Infraestructuras

Aena abre su plan inversor para recolocar los 120 millones que iban a la ampliación de El Prat

El operador prevé que la cancelación del proyecto catalán apenas tenga impacto en las tarifas del próximo quinquenio regulado

Vista del aeropuerto de El Prat tras la reserva protegida de La Ricarda.
Vista del aeropuerto de El Prat tras la reserva protegida de La Ricarda.

La dirección de Aena ha puesto en revisión el plan de inversiones que acompaña al segundo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA 2), que debe ser aprobado en Consejo de Ministros antes del 30 de septiembre. La suspensión del proyecto de ampliación de Barcelona-El Prat, valorado en 1.700 millones, libera de momento una partida de 120 millones prevista para iniciar los trabajos en 2025. Una cifra que podría ser recolocada en otros proyectos cuyo arranque también está contemplado en el próximo quinquenio.

Aena partía de una previsión de inversión de 5.000 millones en los cinco años, de 2022 a 2026, que abarca el DORA 2, pero es estallido de la pandemia y la consiguiente crisis en el sector aéreo hizo que el gestor aeroportuario rebajara a la mitad su presupuesto inversor. Al fin y al cabo, las inversiones en el desarrollo del negocio regulado de los aeropuertos corre a cargo de las aerolíneas y sus clientes a través del pago de las tarifas. Es en este contexto de recorte en el que se decidió poner tope a numerosas iniciativas que ahora podrían beneficiarse con mayores fondos tras la cancelación del desarrollo de El Prat.

Se mantienen en el próximo DORA, eso sí, partidas de inversión relacionadas con el aeropuerto catalán por 250 millones de euros, ajenas a la ampliación, a las que se suman inversiones de Aena por otros 75 millones en iniciativas no reguladas.

La decisión anunciada ayer por la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, de suspender la extensión de la pista que da al mar en 500 metros, y la construcción de una terminal satélite, no debería tener un impacto sensible en la senda tarifaria que acompañará al DORA. Los citados 120 millones de inversión, sobre los que se aplicaría previsiblemente un WACC del 6% al 8%, según la versión final del documento, arrojaría un impacto de unos ocho millones a repartir en los cinco años del periodo regulado. Fuentes de Aena corroboran este cálculo y afirman que el efecto, de existir, sería de centésimas en las tarifas.

El DORA 2 mantiene los proyectos previstos para los aeropuertos de Girona y Reus, donde el Ministerio de Transportes tiene proyectadas estaciones de alta velocidad, y contempla el inicio de la ampliación de Madrid-Barajas, entre otras muchas iniciativas.

Normas
Entra en El País para participar