Entrevista

Olivier Bonnet (BlaBlaCar): "Esperamos incluir trenes en nuestra plataforma para 2022”

El director de Tecnología de la compañía explica que hoy lanzan en España Boost, una funcionalidad que permite solicitar plaza en viajes en macha y duplica las opciones de encontrar coche compartido

Olivier Bonnet, CTO de la compañía francesa BlaBlaCar.
Olivier Bonnet, CTO de la compañía francesa BlaBlaCar.

BlaBlaCar lanza hoy en España Boost, una tecnología que “duplica las posibilidades de encontrar coche compartido” en la plataforma, según cuenta a CincoDías Olivier Bonnet, CTO de la compañía, que estrena esta herramienta ahora que las personas pueden retomar los viajes tras levantarse el estado de alarma y tras ampliarse poco a poco la vacunación. Boost permite optimizar aún más los trayectos ya que los conductores de BlaBlaCar podrán encontrar nuevos pasajeros en diferentes puntos de su ruta, pues los viajeros ahora tendrán la posibilidad de enviar solicitudes de reserva adicionales una vez que el viaje ya ha comenzado.

“Esta mejora del producto es parte de los esfuerzos de innovación que BlaBlaCar ha desarrollado durante este último año de pandemia. Todos los equipos de producto y de ingenieros han continuado trabajando e innovando a toda velocidad para que las mejoras fueran notorias para nuestros usuarios cuando la actividad volviera a la normalidad”, señala Bonnet, que reconoce que la compañía ha sufrido con la crisis sanitaria (registró una caída del negocio del 30% a nivel mundial en 2020), “aunque mucho menor que otros medios de transporte”.

Según el directivo, esa resiliencia se puede explicar por la actividad de los países emergentes, “y porque el coche compartido minimiza el número de personas con las que estás en contacto a la hora de viajar”. La caída en España fue del 60%. “En los países europeos, la caída fue mayor por las restricciones, pero la recuperación está siendo muy rápida. España ya se encuentra por encima de los niveles de actividad del verano pasado un mes después del final del estado de alarma y el ritmo se acelera en todos los países europeos”.

En concreto, BlaBlaCar ha registrado aumentos semanales del 50% en sus reservas para viajar en coche compartido. “Y Los viajes seguirán creciendo a medida que la vacunación continúa avanzando y sigamos viendo mejoras en el impacto sanitario, y BlaBlaCar está muy bien posicionada”, dice.

Entrar en la ciudad es el siguiente paso lógico. La primera y última milla en viajes de larga distancia es algo que queremos cubrir”

Bonnet destaca que la tecnología Boost ofrece dos ventajas clave: el conductor tiene oportunidades adicionales para encontrar pasajeros y estos tienen acceso a una conexión directa y eficiente más cerca de su punto de partida o destino real. “Todo ello hará que el mercado de los coches compartidos sea más eficiente”. De hecho, BlaBlaCar ya conecta más de 70.000 puntos de encuentro en España y el 20% de ellos ha sido creado gracias a Boost, que permitirá más ahorro en los gastos del viaje.

Bonnet sostiene que si los conductores tienen menos asientos vacíos, publican más viajes, y eso significa más oferta para los pasajeros que, a su vez, se benefician de una mayor granularidad de los puntos de encuentro. “En España, por ejemplo, en el último año, que ha sido un mal año para la movilidad por la pandemia, observamos viajes que llegan o salen de más del 80% de las más de 8.000 localidades españolas. Y el próximo año esperamos alcanzar el 90%, lo que demuestra la capilaridad excepcional del coche compartido”.

El directivo de BlaBlaCar también habla del objetivo de la compañía de convertirse “en una empresa de transporte multimodal” e incluir en su plataforma autobuses y trenes. “Actualmente, en muchos países europeos ya existen autobuses BlaBlaCar que optimizan no solo rutas sino también vehículos en aquellas rutas con muchos viajeros. En España, no podemos lanzar autobuses porque el mercado aún no está liberalizado, pero existen rutas transfronterizas con otros países desde San Sebastián y Barcelona”.

Bonnet, que recuerda que en 2018 BlaBlaCar compró Ouibus, una empresa de autobuses que hasta entonces pertenecía a la la empresa ferroviaria pública gala SNCF, afirma no sabe cuándo llegará la liberalización del autobús a España, “pero sabemos que ocurrirá en algún momento, y entonces estaremos aún mejor preparados gracias a nuestra experiencia en otros países. España va a ser un país clave en el desarrollo de la multimodalidad para BlaBlaCar”.

En cuanto a la integración de la oferta de trenes en su plataforma, asegura que “se espera que tenga lugar en 2022” y así poder ofrecer más opciones a sus clientes. ¿Cómo lo harán? “Dependiendo de los países tenemos diferentes modelos, que van desde agregar una oferta de autobús o tren existente a ofrecer nuestros propios autobuses. En España, por ejemplo, trabajamos con la empresa catalana Moventis Sarfa y ofrecemos nuestras propias rutas transfronterizas”. El CTO de BlaBlaCar resalta que este avance hacia una oferta más multimodal siempre la afrontan con la misma visión: La tecnología debe permitir una movilidad más eficiente.

Es posible que en 2022 lancemos Daily en nuevos países para compartir coche para ir al trabajo o la universidad. Ojalá uno sea España

“El 76% de los viajes de larga distancia en Europa se realizan en coche, pero con una tasa de ocupación media de solo 1,08 personas, por lo que la mayoría de los coches viajan con, al menos, tres asientos vacíos. Eso es un desperdicio inaceptable. Con la misma cantidad de automóviles en la carretera, los viajes compartidos podrían duplicar la cantidad de personas que viajan. Desde una ocupación de 1,08 a una de 2,8 de media en viajes en BlaBlaCar” continúa el ejecutivo, que destaca que aumentar la eficiencia de los viajes por carretera también tiene un significativo impacto en el medio ambiente.

En este sentido, “la nueva tecnología Boost nos permite avanzar para que las carreteras, con una muy buena infraestructura en el caso de España, se conviertan en carriles de carpooling o carriles de coche compartido, porque donde hay una carretera, hay un BlaBlaCar, y eso ayuda a nuestro objetivo principal, que haya cero asientos vacíos en la carretera”.

Bonnet insiste en que el modelo de coche compartido ha sido el más resiliente de Europa durante la crisis, pero también cuenta que el autobús ha crecido mucho en países como Rusia o Brasil, donde la digitalización ha sido una de las tendencias. “Nuestros autobuses en Europa han vuelto a la carretera desde el 12 de mayo y están creciendo en actividad, no tan rápido como el coche compartido, pero a muy buen ritmo”.

BlaBlaCar, que opera ya en 22 países, cuenta con 90 millones de usuarios en todo el mundo (seis millones en España, donde entró en 2010). Este país representa el 15% de la facturación global de la compañía francesa, que en 2020 cerró una ronda de financiación de 97 millones de euros.

La última ronda de financiación nos da  poder para posibles fusiones y compras y para duplicar el tamaño de nuestra red de autobuses en 18 meses

“El objetivo de esta captación de fondos es acelerar nuestro liderazgo, aumentar nuestra cuota de mercado en los países donde operamos y aumentar nuestra oferta multimodal. Esta ronda nos da un poder único para posibles oportunidades de fusiones y adquisiciones. Además, nos planteamos contratar a 260 personas en 2021, especialmente en puestos de producto e ingeniería. Esta ronda, y la confianza que demuestra en el modelo, también nos permitirá duplicar el tamaño de nuestra red de autobuses en los próximos 18 meses y empezar a ampliar nuestra oferta multimodal para incluir también los trenes”.

BlaBlaCar ha estado focalizada en los viajes de larga distancia, al menos hasta ahora porque en Francia la compañía tiene un servicio llamado BlaBlaCar Daily, para compartir coche para ir al trabajo o a la universidad, es decir, para desplazamientos de corta distancia y muy “cotidianos”. ¿Cuándo planean lanzarlo en España? “Probablemente, lanzaremos el servicio en nuevos países el próximo año. España fue el segundo país en el que se lanzó la compañía, así que ojalá suceda lo mismo con BlaBlaCar Daily. Dicho esto, hemos visto que este servicio requiere tres palancas: tecnología, cambio de comportamiento y apoyo institucional. Así que una de las claves es que la nueva Ley de Movilidad que se publicará en España defina y promueva claramente el coche compartido”.

¿Y entrará la compañía en la movilidad urbana, donde hay ya muchas plataformas ofreciendo carsharing, motos, bicicletas, patinetes...? “Somo ambiciosos, pero nos gusta hacer las cosas bien, paso a paso. Hemos hecho algunos experimentos con otros modelos, como patinetes, pero nuestro foco en este momento es llenar todos esos asientos vacíos. En el futuro, quién sabe. Pero entrar en la ciudad es el siguiente paso lógico en nuestra estrategia multimodal, y la primera y la última milla en un viaje de larga distancia son definitivamente aspectos que queremos cubrir”.

Como director de tecnología, Bonnet cuenta que el machine learning les permite tomar más de 2.000 decisiones por minuto en BlaBlaCar. Y asegura que solo están “rascando la superficie” de lo que permite hacer esta tecnología. “En el futuro queremos combinar nuestro inventario y ofrecer viajes que combinen diferentes modos de transporte, por ejemplo, autobús y coche compartido o tren y coche compartido. Pero esto requiere un uso avanzado de la tecnología para mostrar solo combinaciones que tengan sentido para el usuario”.

Normas
Entra en El País para participar