Logística

UGT denuncia a Glovo, Uber Eats y Amazon por subcontratar repartos para usar el convenio más barato

Asegura que tras negociarse la 'ley rider' están externalizando la actividad a empresas "pantalla" que aplican el convenio de mensajería y no el de transporte de mercancías por carretera y que están incurriendo en cesión ilegal de trabajadores

Repartidores de Glovo y Uber en Madrid, en 2019.
Repartidores de Glovo y Uber en Madrid, en 2019.

UGT ha presentado hoy tres denuncias ante la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social contra Amazon, Glovo y Uber Eats por externalizar a sus repartidores a través de empresas "pantalla" para aplicar "convenios más baratos".

El sindicato explica que las plataformas han optado por esta vía después de que el Gobierno consensuara con la patronal y los representantes de los trabajadores la llamada ley rider, que pretende obligar a estas compañías y otras como Deliveroo y Stuart, a contratar como asalariados a estos profesionales y prohibir que sigan siendo autónomos.

"Desde la finalización de la negociación de la 'ley rider', el 10 de marzo, las plataformas iniciaron un plan para convertir a algunos de sus trabajadores en repartidores. Una decisión que podría parecer positiva si no fuera porque lo han convertido en un nuevo fraude", que consiste en el recurso de a la externalización de la actividad a empresas que aplican el convenio "más barato" de España, el de mensajería, critica UGT en un comunicado.

El sindicato cuestiona que las citadas plataformas digitales subcontraten a través de terceras empresas a los repartidores y utilicen el convenio laboral de mensajería, ya que su actividad "no es la entrega de sobres o de comunicaciones". UGT destaca, además, que el convenio de mensajería tiene una eficacia "limitada, pues fue firmado por el sindicado USO sin tener mayoría en la parte social. "Por tanto, solo se puede aplicar a los afiliados de este sindicato o a aquellas personas que se adhieran a ese convenio".

En su denuncia, adelantada por El País, acusa a las tres empresas de optar por una "subcontratación abusiva con el convenio más barato para seguir teniendo un margen empresarial que les permita la competencia desleal con las empresas que cumplen los convenios colectivos". "La estrategia de las plataformas es sustituir un fraude con otro fraude", lamenta UGT, que ha exigido al Gobierno que publique "de forma urgente" la "ley rider" pactada en marzo para que la Administración pueda "vigilar de cerca la forma en que estas empresas realizan la transformación contractual".

Los responsables de UGT consideran que el nuevo fraude afecta directamente a los repartidores y a sus cotizaciones a la Seguridad Social al no aplicarles el salario correcto, que no es otro que el fijado "en los convenios provinciales de transporte de mercancías por carretera. "Algo que, en el de caso de Glovo, quedó confirmado por sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Madrid", añade el sindicato.

UGT remarca además que los repartidores siguen utilizando la misma aplicación con la que trabajaban antes y que la organización del trabajo se sigue realizando desde la empresa principal, de forma que esta convierte a la subcontrata "en una empresa pantalla que le permite burlar la legislación laboral". Es decir, denuncia a Glovo, Amazon y Uber Eats por unan posible cesión ilegal de trabajadores.

Según las denuncias, cada empresa denunciada está experimentando con diferentes empresas de reparto. "Por ejemplo, Uber Eats está acudiendo a las compañías que utilizan para su aplicación de transporte Uber conductores. Es decir, las mismas que tienen las licencias VTC ahora, también se dedican a contratar a repartidores para Uber Eats", remarca UGT, que asegura que el objeto de las denuncias es luchar contra esta "subcontratación abusiva con el convenio más barato".

Tras conocerse la noticia, Glovo no ha querido hacer declaraciones sobre la denuncia, mientras desde Uber Eats han asegurado que siguen apostando por España y que, aunque siguen trabajando con autónomos, desde hace unas semanas están “explorando diferentes alternativas para adaptar nuestro negocio de comida a domicilio a la nueva regulación que entrará en vigor en los próximos meses”.

Por su parte, Amazon ha indicado que están “comprometidos” con la creación de oportunidades en las comunidades en las que opera. “Para ello, y como parte de nuestro modelo logístico en la última milla, venimos colaborando desde hace años con una extensa red de reparto, incluyendo pymes y transportistas autónomos”.

Fuentes del sector explican a CincoDías que algunas de las plataformas de comida a domicilio están llevando a cabo pilotos con flotas de reparto para buscar vías que les permitan adaptarse a la nueva normativa. "Sería el mismo modelo utilizado por Just Eat y por otras muchas empresas de mensajería y de reparto desde hace muchos años", señalan.

Normas
Entra en El País para participar