El comité de Alu Ibérica pide al Gobierno y a la Xunta que "tomen el mando" de la empresa

El administrador judicial comunicó este viernes a los trabajadores el cese temporal de toda la actividad en la fábrica

Alu Ibérica
El presidente del comité de empresa de Alu Ibérica, Juan Carlos López Corbacho. Efe

El presidente del comité de empresa de Alu Ibérica A Coruña, Juan Carlos López Corbacho, ha exigido este sábado a los Gobiernos central y autonómico que "tomen el mando" junto con el administrador judicial para "sacar a la planta de esta inactividad".

El administrador judicial de Alu Ibérica, Ramón Juega, comunicó este viernes a los trabajadores el cese temporal de toda la actividad en la empresa, concediendo licencias retribuidas a la plantilla.

Las causas tienen que ver con la suspensión del servicio médico por impagos a la empresa que lo prestaba, así como la falta de personal de limpieza después de que la subcontrata Logiplus, perteneciente al Grupo Riesgo, iniciase un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Por ello, los representantes de los empleados han ofrecido una rueda de prensa esta mañana ante la fábrica, en la que han asegurado que el ese temporal es "una medida paliativa" que no los pilla "por sorpresa".

"Entendemos que se tome la medida para no exponer a los trabajadores a una situación de inseguridad", ha explicado a Efe Juan Carlos López Corbacho, quien, sin embargo, ha dicho que ya desde el mes de julio "no se producía nada".

En este sentido, ha asegurado que la actividad de la planta desde que la dejó Alcoa (en 2019) "fue mínima o nula". Así, ha reclamado "la toma de decisiones" por parte de las Administraciones para poner "operativa" la factoría "lo antes posible", ya que es "un buen momento" para la producción de aluminio y tienen las instalaciones y el personal necesario.

"La justicia nos da la razón, pero necesitamos que las Administraciones estén con nosotros porque estamos en el fondo", ha sostenido.

Además, ha insistido en que "esta situación" es "solucionable" si intervienen el Ministerio de Industria y la Xunta, que se comprometieron el pasado 29 de julio en un encuentro en A Coruña a crear un grupo de trabajo para buscar soluciones.

El administrador judicial, Ramón Juega Cuesta, tomó posesión de este cargo a principios de agosto, después de haber sido nombrado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de Madrid, de la Audiencia Nacional.

En el auto, con fecha del 27 de julio, al que tuvo acceso Efe, el tribunal acordó la Administración judicial de las sociedades Iberian Green Aluminum Company SL, Alu Holding AC Spain SLU, Alu Holding AVL 2019 Spain SLU, Alu Ibérica LC SL y Alu Ibérica AVL.

La Audiencia explicaba que a finales del mes de abril se consideró "suficiente" decretar una intervención judicial de la empresa al encontrarse indicios de descapitalización.

Sin embargo, añadía, "del contenido de los informes" que se remitieron por los interventores designados se desprende que "la actuación de los actuales administradores, lo que ha venido a representar no es sino un obstáculo real, cierto y serio para la viabilidad, llegando a impedir, de facto, la posibilidad de conocer, incluso, su estado de solvencia económica".

Normas
Entra en El País para participar