Restauración

Makro lanza su propio 'delivery' para competir con Glovo, Deliveroo o Just Eat

Ofrece un servicio para gestionar pedidos para recogida o a domicilio sin comisiones

Makro lanza su propio 'delivery' para competir con Glovo, Deliveroo o Just Eat

Makro ha confirmado este martes el lanzamiento de su servicio Dish Order, un sistema propio de gestión de pedidos de comida tanto para recoger como a domicilio para la hostelería en la que elimina las comisiones, a cambio de pagar una suscripción mensual. Una herramienta con la que, según la compañía de distribución, busca "mejorar la rentabilidad de bares y restaurantes, muy impactados por la crisis del coronavirus".

A diferencia de las plataformas más extendidas de delivery que utiliza la hostelería, como Deliveroo, Glovo o Just Eat, la alternativa de Makro se basa en que el hostelero recibe directamente las peticiones de comida a través de sus propios canales, ya sea una web o perfiles de redes sociales, lo que les permite interactuar directamente con los clientes y evitar las comisiones. Para ello también se ha aliado con Google, con quien implementará un botón de pedidos en los restaurantes que utilicen Dish Orden y que aparecerá en el motor de búsqueda del gigante tecnológico. 

El sistema ha sido probado en una treintena de restaurantes de Madrid y Barcelona. Más de la mitad ya lo tienen activo y operativo al 100% según la compañía. Makro pretende extendero, además de por estas dos ciudades, en otras partes del país como Sevilla y Valencia. 

Makro ha diseñado un modelo de suscripción mensual en el que el coste es fijo. Según la compañía esto "evita el formato de pago variable por comisiones y se busca mejorar la rentabilidad para el hostelero al atender pedidos de comida". El precio mínimo de activación es de 199 euros, sin iva, y una cuota mensual de 49 euros mensuales sin iva, independientemente del número de pedidos que reciba el restaurante o bar. El hostelero podrá ofrecer el delivery con su propio transporte o contratando un servicio especializado. Makro dice haber cerrado acuerdos estratégicos con empresas de distintas regiones para ofrecer "condiciones preferentes" a los clientes hosteleros de la compañía.

El consejero delegado de Makro en España, Peter Gries, adelantó en enero pasado las intenciones de la compañía de lanzar este servicio en España debido a la "dependencia" que muchos restaurantes, a su juicio, tienen de las plataformas más populares, a las que criticó su sistema de comisiones, que tildó de "abusivas". "Cuando ves que algunos se aprovechan de la crisis y cobran un 35% de comisión me pongo de los nervios. En Portugal el Gobierno ha limitado las comisiones al 20%. Creo que es bueno. No puedes depender de unas plataformas en las que no vas a aparecer el primero, y es otra desventaja para la hostelería independiente", dijo. 

Normas
Entra en El País para participar