España se ha ahorrado 850 millones de euros en el pago de los ERTE gracias al fondo SURE

Los Estados miembros, con Italia a la cabeza, se han ahorrado 5.830 millones de euros en el pago de intereses, según Bruselas

Fondos SURE Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España, el segundo país de la Unión Europea (UE) más asistido por el fondo europeo contra el desempleo, conocido como SURE, ha conseguido ahorrarse hasta la fecha unos 850 millones de euros en el pago de intereses gracias al instrumento que sirve para financiar las prestaciones por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y mecanismos similares, así como por el cese de actividad de autónomos durante la pandemia.

Así lo asegura un informe presentado este lunes por la Comisión Europea, en el que se hace un balance de los primeros meses de vida de esta palanca desde su puesta en marcha a comienzos de la crisis. Para hacer estos cálculos, Bruselas toma los cerca de 11.000 millones de euros que ha recibido España en los tres primeros pagos (aunque recientemente se aprobó un nuevo desembolso del que España recibió otros 2.800 millones). Esta cantidad cuenta con un vencimiento medio de 14,9 años y un diferencial medio de 0,44 puntos porcentuales con respecto a otros bonos que habría tenido que emitir el Tesoro español, sumando esos 850 millones adicionales a las arcas púbicas.

Los cálculos comparan los intereses logrados por la Comisión con aquellos que habrían tenido que pagar cada uno de los Estados miembros si hubiesen emitido deuda por su cuenta con el mismo vencimiento y en la misma fecha.

Con estos datos, según los cálculos de Bruselas, los 15 socios asistidos hasta la fecha por este instrumento se han ahorrado unos 5.830 millones de euros en el pago de intereses. España es el segundo país al que más a cuenta le ha salido el fondo, después de Italia, que lidera con diferencia la tabla con un ahorro que supera los 2.800 millones. Hay que tener en cuenta que Italia es, también con diferencia, el socio más asistido por este instrumento, ya que cuenta con una asignación de 27.400 millones de euros. Después de España (21.300 millones) se encuentra Polonia, con 11.200 millones.

El informe de la Comisión también ha llegado a la conclusión de que, en 2020, entre 25 y 30 millones de personas se beneficiaron en toda la UE de las ayudas del instrumento, lo que redunda en una cuarta parte de la mano de obra total de los países beneficiarios. El documento señala, además, que entre 1,5 y 2,5 millones de empresas afectadas por la pandemia de Covid-19 han  recibido el apoyo de SURE, lo que les ha permitido retener a su plantilla.

Por todo ello, señala el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, "el programa SURE ha desempeñado un papel crucial a la hora de proteger a asalariados y autónomos por igual de los peores efectos de la conmoción económica que ha causado la pandemia". "En un breve plazo de tiempo, SURE se ha adoptado y puesto en marcha para que los Estados miembros puedan reaccionar rápidamente frente a la crisis, y todo ello en beneficio de millones de trabajadores, empresas y autónomos", ha añadido el comisario de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Smicht. "Los diferentes modelos de reducción del tiempo de trabajo aplicados por los Estados miembros merced al apoyo financiero de SURE también han servido para que el saber hacer de las empresas no se eche a perder, algo que será imprescindible para que la recuperación sea sólida".

Normas
Entra en El País para participar