al primer trimestre del año. Los indefinidos, por su parte, solo crecieron un 0,8%, con 98.100 contratos.

La diferencia de porcentajes es mucho mayor si en vez de trimestralmente se hace una comparación anual. Así, en los últimos doce meses, la economía española creó 314.100 contratos indefinidos (un 2,6% más) y 666.500 empleos temporales, lo que supone una subida de la temporalidad del 19,2%, un incremento porcentual más de siete veces superior al de los indefinidos.

En total, entre abril y junio la ocupación aumentó en 464.900 ocupados respecto al trimestre anterior (un 2,42%), y se situó en 19.671.700 personas. En los últimos doce meses, se generaron 1.064.400 puestos de trabajo, lo que supone un incremento del 5,7%. Sin el efecto estacional, la ocupación creció un 0,82%. A pesar de este aumento, el empleo sigue por debajo del nivel registrado en el segundo trimestre de 2019, con 133.300 ocupados menos.

Otro síntoma de la precarización creciente del mercado de trabajo aparte de la temporalidad, es el notable incremento de la jornada parcial, con un aumento del 5,17% de los contratos parciales respecto al trimestre anterior (139.300 empleos más) y de un 14% si se compara con junio de 2020 (una subida de 349.300 trabajos). Por su parte, los contratos a tiempo completo crecieron solo un 1,97% (325.600 puestos de trabajo más) si se compara con el periodo de enero a marzo de este año; y un 4,4% respecto al ejercicio anterior, con 715.200 empleos más.

Por sectores, el gran motor de la creación de puestos de trabajo en el segundo trimestre de 2021 han sido los servicios, que han acaparado casi ocho de cada diez nuevos empleos, con un total de 365.700 contratos. Esto se debe a la llegada de la campaña de verano y a la relajación de las restricciones sanitarias impuestas por las autoridades para controlar la pandemia. Lejos, en segundo lugar, se situó la construcción, con 63.100 puestos de trabajo creados; seguido de la industria con 23.000 y la agricultura con 13.100.

A su vez, se ha producido un cambio de tendencia, ya que, en el segundo trimestre, la creación de empleo aumentó más en el sector privado (un 2,7%) que en el público (subió un 1,2%). Aún así, si se toma la fotografía de los últimos doce meses, el incremento del empleo fue más notable en el sector público (un 6,6%), que en el privado (donde aumentó un 5,5%), lo que se explica por las contrataciones extraordinarias llevadas a cabo por el Estado en sectores como la sanidad y la educación para hacer frente a la pandemia.

Por comunidades autónomas, Baleares es en la que más crece la ocupación en comparación con el primer trimestre del año, con un 12% más; seguida de Extremadura, con un incremento del 7,6%. En todas las autonomías sube la ocupación, pero la que ha experimentado el menor crecimiento ha sido la que antes lo lideraba, Madrid, con apenas un 0,5%. Por grupos de edad, la franja de 20 a 24 años es en la que más sube la ocupación en el periodo entre enero y marzo, con 79.600 contratos nuevos, un 10,6% más.

A su vez, el desempleo se rebajó en 110.100 personas en primavera. La tasa de paro cae en 0,72 puntos, hasta situarse en el 15,26%, con un total de 3.543.800 parados. En relación a este dato, resulta llamativo el ligero aumento interanual del 0,2% en la tasa de paro de las personas de referencia de los hogares, es decir, en aquellas que tienen el principal ingreso de la familia; si bien es cierto que, en comparación con el trimestre de enero a marzo, el paro en este grupo descendió 0,5 puntos, hasta situarse en el 12,37%.

Por otra parte, entre abril y junio de este año, ha bajado el número de hogares con todos sus miembros en paro en 68.400, lo que supone una caída trimestral del 5,58%, hasta los 1.157.900 hogares. Sin embargo, si se hace la comparación interanual, a día de hoy hay un 0,79% más de casas con todas sus personas paradas, que las que había hace doce meses.

Normas
Entra en El País para participar