François Cadillon: “El dato es la clave de la gestión de una empresa”

Lleva más de tres décadas trabajando en el sector tecnológico y tiene como cometido afianzar las aplicaciones empresariales en la nube para finanzas y recursos humanos

François Cadillon: “El dato es la clave de la gestión de una empresa”

Ingeniero de formación, cuenta con más de 30 años de experiencia en el mercado tecnológico. François Cadillon (Bayona, Francia, 1966) regresó hace dos años a trabajar a París, donde ejerce como vicepresidente de ventas para Europa continental en Workday, un gigante tecnológico estadounidense fundado en 2005, proveedor de aplicaciones empresariales en la nube para finanzas y recursos humanos, pero que además ofrece otras soluciones clave para las empresas del futuro: aplicaciones de gestión financiera, de planificación y de análisis en tecnologías de la información y ventas. Anteriormente, ocupó varios puestos de dirección de ventas en MicroStrategy, donde llegó a vicepresidente para el Reino Unido y el sur de Europa. También dirigió el equipo de ventas de soluciones y usuarios de negocio en SAP Iberia, y ha ocupado puestos en Oracle y en Sopra España, país en el que vivió durante 27 años y adonde llegó por primera vez para hacer el servicio militar en la Embajada francesa en Madrid.

Ahora su cometido es afianzar las soluciones de Workday, que en 2019 facturó 3.630 millones de dólares, en países como España, donde están implantados desde hace cinco años. Cuenta con más de 7.500 clientes en más de 170 países.

¿Qué le hizo unirse a una firma como Workday?

La llamada de dos buenos amigos y compañeros de trabajo en España, Chano Fernández, que es el copresidente de la firma, y Fermín Peleteiro, que me contactó para explicarme el proyecto, en el que queda mucho por hacer. Es una empresa con gran desarrollo en Estados Unidos, pero en el resto de los mercados internacionales tiene mucho recorrido. Me gustan los retos y los procesos de transformación, sobre todo la gestión empresarial en la nube. En Reino Unido había visto su potencial y estoy convencido de que es un tema relevante para Europa. Además, he vuelto a trabajar en Francia, ahora soy profeta en mi tierra. Nunca había trabajado antes en la región del Benelux.

¿Hay diferencia por países en cuanto a la concepción de la tecnología?

Sí, por varias razones. Francia y Países Bajos son las primeras filiales que hemos creado y posicionado en cuanto número de clientes. España e Italia son de más reciente creación. A nivel cultural hay diferencias, y veo a la parte anglosajona más lanzada en cuanto a proyectos de transformación, que rompan el statu quo. En los Países Bajos le dan mucha importancia a la tecnología, mientras que al sur de Europa ha llegado más tarde. El futuro está en la nube.

Workday es una empresa creada en 2005 con un rápido crecimiento.

Los dos fundadores [David Duffield, fundador de ERP PeopleSoft, y el responsable de estrategia de la citada compañía, Aneel Bhusri] decidieron apostar por soluciones en la nube con el fin de ofrecer un producto diferente en el mercado, donde había hueco. También es importante saber aprender de los fracasos pasados, y ellos lo hicieron porque vieron cómo la empresa al final fue comprada por Oracle. Esos años les sirvieron de experiencia para entender los procesos y la situación de los clientes. Porque para que un proyecto sea un éxito, conforme a la metodología, debe garantizar la satisfacción con el cliente. Y la mejor manera de crecer es tener a los clientes contentos, eso hace correr la voz de que existe una alternativa diferente y exitosa. Los clientes ven en nuestra propuesta una solución disruptiva y de satisfacción del empleado.

¿Cómo consiguen tener empleados satisfechos?

Tenemos 12.400 empleados. No es un camino de rosas, pero mantenemos la cultura del feedback para tomar el pulso a los trabajadores. La información es importante para ver lo que funciona, para saber cómo se siente el empleado. Hay que escucharle y responder a sus necesidades, además de atender temas de diversidad que ahora están en muchos debates, se facilita que los clientes trabajen también con estos elementos. La empresa responde a los temas de actualidad que preocupan a los empleados, como los jóvenes y las oportunidades que se ofrecen. Les hacemos partícipes de los éxitos de la empresa, todos los empleados somos accionistas de Workday. Tenemos una cultura como empresa muy fuerte, donde la ética es muy importante.

Todas son grandes compañías, ¿qué aceptación tienen entre las pymes?

La transformación digital es fundamental para el crecimiento sobre todo de las medianas empresas. Es un cambio cultural y generacional. Y para Workday este tipo de empresas forma parte del eje estratégico. Uno de los ejemplos es Glovo, que no es una empresa clásica. Es un segmento al que le damos mucha importancia y vamos a reforzar, dado que nuestra oferta no es solo de recursos humanos, sino que incluye finanzas, planificación y analítica. En la misma plataforma se pueden compartir datos entre finanzas y recursos humanos.

¿Ese trasvase de información es lo que sirve para medir los objetivos de los empleados de cualquier empresa?

A los empleados hay que medirlos y darles beneficios en base a su contribución. Es el modelo más justo y transparente. Hemos profesionalizado esos temas, la importancia que tiene que las empresas se muevan por los datos, elementos fundamentales para la toma de decisiones. Las empresas de hoy necesitan de agilidad, de procesos más cortos, de plantearse soluciones de negocio en base a los cambios. Y nosotros le damos esa agilidad. Es un cambio radical sin necesidad de pasar por informáticos o consultores. El dato es la clave de la gestión, tiene que fluir en toda la organización.

Ustedes son conocedores del tipo de profesionales que demandan las empresas.

En todo lo que tiene que ver con el talento, el empleado juega un papel relevante, poniendo al día sus competencias y opinando sobre su futuro. Una radiografía completa de la plantilla permite planificar nuevos proyectos. Se pueden aplicar algoritmos mediante la inteligencia artificial para ofrecer a los empleados un camino, un plan de desarrollo de carrera. La gestión del talento es muy importante, y ahora las empresas en la situación de pos-Covid precisan saber qué necesitan para el futuro.

¿Ahora hay disponible mucho talento?

Depende del área de conocimiento, la guerra del talento se va a mantener. Hay una gran transformación de determinados conocimientos a otros. Y dentro de las empresas también una necesidad de transformación del talento.

¿La pandemia ha acelerado esta transformación digital?

Hay muchas empresas con planes estratégicos, y la buena noticia es que se está apostando por proyectos de transformación. Y es una suerte que los consejeros delegados y los comités ejecutivos tomen decisiones en este sentido. Hemos visto un año complicado, pero las empresas españolas están actuando con agilidad, y la realidad es que se están tomando decisiones con coraje y determinación.

Normas
Entra en El País para participar