Entre empresas

El Gobierno no cree que Next Generation frene las alianzas transfronterizas

Las convocatorias para la presentación de planes de inversión se dispararán de aquí al verano

Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la Presidencia del Gobierno.
Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la Presidencia del Gobierno.

El Gobierno no cree que el programa Next Generation de la Unión Europea, dotado con 750.000 millones para reactivar la economía comunitaria, suponga un obstáculo para las alianzas entre empresas de diferentes países, según Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la presidencia del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez.

Preguntado si Next Generation está alentando que cada país y sus compañías nacionales busquen por su cuenta los fondos Next Generation, aparcando proyectos entre grupos de distintos países, De la Rocha ha manifestado que "mi sensación es que no", en el sentido de que Europa no puede bajar el ritmo de su evolución económica y tecnológica ante competidores como Estados Unidos y China.

En este sentido, ha defendido la "autonomía estratégica" de la UE en campos como el coche eléctrico, el hidrógeno verde, los microchips o la tecnología 5G. Unos desafíos que obligan a proyectos transfronterizos para responder a la citada competencia. El secretario general de Asuntos Económicos ha participado en una jornada organizada por Denis Itxaso, Delegado del Gobierno en el País Vasco.

En una primera parte, España aspira a unos 70.000 millones de los fondos Next Generation, antes de abordar una segunda fase de otros 70.000 millones, en este caso a través de la petición de préstamos (con plazo hasta el verano de 2023).

El Gobierno presentará un plan general a Bruselas a finales de este mes o principios del próximo. Y a nivel nacional sigue con las convocatorias para que las empresas presenten sus propios proyectos que ya están siendo canalizados con fondos como el de 160 millones del CDTI para el sector aeroespacial y que sigue abierto a la incorporación de más compañías.

Manuel de la Rocha prevé que de aquí al verano se disparen los anuncios de convocatorias para que las compañías puedan presentar sus planes de inversión. Las comunidades autónomas, en base a sus competencias, también realizarán sus propias convocatorias, como en el ámbito de la rehabilitación de viviendas. De la Rocha avanzó que los programas a presentar deben ser de alcance sectorial y suponer un salto tecnológico, sin discriminar a unas autonomías por otras. Tendrán más puntos las propuestas que tengan impacto en más comunidades.

El secretario general de Asuntos Económicos puso como ejemplo a la futura fábrica de baterías de Volkswagen e Iberdrola para coches eléctricos. Un proyecto que abarca toda una cadena productiva. Con un primer eslabón en las minas de litio de Extremadura y que sigue con los proveedores y las marcas de automoción, que tendrán que transformar sus instalaciones para el montaje de los vehículos de la nueva generación.

La ubicación de esa planta, que está abierta a la participación de más socios, todavía no está decidida. Mientras, el Gobierno sigue celebrando conferencias sectoriales para centrar las iniciativas que pueden acogerse a Next Generation como la citada rehabilitación de viviendas, la gestión del agua o la economía circular. 

El primer desembolso de Bruselas será de 10.000 millones y llegará el próximo julio. El resto de las partidas se adjudicará en dos bloques anuales, siempre bajo la vigilancia de Bruselas sobre el impacto real de los proyectos presentados. Tienen que aportar avances sociales y económicos.

El 30 de abril será la fecha límite para la presentación de propuestas por parte de los países, España quiere adelantarse porque luego la UE necesita dos meses para revisarlas. Y así llegar a julio con esos 10.000 millones en la caja para su reparto posterior entre las empresas.

Normas
Entra en El País para participar