Los sueldos pactados en convenios suben un punto menos que el IPC

Crecen un 1,56% hasta junio frente al 2,7% del Índice de Precios de Consumo

Dos tercios de los descuelgues hasta junio fueron en el sector servicios

Un camarero trabaja durante su jornada laboral en un restaurante de Madrid.
Un camarero trabaja durante su jornada laboral en un restaurante de Madrid. EFE

Los sueldos de los trabajadores pactados en convenios, tanto sectoriales como de empresas, aumentaron de media en los primeros seis meses del año un 1,56%, según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Esto supone una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores frente al IPC (Índice de Precios de Consumo) de más de 1,1 puntos, ya que este se encuentra en el 2,7%.

Por sectores, la agricultura es la actividad económica donde menos han subido los salarios en la primera mitad del año, apenas un 1,1%. Le siguen servicios, con un aumento del 1,47%, e industria, donde los salarios han crecido un 1,52%. Por su parte, el sector donde más han subido los sueldos ha sido en la construcción, con un 2,46%, aumento cercano a la cifra del IPC.

En estas cuatro actividades, los salarios han aumentado más en los convenios sectoriales que en los de empresa. De media, los sueldos pactados en los acuerdos colectivos internos de las compañías, crecieron un 1,17% hasta junio, frente al 1,58% de los convenios de sector.

En cuanto a las inaplicaciones de convenios o descuelgues, ha habido un total de 307 en lo que va de año; frente a los 330 que hubo en los primeros seis meses el ejercicio pasado o los 662 que ocurrieron en el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia. Los descuelgues se producen cuando una empresa decide no aplicar las condiciones del convenio colectivo, debido a circunstancias excepcionales. En lo que va de año, el mes en el que menos inaplicaciones se han producido fue precisamente junio, con solo cinco descuelgues, frente a los 77 que ocurrieron en el mismo mes de 2020.

De los descuelgues que se han producido en la primera mitad de 2021, más de dos tercios, el 64%, se realizaron en el sector servicios, el más golpeado por la pandemia. En total fueron 197 inaplicaciones de convenio, frente a las 71 de la construcción, las 34 de industria y las cinco que hubo en la agricultura.

La mitad de estos descuelgues se realizaron por cuestiones exclusivamente salariales, afectando así a la remuneración de 4.868 trabajadores. La gran mayoría de las inaplicaciones, más del 94% de ellas, afectaron a convenios sectoriales, mientras que el resto se realizaron en acuerdos colectivos de empresas.

Pulso por la prioridad de los ERTE sobre el despido

La reforma laboral ha abierto un nuevo pulso entre los miembros del diálogo social por la idea de dar primacía a los nuevos ERTE sobre los despidos en caso de ajuste, propuesta que algunas fuentes dan por eliminada y que otras aseguran que continúa. Trabajo, eso sí, ha renunciado a obligar a hacer fijos a los sustitutos pasados 24 meses.

Normas
Entra en El País para participar