Entregas

Uber Eats subcontratará sus flotas a terceros para cumplir con la 'ley rider'

La compañía advierte por mensaje a los repartidores que trabajan con su plataforma que no podrán seguir haciéndolo a partir del jueves si siguen siendo autónomos

Uber Eats subcontratará sus flotas a terceros para cumplir con la 'ley rider'

Uber Eats ha informado este lunes a los riders que operan con su plataforma que no podrán seguir recibiendo pedidos para la compañía si son autónomos debido a la ley rider. En el mensaje enviado, la empresa ha confirmado lo que ya era un secreto a voces, que va a subcontratar flotas de repartidores a terceras empresas.

En el mensaje, al que ha tenido acceso CincoDías, la plataforma de delivery señala que están comprometidos con seguir siendo un socio a largo  plazo en el sector en España y "estamos trabajando a contrarreloj para adaptarnos a la normativa. “Si ya estás trabajando con algunos de nuestros socios en delivery, nada cambiará y puedes seguir operando como hasta la fecha”, indica el texto.

"En caso de estar operando como repartidor autónomo, te informamos de que a partir del 12 de agosto [fecha de entrada en vigor de la nueva ley] no podrás seguir proporcionando servicios de reparto a través de nuestra plataforma".

Lo que no aclara el mensaje enviado a los riders es el modelo operativo exacto que implantará la compañía ni a qué empresas van a subcontratar las flotas. Desde Uber Eats aseguran que no darán más detalles hasta el mismo jueves.

Tanto CC OO como UGT han dicho en los últimos días que observarán qué modelo operativo implanta para vigilar que no incurran en la "cesión ilegal de trabajadores". Según Rubén Ranz, de UGT, su sindicato ya denunció a Uber Eats, Amazon y Glovo el pasado abril por este modelo a la Inspección de Trabajo.

En el modelo por el que va a apostar Uber Eats son las empresas subcontratadas las que se ocupan de la contratación de los repartidores. Pero, pese a ser legal esta subcontratación, ya utilizada por compañías como Just Eat, pueden surgir ilegalidades, como apuntaba a CincoDías hace unos meses Adrián Todolí, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Valencia. Este experto advertía que “si las empresas subcontratadas solo ponen la mano de obra, pero son las plataformas digitales quienes siguen organizando y controlando a los riders con su aplicación y algoritmo incurrirían en una cesión ilegal de trabajadores, como ha dicho la Inspección de Trabajo, que ha multado por esta razón a Cabify con 431.000 euros”.

Adrián Pena, CEO y fundador de Deelivers, también indicó a este periódico entonces que esa situación podría darse, pero defendió que en algunas empresas como la suya, especializadas en reparto de última milla, "no usamos el algoritmo de las plataformas. Nos conectamos y utilizamos nuestra propia tecnología".

A la espera de los detalles que pueda ofrecer Uber Eats, en el sector se da por hecho que la compañía ha cerrado ya acuerdos con varias empresas para tener buena cobertura en España, y no se descarta que algunas sean gestores de flotas de licencias de VTC. Fuentes del sector dan por hecho que una será el Grupo Auro New Transport, fundado por José Antonio Parrondo, el que fuera presidente de la Gremial del Taxi de Madrid entre 2007 y 2009.

Tras conocerse la marcha de Deliveroo de España y el nuevo modelo laboral de Glovo, que combinará 2.000 repartidores contratados por la plataforma y entre 7.000 y 10.000 riders autónomos, pero en un "modelo inédito con el que cumpliremos la ley", Uber Eats sí indicó que confían en que "el Gobierno garantice que todos los operadores del sector cumplan con las mismas regulaciones y compitan en igualdad de condiciones".

Este lunes CC OO de Cataluña ha anunciado que ha presentado dos denuncias ante la Inspección de Trabajo contra Glovo por presuntamente incumplir los derechos laborales de sus trabajadores y "desafiar la Ley Rider abiertamente sin hacer el intento de adaptarse a la normativa".

 

Normas
Entra en El País para participar