Operaciones corporativas

Las ampliaciones alcanzan los 15.000 millones y ponen rumbo a niveles de 2016

Con la de Dia, superan las cifras registradas el año pasado. La de Cellnex, por 7.000 millones, es la de mayor cuantía

Las ampliaciones alcanzan los 15.000 millones y ponen rumbo a niveles de 2016 pulsa en la foto

Las ampliaciones de capital de las cotizadas españolas se encaminan a niveles no vistos desde 2016. En los seis primeros meses del año el importe agregado captado por las cotizadas españolas asciende a 15.190 millones de euros, ligeramente por debajo de los 15.791 alcanzado en todo 2020, según los datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME). De mantener esta tendencia a cierre de año se situarían justo por debajo de los 23.000 millones que se registraron hace cinco años, ejercicio en el que Popular –firma liquidada y absorbida después por Banco Santander– amplió capital por 2.500 millones de euros, ArcelorMittal captó 2.780 millones y FCC, 710.

"El contexto es muy benigno para levantar capital. Con las valoraciones de muchos sectores en máximos y los tipos de interés en mínimos, el coste de capital, tanto en deuda como en equity, está en mínimos históricos", asegura Emilio Ortiz, director de inversiones de Mutuactivos.

Si el año pasado las empresas se vieron obligadas a hacer provisiones para fortalecer sus balances ante el impacto de la pandemia, suspendieron temporalmente el pago de dividendos y ejecutaron ampliaciones para captar liquidez, en 2021 la situación es bien distinta.

Ortiz destaca que "el año pasado vimos una serie de ampliaciones de capital que estaban orientadas al refuerzo de balances en un momento de gran estrés en la economía. Seguramente este año no se van a volver a producir, porque no hace falta. Ahora, en un contexto en el que la economía se ha recuperado parcialmente, y en el que Estados Unidos ya está en un nivel preCovid, las empresas no necesitarán tanto capital para reforzar balances".

La ampliación de capital protagonista del primer semestre fue la realizada por Cellnex el pasado abril por importe de 7.000 millones de euros. La operación estuvo destinada a financiar la compra de Hivory (Francia), el acuerdo con DT (Países Bajos) y la adquisición de Polkomtel Infrastruktura (Polonia). Una operación que logró además atraer a un gran número de inversores: la demanda fue 45 veces superior al importe ofrecido y ello a pesar de que era la cuarta ampliación que ejecutaba la empresa desde 2019.

Junto a ella destacó en el primer semestre la ampliación de 2.079,2 millones de títulos que realizó CaixaBank para integrar a los accionistas de Bankia, valorada en 5.300 millones de euros. Operación que, a diferencia de la de Cellnex, no implicó acudir al mercado para solicitar capital.

Entre las primeras ampliaciones de capital del año estuvo la protagonizada por Grenergy. La empresa de energías renovables captó 105 millones para acelerar su crecimiento y financiar el desarrollo y construcción de los proyectos en cartera. La compañía optó por una colocación acelerada de 3.620.690 nuevas acciones representativas del 12,96% del capital social.

OHLA, la nueva OHL, ha ejecutado por su parte dos ampliaciones de capital en el marco de la reciente refinanciación para reducir deuda en 105 millones. La primera de ellas ha supuesto la ampliación de 35 millones. Y la segunda, por importe de 36,4 millones, fue dirigida a los hermanos Amodio y al fondo Tyrus.

Según datos de la CNMV, en el primer semestre del año se han ejecutado en el mercado español nueve ampliaciones de capital liberadas –que no implicaron un desembolso para el accionista y que fueron a cargo de los fondos propios de las empresas–, frente a las 12 realizadas en todo el ejercicio 2020. Además, hubo siete sin negociación de los derechos de suscripción preferente, frente a las nueve registradas en todo el año anterior, y dos con derecho de suscripción preferente.

A estas ampliaciones habrá además que sumar la macroampliación de hasta 1.028 millones de euros de Dia, que servirá para que Letterone capitalice créditos por 769 millones y que incluye la opción de que el resto de los accionistas, con un 25,2%, inyecte otros 259 millones en efectivo. Una operación que será efectiva el próximo 12 de agosto.

También queda pendiente los dos incrementos, por importe conjunto de 350 millones, que ejecutará Colonial para hacerse con el 100% de la francesa SFL.

A pesar del buen momento del mercado, el experto de Mutuactivos reconoce que "estamos viendo más emisiones de deuda que de equity, por su menor coste relativo. En renta variable vemos que buena parte de las ampliaciones se van a canalizar a través de SPAC. Se trata de unos vehículos que están levantando mucho capital y que ahora se irá destinando a invertir en empresas. Creo que a partir de ahora veremos menos ampliaciones de capital y más SPAC y salidas a Bolsa".

Larga vida al ‘scrip dividend’

Retribución al accionista. Son muchas las empresas que siguen optando por el dividendo elección como fórmula para retribuir al accionista. Una estrategia que lejos de desaparecer ha recobrado fuerza entre las cotizadas para mantener la retribución al inversor en la pandemia. Empresas como Telefónica, Ferrovial, Reig Jofre, Sacyr, ACS, Cellnex, Euskaltel o Almirall han realizado en lo que va de año ampliaciones de capital liberadas con derecho de suscripción preferente a favor de sus accionistas.

Sin salida de caja. Con esta fórmula las cotizadas logran un doble objetivo: premiar la fidelidad del accionista y evitar la salida del dinero de caja.

Normas
Entra en El País para participar