Cómo atraer turistas británicos de calidad gracias al Brexit

Los residentes en Reino Unido pueden comprar sin IVA cuando viajan a países de la Unión Europea tras su salida

Cómo atraer turistas británicos de calidad gracias al Brexit pulsa en la foto

España es el destino preferido para los turistas británicos. En 2019, antes de la pandemia, recibió 18 millones de viajeros procedentes de Reino Unido, situándose en el número uno del pódium como la opción principal de los británicos, seguida de Francia, con diez millones, e Italia, con cinco. La mayoría viajan a las islas, Andalucía, la Comunidad Valenciana o Cataluña, siempre en busca del sol y la playa. Pero desde que el 1 de enero el Brexit se hizo efectivo, existe un nuevo motivo para que los británicos elijan España por algo más que su costa: el derecho a comprar sin IVA.

Los británicos realizan más de 70 millones de viajes a la Unión Europea al año y gastan más de 40.000 millones de euros, según los datos de la Oficina de Estadística Británica recogidos en el informe El Brexit y España como destino de compras, presentado este jueves por el operador de tax free Global Blue. El director general de la compañía en España, Luis Llorca, considera esa eliminación del IVA una palanca para incrementar el gasto turístico. “Tumbarse al sol en la toalla no nos genera ingresos, tenemos que empujar a este turista británico a que haga algo más y a que ese algo más sea algo que genere ingresos para el país, como comprar en las tiendas”, explica.

De hecho, España no es solo el primer destino al que viajaría un británico, sino que, además, esa preferencia sigue creciendo año tras año, situándose 11 puntos por encima que en 2019. Lo contrario ocurre con el segundo más visitado, Francia, el único país europeo donde la preferencia decrece. Esta tendencia al alza, según Llorca, continuará durante todo el verano, y más teniendo en cuenta que, desde el lunes, los turistas británicos que lleguen a España a pasar sus vacaciones y estén vacunados no deberán guardar cuarentena a la vuelta.

La devolución del IVA de las compras extracomunitarias nació como una herramienta que utilizan los países para promocionar las compras dentro de sus fronteras. Es decir, para que los viajeros que tienen la posibilidad de aplazar su decisión de compra no lo hagan o incluso compren más. Sin embargo, el informe concluye que esta ventaja todavía es desconocida para la mayoría de los ciudadanos de Reino Unido. El 57% de los encuestados aseguró no saber absolutamente nada sobre su derecho a la devolución del IVA. Por eso, Llorca insiste en que “es muy importante comunicar intensamente la ventaja que supone para ellos”. Además, recuerda que Canarias es la única comunidad española donde los turistas extranjeros no gozan de esta ventaja, ya que cuentan con un régimen fiscal autónomo en el que no está incluida.

Sin tener en cuenta la medida, el importe medio en compras de los británicos que viajan a España es de 1.745 euros, y la mayoría (el 66%) lo gasta en joyería y relojería. Estos artículos tienen un valor hereditario elevado y un enorme impacto en las ventas. De ahí que una rebaja como la de la devolución del IVA pueda marcar la diferencia a la hora de decidir dónde realizar la compra. De hecho, preguntados acerca de si estarían dispuestos a gastar más al tener esa ventaja fiscal, el 60% de los viajeros afirma que sí, pudiendo gastar hasta un 50% más, sobre todo en ropa y complementos.

Turistas de calidad

Pero ese turista británico que gasta dinero en los comercios más allá de buscar el sol y la playa es precisamente el que le falta todavía a España. El perfil del turista británico que recibe gasta 990 euros por viaje en una estancia media de 7,3 días. Sin embargo, los turistas de calidad (para Global Blue los que cuentan con más de 1.200 euros de presupuesto para compras en sus viajes) también son los que más ganas tienen de viajar. Mientras que el 27% de los encuestados en términos generales asegura que piensa viajar este año, el porcentaje aumenta hasta el 37% cuando se trata de los que más dinero gastan. “Cuanto mayor es el poder adquisitivo del turista, mayor es su propensión al viaje y más pronto quiere viajar”, admite el director general.

La otra cara de la moneda es que, desde la salida de Reino Unido de la Unión Europea, los turistas extranjeros que viajan a territorio británico han dejado de percibir el tax free, ya que dicha legislación ha sido derogada. “El viajero va a tener la oportunidad de percibir que cuando compra en el Reino Unido no le devuelven el IVA, pero que si aplaza la compra y la hace en París, Barcelona, Madrid o Milán, sí que se lo van a devolver”, explica Llorca.

Aun así, España está lejos de ser uno de los países que más va a absorber a esos turistas americanos, rusos o árabes interesados en comprar más por menos dinero. Entre los destinos que compiten por ganar esa cuota de mercado que antes tenía Reino Unido, el 41% de los participantes en el estudio elige Francia, el 29% Italia, el 12% Inglaterra y solo el 9% se decide por España. En este sentido, Llorca advierte: “Somos líderes mundiales en posicionamiento de turismo, pero no tan líderes como podríamos ser en turismo de compras. España tiene que ponerse las pilas porque aún tiene un largo camino que recorrer”.

Normas
Entra en El País para participar