Los accionistas de Amadeus rechazan la remuneración del Consejo de Administración

La votación, con caracter consultivo, no obtiene más del 50% para ser aprobada

Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus
Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus

Revés para la política de remuneraciones en el Consejo de Amadeus. El sexto punto del orden del día de la Junta General de Accionistas de la tecnológica establecía la aprobación del informe anual sobre las remuneraciones de los consejeros para su votación con caracter consultivo. "No ha alcanzado la mayoría suficiente de votos a favor, por lo que el acuerdo no es aprobado", recalcaba la compañía en su información sobre las votaciones. Un serio contratiempo para el Consejo, que solo 12 meses atrás, sacó adelante ese mismo informe con un 78% de los votos emitidos en la junta. El rechazo a las remuneraciones se produce, además en un ejercicio en el que el Consejo de Administración procedió a un fuerte ajuste de salarios fijos y variables, en paralelo al desplome de los ingresos y de la facturación de la compañía, aunque no parece haber sido suficiente a ojos de los accionistas.

En 2019, los emolumentos percibidos por el Consejo de Adminstración sumaron 6,80 millones de euros, de los que 5,28 millones (un 77% del total) correspondió a las remuneraciones fijas y variables percibidas por el consejero delegado Luis Maroto. Doce meses después, los sueldos del consejo bajaron un 25,5% hasta los 5,07 millones, mientras que el salario del CEO cayó un 31% hasta los 3,66 millones. El rechazo de los grandes accionistas de Amadeus, entre los que se encuentran los grandes fondos europeos y americanos, remarca la enmienda a unos ajustes que parecen pequeños si se compara con el desplome del negocio en el mismo ejercicio. En 2020, los ingresos se desplomaron un 61%, el ebitda retrocedió un 89,8%, el beneficio ajustado cayó un 123,9% y se quemó caja por valor de 542 millones.

El sueldo del consejero delegado siempre ha sido cuestionado por algunos accionistas. El pasado ejercicio se situó en el decimosexto puesto dentro de los directivos del Ibex, por encima de Onur Genç (BBVA), Gonzalo Gortázar (Caixabank), José Bogas (Endesa) o Antoni Brufau (Repsol). En 2019 ganó 5,28 millones, de los que 2,98 correspondió al plan de incentivos a largo plazo. Este programa mide dos métricas: el retorno a los accionistas, tomando como referencia la media de 65 compañías, la gran mayoría de ellas cotizadas en el Eurofirst 300 y ligadas a sectores como viajes, turismo o tecnología, y los ingresos netos ajustados de Amadeus en relación al número de acciones ajustado en circulación. Ese año recibió 43.450 acciones a un precio de 68,70 euros por acción, lo que arroja el importe de 2,98 millones de euros. Doce meses después obtuvo 32.140 acciones a un precio de 49,50 hasta llegar a 1,59 millones de euros, un 43,5% del total de sus ingresos.

Normas
Entra en El País para participar