El turismo teme perder otro verano tras la presión de Francia y Alemania

Reino Unido libera de la cuarentena a 33 millones de vacunados

Turistas en Calviá (Mallorca)
Turistas en Calviá (Mallorca)

La amenaza de un segundo verano perdido para el turismo extranjero se cierne sobre España. La mitad de los viajeros procede de tres mercados emisores (Reino Unido, Alemania y Francia) que tienen aprobadas restricciones sobre los viajes a España y que amenazan con incrementarlas en el futuro si no se controla con rapidez la transmisión del coronavirus.

El último en establecer limitaciones a los viajes a España ha sido Francia. El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beanue, recomendó ayer no viajar a España y Portugal por la explosión de contagios. “Los que todavía no han reservado eviten Portugal y España en sus destinos. Es un consejo de prudencia, una recomendación en la que insisto”, aseguró en declaraciones a la televisión France 2. De este modo, Francia se unió a Alemania, que deslizó ayer la posibilidad de considerar como zona de riesgo a España en los próximos días, lo que implicaría la obligatoriedad de guardar cuarentena a la vuelta. Hasta ahora solo tenían esa consideración 17 provincias.

La Mesa de Turismo exige la vacunación de la población menor de 25 años

Lista ámbar

El Gobierno de Boris John­son anunció, tal y como sugirió el lunes, la eliminación de las restricciones al resto de destinos españoles el próximo 19 de julio, pese al crecimiento de los contagios y la fácil transmisión de la variante Delta, debido, en gran medida, a la presión de aerolíneas y turoperadores para que haya turismo en verano y salvar parte de un segundo año catastrófico. De este modo, los 33 millones de británicos con doble pauta de vacunación podrán viajar sin restricciones a los destinos de la lista ámbar (Canarias y el resto dela Península Ibérica) a partir de la citada fecha. Un balón de oxígeno para destinos como Canarias o Alicante, en el que hay destinos, como Adeje, Arona o Benidorm, en el que más del 40% de los viajeros son británicos y cuya supervivencia depende en gran medida de la reactivación de los flujos de viajeros internacionales.

Las empresas turísticas salieron ayer en tromba para rechazar las acusaciones de mala situación sanitaria y consideraron que es imprescindible un ejercicio de comunicación del Gobierno para defender que hacer turismo en España no es una actividad de riesgo. Carlos Abella, secretario general de la Mesa de Turismo, aseguró que la situación no es tan dramática como la que están transmitiendo los medios internacionales y que las informaciones se están centrando en detalles anecdóticos que enturbian el control del coronavirus. “El Gobierno debería hacer un esfuerzo de comunicación y de diplomacia para dar a conocer cuál es la realidad. Hay más incidencia, pero sobre todo en el público joven, que no está vacunado, y al mismo tiempo están bajando las hospitalizaciones y las muertes, con hitos tan importantes como que no haya muertes en Madrid”.

Vacunación

En su opinión, “el Ejecutivo debería mandar mensajes tranquilizantes, ya que esos contagios están localizados en botellones y reuniones de jóvenes”, asegura. Abella rechaza la demonización del ocio nocturno y de la hostelería, tal y como ha sucedido en la crisis, y cree que la clave sería intensificar la campaña de vacunación entre los adolescentes.

Exceltur niega que España sea el foco mundial de contagios y los limita a los jóvenes

En esa misma línea, José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, defiende que España no es el foco mundial de los contagios, tal y como ha salido reflejado en los últimos días en los grandes diarios estadounidenses. “La incidencia a 14 días no puede ser la métrica para medir el virus como el año pasado, ya que en la actualidad hay 20 millones de personas con doble pauta de vacuna en España. Apenas hay muertes y la presión hospitalaria ha bajado, con datos tan esperanzadores como que no se ha producido ninguna muerte en una de las regiones más afectadas como Madrid. La situación no tiene nada que ver con el verano pasado, en el que era obligatorio guardar cuarentena a la vuelta para venir de viaje a España, y eso hay que transmitírselo al resto del mundo”. Pese a ello, Zoreda reclama que no se minimice el descontrol de las últimas semanas. “Estamos preocupados por fiestas ilegales, botellones y conductas irresponsables y el impacto que puede tener en las reservas”.

Descensos en las búsquedas de vuelos

Reino Unido. Los datos de la consultora Mabrian apuntan a que las búsquedas de vuelos desde el Reino Unido a España se dispararon el pasado 24 de junio hasta las 710.000 en un solo día, muy por encima de las 560.000 registradas en el mismo día de 2019. La razón para esa subida tuvo que ver con la apertura del Reino Unido a Baleares, anunciada ese mismo día, que pasó de lista ámbar a la verde junto a Madeira y Malta. Hasta el día 19 de julio son los tres únicos destinos a los que pueden viajar los turistas británicos. Las búsquedas bajaron con fuerza a posteriori y el último día analizado (5 de julio) llegaron a 192.000, muy por debajo de las 518.000 del mismo día de 2019.

Alemania. La búsqueda de vuelos desde Alemania no ha sufrido tanta fluctuación. La estadística refleja que crecieron con fuerza desde mediados de junio y alcanzaron máximos el 30 de junio, con 262.380 búsquedas frente a las 314.630 del mismo día de 2019.

Francia. El tráfico aéreo entre Francia y España aún está muy lejos de los niveles prepandemia. El punto más alto se alcanzó el 30 de junio, con 103.426 búsquedas frente a las 194.383 de la misma fecha de 2019.

Normas
Entra en El País para participar