Garamendi duda de que la UE “permita una reforma laboral como quiere el Gobierno”

Para el presidente de los empresarios "temporalidad y precariedad no es lo mismo, pues hay contratos temporales muy bien pagados"

Antonio Garamendi.
Antonio Garamendi.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha mostrado sus dudas de que "la UE vaya a permitir una reforma laboral como la que quiere el Gobierno". Asimismo, ha defendido que es el momento de que los partidos políticos "se mojen en el Parlamento y hagan una propuesta a toda la sociedad" respecto a la reforma de las pensiones.

En una entrevista concedida a El Correo, Garamendi advierte además que "temporalidad y precariedad no son lo mismo", ya que "un trabajo puede ser temporal porque no existe otra fórmula, pero estar bien pagado". Tras afirmar que la preocupación con la reforma laboral es "total" en la Patronal, considera que se corre "el peligro de constreñir más el mercado de trabajo". En este sentido, sostiene que temporalidad y precariedad no son lo mismo, ya que "un trabajo puede ser temporal porque no existe otra fórmula, pero estar bien pagado".

"En España hay 300.000 establecimientos de hostelería y muchos de ellos ligados al turismo. Necesariamente ahí existe temporalidad y es inevitable. Pero un empleo puede ser temporal, tener unas condiciones dignas y no ser precario", detalla. Asimismo, dice que tres de cada cuatro contratos en el sector privado son indefinidos, mientras que en el sector público sólo el 66% son indefinidos.

"¿De verdad que el problema lo generan los empresarios? Y el foco creo que hay que ponerlo en la formación, en dotar a los trabajadores de habilidades para poder mantenerse en el mercado de trabajo cuando no están, por ejemplo, en la hostelería", defiende.

Las leyes no crean empleo

Garamendi, que recuerda que las leyes "no crean empleo", sino que lo crean "los empresarios", dice que "hay anuncios más dañinos que algunas leyes", que provocan que los empresarios "paralicen la contratación, a la espera de conocer cómo es el terreno de juego".

Ante la posibilidad de que se apruebe la reforma del Estatuto de los Trabajadores antes de que acabe el año, Garamendi manifiesta que es un compromiso asumido con la Unión Europea y el Gobierno tiene que cumplir. "Otra cosa es que lo que quieran hacer es lo que la UE espera. Dudo que la UE vaya a permitir una reforma laboral como la que quiere el Gobierno", advierte.

Respecto a los cambios habidos en el Gabinete de Sánchez, Garamendi cree que en el Gobierno han cambiado algunas personas, "pero no la estrategia".

"Hay acuerdos adoptados por los partidos que están en el Ejecutivo que lo lógico es que traten de cumplirlos. Pero no nos pueden pedir que estemos de acuerdo con algunas cosas y será el Gobierno el responsable de las consecuencias", expresa. 

Normas
Entra en El País para participar