Finanzas

La CNMV impone a Q-Renta una multa de 2,075 millones, la mayor desde 2018

La firma, multada por conflicto de interés en su relación con valores de BME Growth (antiguo MAB)

La CNMV impone a Q-Renta una multa de 2,075 millones, la mayor desde 2018
EFE

La CNMV ha impuesto a la sociedad Q-Renta la mayor sanción decretada por el organismo desde el año 2018, un total de 2,075 millones de euros, según consta en el Boletín Oficial del Estado de hoy. La sanción, consistente en dos multas de carácter muy grave, se ha impuesto en primer lugar por " la inadecuada gestión de conflictos de interés en la operativa de gestión y asesoramiento sobre valores cotizados en el MAB", lo que ha supuesto dos millones de euros. En paralelo, la CNMV ha multado con otros 75.000 euros a la sociedad por "as deficiencias en la llevanza de los registros de órdenes y sus justificantes y otras incidencias sobre organización interna y aspectos de control".

Estas sanciones se suman a otra multa por 480.000  euros aprobada el año pasado, en este caso por manipulación de cotizaciones en el Mercado Alternativo Bursátil o MAB, lo que deja un total de más de 2,5 millones en multas de la CNMV. Es la mayor sanción impuesta por el supervisor desde 2018, cuando sancionó al Banco Santander con 4,5 millones por el cobro indebido de comisiones a sus clientes (en el ámbito de la inversión, no en el bancario) y no actuar en el interés de éstos. En 2019 Sabadell recibió una sanción de dos millones de euros.

El de Q-Renta es uno de los escándalos financieros de los útimos años, dentro de las empresas sujetas a supervisión. El caso de Q-Renta estalló en 2018 cuando la CNMV paralizó los reembolsos en los fondos Annapurna y Esfera Renta Variable, cuya gestión estaba delegada en Q-Renta, por su elevada exposición, casi un tercio de la cartera, en un puñado de valores de escasa liquidez cotizados en el MAB. Los fondos fueron después asignados a Trea.

Las sanciones de la CNMV se refirieron a la manipulación de cuatro valores cotizados en el MAB: Eurona, 1nkemia, Only Apartaments y Euroconsult, si bien el carácter grave (y no muy grave) indica que la alteración de precios no fue significativa. Los responsables de la firma de valores mantenían intereses económicos en los valores del MAB, y en paralelo vendían a sus clientes productos financieros vinculados a este mercado.

A causa de estos movimientos se presentaron varias demandas judiciales en nombre de clientes perjudicados. Una de ellas condenó a Q-Renta a devolver 400.000 euros a un matrimonio con pocos conocimientos financieros, a quienes colocaron productos de alto riesgo. Q-Renta "lesionaba de forma evidente los intereses de sus clientes al controlar la gran parte de la operativa de estos valores en el mercado", ya que además de presentar un conflicto de intereses "evidente, mantenía de forma artificial la demanda, la oferta y la liquidez, haciendo creer a los clientes que se podían deshacer de estas posiciones", según la sentencia, que cita extractos de los expedientes de la CNMV.

El despacho colaborador de la asociación Asufin, Justicia y Derecho, trabaja sobre 35 expedientes de afectados por Q-Renta y ya ha presentado 19 demandas, por un importe cercano a 2,5 millones de euros, al concurso de acreedores en el que se encuentra la firma de inversión. Calcula 6.500 afectados.

Normas
Entra en El País para participar