Redes sociales

Bytedance, dueña de TikTok, planea salir a Bolsa en Hong Kong a principios de 2022

La compañía, sometida a más regulación por parte de Pekín, está presentando la documentación pertinente ante las autoridades chinas, según Financial Times

Logo de TikTok en Los Ángeles, EE UU.
Logo de TikTok en Los Ángeles, EE UU.

ByteDance, el propietario chino de la plataforma de videos cortos TikTok, revive su plan de cotizar en bolsa en Hong Kong en el cuarto trimestre de este año o a principios de 2022, después de abordar las crecientes regulaciones del Gobierno chino, según informa hoy el Financial Times. 

"Esperamos el folleto final de ByteDance para septiembre. Actualmente, están presentando toda la documentación pertinente ante las autoridades chinas y están pasando por el proceso de revisión", añade el periódico, que cita a una fuente conocedora del asunto.

Un portavoz de ByteDance ha asegurado este domingo a Reuters que la información del FT no es exacta, pero se negó a proporcionar más detalles. El gigante tecnológico chino, con sede en Pekín, dijo en abril que no tenía planes inminentes para una oferta pública inicial (OPI). Los reguladores chinos han intensificado su escrutinio del sector tecnológico durante los últimos meses, pero según detalla el citado periódico ByteDance ha estado trabajando para abordar todas las preocupaciones de las autoridades chinas sobre la privacidad de los datos.

La multinacional, que parece haber pospuesto, de momento, su debut bursátil fuera de China, deberá someterse a una revisión de seguridad de datos antes de que se apruebe su salida a bolsa en el extranjero, pues según decretaron las autoridades chinas esta acción será necesaria para cualquier tecnológica con más de un millón de usuarios. Con esta medida, Pekín trata de controlar que los reguladores extranjeros no obtengan información confidencial de los usuarios chinos.

ByteDance estuvo a punto de formalizar la venta del negoio de TikTok fuera de China durante el Gobierno de Donald Trump, después de que este prohibiera el uso de la exitosa red social en EE UU por problemas de seguridad. Tras la salida de Trump de la Casa Blanca, la operación se canceló.

Normas
Entra en El País para participar