Operaciones

Santander se prepara para lanzar las primeras SPAC españolas

El banco trabaja con 10 proyectos que quieren debutar en el país

Santander se prepara para lanzar las primeras SPAC españolas pulsa en la foto

Hace un año era una ola. Hoy es un tsunami que está a punto de llegar a las playas españolas. Las SPAC (sociedades con un propósito especial de compra) son ya el método de moda en Nueva York para, por un lado, captar capital y hacer adquisiciones y, por otro, promover salidas a Bolsa. Solo en este primer trimestre de 2021 se han levantado 86.000 millones de dólares en 265 compañías de este tipo.

Su funcionamiento es muy similar al de las socimis. Un equipo gestor saca una SPAC –que es, en un primer momento, un mero cascarón vacío– y explica qué tipo de empresas, y en qué países, quiere adquirir con el dinero levantado. Tiene habitualmente 18 meses para elegir la empresa que quiere comprar y, una vez lo hace, debe obtener autorización de la junta de accionistas. Cuando está aprobada la adquisición, la SPAC y la empresa comprada se fusionan, saliendo esta a Bolsa en el caso de que no esté cotizada.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander.
Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

El fenómeno, que empezó en EE UU, ya ha cruzado el Atlántico. De un lado, la elevada competencia entre estas sociedades ha provocado que busquen objetivos fuera de ese país y se hayan fijado tanto en Europa como en Latinoamérica. Por el otro, Reino Unido, Francia, Países Bajos y Luxemburgo ya han visto nacer sus primeras SPAC. Y en España se prevé que ocurra lo propio.

Por ello, desde los departamentos de banca de inversión de las principales entidades tanto españolas como extranjeras trabajan a pleno rendimiento para lanzar las primeras SPAC españolas. De entre ellas, Santander saca varios cuerpos de ventaja y cuenta con profesionales orientados en esta área de negocio, que ya trabajan en los primeros proyectos.

“En España hay mucha gente interesada en lanzar las SPAC. Nos reunimos con posibles sponsors a menudo y calculamos que puede haber unos 10 proyectos en marcha o con potencial interés”, indica Íñigo Gaytán, responsable global de Equity Capital Markets (ECM) de Santander Corporate & Investment Banking.

“Detectamos bastante interés por las SPAC. Estos vehículos cotizados adquieren o se fusionan con empresas no cotizadas y les permiten salir a Bolsa sin depender de fluctuaciones del mercado. La mayoría de las SPAC cotizan en algún mercado americano, pero ya estamos viendo algunas en mercados europeos y esperamos ver pronto alguna en España. Las SPAC están mostrando interés por algunas empresas españolas a valoraciones bastante óptimas”, opina Ferran Foix, socio director de la oficina de Londres de Gómez-Acebo y Pombo

El principal problema que sufre el mercado español es el regulatorio. La normativa aún no cuenta con la suficiente flexibilidad para adoptar este modelo tal y como opera ya en Nueva York. Este es un asunto que la CNMV ha urgido al Gobierno a cambiar si no quiere perderse la ola mundial de este tipo de inversión, y al Ministerio de Economía la música suena bien. Pero aún no hay ningún plan negro sobre blanco al respecto.

Economía estudia fórmulas para facilitar la llegada de estos vehículos

Uno de los aspectos más controvertidos llega en esa aprobación, por parte de los accionistas, de la adquisición de la empresa. Los titulares que voten en contra pueden, en el modelo americano, ejercer su derecho de separación. Es decir, irse con el dinero que aportaron. Esto, con la legislación española, es complicado.

Fuentes del ministerio que dirige Nadia Calviño explican que están valorando cómo se están desarrollando las SPAC en otros países y que el objetivo es asegurar su lanzamiento con todas las garantías jurídicas para el inversor. “Siempre se estudian las vías de financiación de las que pueden disponer las empresas, pero siempre con el foco de la protección del inversor”, señalan.

El enorme interés que están despertando las SPAC llega cuando ya se ha tramitado la nueva Ley de Sociedades de Capital en el Senado, sin que se hayan introducido nuevas enmiendas, y cuando ya está remitida al Congreso para su aprobación. La regulación podría quedar incluida en ese texto o tener un desarrollo jurídico posterior que, según apuntan fuentes financieras, podría llevar meses.

El papel de los bancos extranjeros

  • Entidades. La banca extranjera cuenta con más experiencia en SPAC que la banca nacional. Goldman Sachs, en su sede de Londres, ha creado un equipo especializado para este tipo de operaciones en Europa. Bank of America cuenta con un equipo específico para Europa, Oriente Medio y África, que trabajan junto a los de Asia y Estados Unidos. JP Morgan lanzó en febrero un equipo un equipo especializado en Europa, liderado por Guillermo Baygual y Lukasz Dziarnowski. Citi, Deutsche Bank y Credit Suisse también cuentan con equipos para Europa y han lanzado ya sus primeras SPAC en el Viejo Continente. BNP Paribas, por su parte, pilota toda la actividad desde París.
Normas
Entra en El País para participar