Explotación de inmuebles

Los fundadores de Ticketbis entran de lleno en la gestión de apartamentos urbanos

Su operadora Líbere explotará tanto inmuebles de la socimi del grupo como de terceros. Este año se focaliza en España, pero planean entrar en otros países en 2022

Edificio de apartamentos de Líbere en Vitoria.
Edificio de apartamentos de Líbere en Vitoria.

Los fundadores de Ticketbis, Jon Uriarte y Ander Michelena, quieren jugar fuerte en el negocio de la gestión de activos inmobiliarios de la mano de Líbere Hospitality, la operadora de apartamentos urbanos impulsada por ambos socios. Aunque la sociedad fue creada hace dos años coincidiendo con el lanzamiento de su socimi All Iron RE I, empresa cotizada en BME Growth y con activos por valor de más de 75 millones de euros, es ahora cuando los emprendedores españoles quieren lanzarse de lleno a este negocio, con perfil de riesgo y de inversores diferente al de la socimi, pero complementarios.

“Nuestro objetivo es ser líderes a nivel europeo en la gestión de activos de alojamiento a corto y medio plazo, y ser una alternativa a los hoteles y a los particulares que ofrecen sus viviendas a través de Airbnb y otras plataformas similares”, cuenta Uriarte, que añade que la idea es “replicar lo que hicimos con Ticketbis”, la plataforma de compraventa de entradas que vendieron en 2016 por 165 millones.

Como entonces buscarán dar el salto internacional rápido. Ticketbis arrancó en 2010 y solo un año después, tras facturar un millón en su primer ejercicio, ya operaba en cinco países y cuatro años después en 48. “Con Líbere este año estaremos centrados en España, pero pronto empezaremos a analizar mercados para iniciar la expansión internacional en 2022”, continúa el directivo.

Uriarte reconoce que el objetivo es muy ambicioso y que para lograrlo necesitan tener diferentes vías de captación de activos. Por eso, Líbere, que está codirigida por Mikel Rodríguez y Antón de la Rica, no solo va a explotar los edificios de la socimi del grupo sino también los de otros propietarios, ya sean otras socimis o inversores particulares o family offices, y es a ellos y a los clientes a los que quieren hacer llegar su propuesta de valor.

Rodríguez aclara que Líbere no es un Airbnb. “Nosotros operamos edificios enteros, lo que nos acerca más a una cadena hotelera, aunque estamos especializados en alojamientos urbanos alternativos. Y distribuimos los apartamentos y hostels directamente a través de nuestra página web (www.staylibere.com/es) o a través de canales como Booking, Expedia, Airbnb o Google Hotel, que nos ayudan a captar más clientes”, dice el codirector, que remarca que todos los activos que opera Líbere cumplen la regulación.

La operadora se centra en edificios de apartamentos ubicados en el centro de las ciudades. En la actualidad están explotando un apartotel con 120 apartamentos en el centro de Vitoria, que abrió sus puertas el pasado diciembre, y un hostel en San Sebastián con 124 camas. Este lunes empiezan a comercializar otro pequeño edificio de apartamentos en Bilbao, situado frente al Guggenheim, que estará abierto a principios de abril. “Además, estamos negociando operaciones que nos permitirán tener a lo largo de este año otros 240 apartamentos y otras 200 camas de hostels en Madrid, Sevilla y Valencia”, apunta De la Rica.

Todo lo que gestiona ahora mismo Líbere son propiedad de la socimi del grupo, pero los activos que están negociando son ya de terceros propietarios. “El objetivo es que la cartera sea un 30-70 en un plazo de dos a tres años. Los inmuebles de terceros serán clave en nuestra expansión internacional”, continúa Uriarte.

En cualquier caso, All Iron RE I anunció ayer un acuerdo con Líbere para que sea la operadora preferente para gestionar los activos de la socimi, aunque esto no excluirá que puedan operar sus edificios otras empresas, según comunicó al BME Growth. La socimi tiene una cartera de ocho activos (tres en operación) y ha anunciado la compra de un noveno en Sevilla, pendiente de cierre.

Antón de la Rica y Mikel Rodríguez, codirectores generales de Líbere.
Antón de la Rica y Mikel Rodríguez, codirectores generales de Líbere.

Según Uriarte, Líbere busca edificios para gestionar en Madrid y Barcelona y en Sevilla, Málaga, San Sebastián, Valencia y Bilbao. También tienen interés por inmuebles en otras ciudades andaluzas, Palma de Mallorca y Alicante. “A priori, no descartamos ninguna otra, pero en nuestra búsqueda activa sí priorizamos las ciudades señaladas”, subraya Uriarte, que apunta que no todos los activos que gestione Líbere tendrán que hacerlo con su marca.

Pese a la crisis del sector turístico, Líbere resalta que su edificio de Vitoria tiene una ocupación superior al 90%, gracias a que han destinado buena parte de los apartamentos a estancias de medio plazo para gente que lo necesita por trabajo con la pandemia. Un perfil de cliente que, junto al que se desplaza por turismo, seguirá en su foco una vez pase el Covid-19. También y pese a la situación, Líbere ha elevado su plantilla de 5 personas a más de 30 en un año y espera acabar este año con más de 50.

Uriarte destaca la fuerte apuesta que han hecho por la tecnología y los edificios autónomos, “que no solo nos permite reducir costes y maximizar beneficio (lo cual es muy atractivo para los propietarios de inmuebles), sino ofrecer un servicio mucho mejor y personalizado a nuestros inquilinos. Tenemos herramientas que nos permiten conocer mejor sus necesidades y responder al instante a cualquier consulta, mediante un bot (robot) o una persona. Es algo totalmente disruptor que nos va a permitir alcanzar el liderazgo que buscamos”.

El directivo apunta que hay personas que creen que los edificios autónomos son una amenaza para el empleo, “pero no es así”. “Lo que sí generan son empleos de más calidad. Nosotros queremos que los profesionales que trabajen en Líbere no se dediquen a escanear un pasaporte o un DNI, dar una toalla o entregar una llave, como hacen muchos empleados de los hoteles, sino que hagan tareas de más valor añadido y orientadas a dar mejor servicio al cliente. Por ejemplo, ofreciéndoles desde nuestro departamento de contenidos propuestas culturales de la ciudad".

Líbere forma parte del grupo All Iron, fundado por los citados Uriarte y Michelena, que además de la gestora de apartamentos urbanos y la socimi All Iron Re I, cuentan con el vehículo de inversión All Iron Ventures, especializado en invertir en startups, que en octubre de 2020 levantó 66,5 millones de euros en el cierre de su primer fondo de venture capital.

 

Normas
Entra en El País para participar