Renovables

Acciona Energía venderá hasta 5.000 millones en bonos y pagarés

La matriz no podrá vender más acciones hasta 180 días tras el debut

Jose Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
Jose Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Balance saneado, grandes perspectivas de crecimiento y dividendos atractivos. Acciona Energía se presentó ayer en sociedad con un folleto enviado a la CNMV previo al de la OPV en el que se indica que la compañía ya tiene listos sus programas de emisión de deuda a corto y medio plazo por un importe conjunto de 5.000 millones de euros, según el documento de registro. La matriz se compromete a no vender más acciones en un plazo 180 días desde el estreno, y solo hay cuatro entidades españolas contratados además de Bestinver: Santander, Sabadell, Alantra y Norbolsa.

Los planes de independencia respecto a la matriz son absolutos. Acciona Energía, valorada por los bancos de inversión entre 10.000 y 12.000 millones, ya tiene listo un programa de emisión de bonos hasta cinco años por 3.000 millones y otro de pagarés, de un máximo de dos años, por 2.000 millones. El BCE, además, podrá comprar esta deuda.

Tras capitalizar 1.859 millones de la filial que se han ido a los fondos propios con el epígrafe de beneficios retenidos, la matriz prevé obtener entre 2.500 y 3.000 millones por un 25% del capital, con los que compensará sobradamente el importe que le ha regalado. El porcentaje que se colocará en el mercado se podrá ampliar hasta cerca del 30% si se ejecuta la opción green shoe, de un 15% de la oferta inicial.

La empresa prevé registrar esta semana el folleto de la OPV propiamente dicho con el objetivo de debutar en la Bolsa el próximo lunes 28 de junio, aunque el día exacto aún puede variar, según fuentes financieras. Estas señalan que, además de los pilotos de la operación –Citi, JPMorgan, Morgan Stanley, Goldman Sachs y Bestinver, filial del grupo Acciona–, en un segundo nivel estarán Banco Santander, Bank of America, Berenberg, Crédit Agricole, Credit Suisse, HSBC y Société Générale. El tercer escalón estará formado por Alantra, Banco Sabadell, ING junto a Stifel Europe, Intesa SanPaolo, Mirabaud, Mizuho, Norbolsa y RBC. Solo aparecen cuatro entidades españolas, sin contar a Bestinver, en esta OPV, la mayor desde la de Aena de febrero de 2015, cuando el gestor de aeropuertos colocó el 49% por 4.300 millones.

La compañía señala que ahora mismo no tiene intención de ampliar capital a medio plazo, pero deja la puerta abierta a ejecutar una operación de este tipo para apuntalar su crecimiento. Acciona se comprometerá en el folleto a no vender acciones (periodo de lock up, en el argot) en los 180 días posteriores al debut, y los directivos firmarán esta limitación por un año entero, según un documento distribuido por los coordinadores de la operación.

La empresa contará con rating de inversión, según las agencias de calificación. Es decir, al menos de BBB-, según la nomenclatura de Standard & Poor’s y Fitch, y Baa3, de acuerdo a Moody’s. Y ha firmado un megacrédito verde de 2.500 millones para cortar cualquier nexo financiero con la matriz. Eso sí, este pasivo está condicionado a la salida a Bolsa. De entrada, pagará entre 70 y 95 puntos básicos, si bien el coste estará vinculado a las calificaciones crediticias y a la ratio de deuda frente a ebitda. Esta última se mantendrá por debajo de las cuatro veces, con el objetivo de cerrar 2021 con entre 2,1 y 2,3 veces.

El dividendo de Acciona Energía oscilará entre el 25% y el 50% del beneficio en los próximos cinco años, con un perfil creciente. En el primer trimestre, el ebitda ajustado alcanzó los 303,3 millones, un 19,2% más que en el mismo periodo del año pasado. Acciona Energía desvela también que cuenta con créditos fiscales por 383,4 millones de euros a cierre de marzo.

El consejo estará formado por una mayoría de independientes. Serán Juan Luis López Cardenete, Karen Christiana Figueres Olsen, Alejandro Mariano Werner Wainfeld, Inés Elvira Andrade Moreno, María Salgado Madriñán, Rosauro Varo Rodríguez y María Fanjul Suárez. Rafael Mateo será el consejero delegado, José Manuel Entrecanales, el presidente, y Juan Ignacio Entrecanales y Sonia Dulá tendrán la condición de consejeros dominicales.

Standard & Poor’s, por su parte, ha revelado que la evaluación ESG (de factores medioambientales, de sostenibilidad y de gobernanza) de Acciona Energía es de 86 sobre un máximo de 100.

Mínimo impacto de la reforma del mercado eléctrico

  • Retribución. Acciona Energía reconoce en el folleto que la reducción de la retribución que las compañías consiguen por la electricidad tendrá impacto en su negocio, aunque esta será muy leve en comparación con los que sufrirán Iberdrola y Endesa, según fuentes del sector. La norma, en tramitación, penaliza a algunas centrales eléctricas que no emiten CO2 y que entraron en funcionamiento antes del 11 de marzo de 2005, cuando entró en vigor la ley española sobre derechos de emisión de gases de efecto invernadero. Así, desvela que, si la norma se mantuviera tal y como está, se verían afectados unos 1,125 gigavatios de su actual capacidad, que suma 11 gigavatios. El impacto neto si fuera de aplicación desde el 1 de enero sería de 12,1 millones de euros en su facturación, según los cálculos de la firma, basada en determinadas hipótesis.
  • Incentivos. Acciona Energía contempla un bonus para 15 directivos por un máximo de serán por un importe no superior a 7,9 millones de euros en acciones si se alcanzan los objetivos de este plan de retribución, que concluirá en 2025. Estará vinculado a los gigavatios instalados y al ebitda.
Normas
Entra en El País para participar