Amadeus lidera la estrategia europea para crear un 'cloud' ligado a movilidad y turismo

La firma española está en el Consejo de Dirección del proyecto GAIA-X. El sistema quiere plantar cara a gigantes como Google o Microsoft

Jean-Francois Cases, director global de Propiedad Intelectual de Amadeus.
Jean-Francois Cases, director global de Propiedad Intelectual de Amadeus.

Europa quiere contar con su propio sistema de almacenamiento de datos en la nube para evitar la dependencia de otros grandes operadores estadounidenses como Google, Microsoft o Amazon y al mismo tiempo poder rentabilizar el negocio del intercambio de datos, que muchos analistas consideran como el negocio más rentable en un futuro a corto plazo. Y para ello ha ideado el proyecto GAIA-X, que se lanzó en junio como una iniciativa franco-alemana, con 11 empresas alemanas y 11 francesas, y que posteriormente ha ido creciendo con la implicación del sector privado en el resto de países.

En la actualidad ya hay más de 100 empresas trabajando en los veinte grupos de trabajo organizados por sectores, en los que están representados seguros, salud, finanzas o movilidad. Dos de ellas son españolas (Gigas y Amadeus) y esta última además lidera el grupo de trabajo sobre espacio de datos europeo de movilidad y tiene un representante en el Consejo de Dirección.

El nuevo petróleo

“El nuevo petroleo son los datos y las empresas no quieren ceder sus datos porque consideran que alguién va a hacerse de oro con ellos”. Jean-Francois Cases, director global de Propiedad Intelectual de Amadeus, cree que ese es precisamente el principal mito que se pretende derribar con GAIA-X y para ello describe que se está creando un sistema de almacenamiento en la nube que elimine los recelos tanto de usuarios y empresas. “Si un cliente toma un avión desde Madrid a Niza y es Lufthansa la que tiene sus datos en la nube y se los pide el aeropuerto de Madrid, los puede compartir, siempre y cuando haya obtenido el consentimiento previo, haciendo que el usuario tenga una mejor experiencia y que su compañía obtenga un beneficio económico”, recalca en entrevista telefónica desde Bruselas, minutos después de hacer una presentación sobre el grupo de trabajo que lidera.

AMADEUS 52,26 -4,70%

Siguiendo con el ejemplo, Cases recalca que Lufthansa podría compartir la información con los gestores del tren, del metro, la industria hotelera o los restaurantes por donde vaya a pasar el cliente cuando llegue a Niza. Para romper ese muro de desconfianza, la Comisión Europea va a arrancar el proyecto (las primeras experiencias están previstas para 2021 y 2022 en una implantación que se podría alargar una década) haciendo aportaciones iniciales a pérdidas que servirán para incentivar económicamente a las empresas a la hora de compartir datos. “Posteriormente no serán necesarias porque las empresas que paguen por los datos comprenderán que ese gasto les servirá para generar mucho más ingresos”.

El mercado de datos en la nube, con solo un 20% de la información disponible compartida, generó un negocio de 301.000 millones de euros en 2018, según las estimaciones de la Comisión Europea. La puesta en marcha de proyectos como GAIA-X, entre otros, podrían casi triplicar esa cifra hasta los 829.000 millones en 2025.

Mayor soberanía

Otro de los objetivos que mueven el proyecto es lograr un sistema de almacenamiento en la nube más adaptado a las particularidades europeas y reducir la dependencia de grandes operadores de otros países. “En EE UU, las regulaciones están más homogeneizadas, mientras que en Europa hay más fragmentación y una mayor sensibilidad hacia la privacidad de los datos. Al mismo tiempo hay una fuerte necesidad de intercambio de datos y un ánimo de soberania frente a competidores de otros países”, recalca Cases. En su opinión, la gente se pregunta qué pasa con sus datos si están en posesión de un operador de EE UU o cómo van a poder reclamar si tienen que denunciar cualquier violación de sus derechos.

La primera prueba la realizó en ‘All Ways Travelling’

Multimodal. Los conocimientos y la experiencia que está aportando Amadeus en el proyecto GAIA-X procede en gran parte de su participación en otros proyectos similares para fomentar el uso de la tecnología para informarse y reserva en sistemas multimodales de transporte.

Consorcio. Amadeus dirigió All Ways Travelling (AWT), un consorcio de la industria seleccionado por la Comisión Europea para desarrollar y entregar una prueba para un sistema digital multimodal de reservas, billetes y pagos en un corredor europeo seleccionado. El proyecto se llevó a cabo en dos fases diferentes de 15 meses cada una (de abril de 2012 a junio de 2014 y de octubre de 2014 a enero de 2016) y en él también participaron firmas como Bene Rail, IATA, Tales, Unife y Zeppelin University.

Normas
Entra en El País para participar