Iglesias advierte al PSOE: solo apoyará la Ley de Vivienda si incluye la limitación de precios

La ministra de Hacienda y portavoz asegura que no contempla que no haya acuerdo entre los dos socios de Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, este martes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, este martes.

Unidas Podemos solo apoyará la futura Ley Estatal de Vivienda si esta incluye el mecanismo para limitar los precios del alquiler en las zonas tensionadas. Así lo ha asegurado este martes el vicepresidente segundo y líder de la formación morada, Pablo Iglesias, después de que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, rechazase ayer esta medida para proponer otras fórmulas como los incentivos fiscales. Las divergencias entre las dos formaciones, confirmaban ayer fuentes del equipo de Ábalos, volverá a retrasar la norma más allá de febrero.

Iglesias ha señalado al PSOE por "traicionar la palabra dada" si finalmente se incumple al acuerdo programático firmado a finales de 2019 y ha querido dejar claro que su formación va a ser "leal" con el pacto suscrito. Fuentes conocedoras de las posiciones de Unidas Podemos recalcan que el socio minoritario del Gobierno solo apoyará la futura norma si en ella se incluyen los mecanismos de contención de rentas que se habían pactado.

A finales de 2019, PSOE y Unidas Podemos acordaron crear un mecanismo para que las administraciones pudiesen regular los precios de las zonas tensionadas, un pacto que ratificaron de nuevo en octubre de 2020, en plenas negociaciones para sacar adelante las cuentas públicas. Ayer sin embargo, Ábalos se mostró partidario de buscar otras fórmulas para movilizar vivienda hacia el alquiler asequible, como los incentivos fiscales. "Creemos que es más eficaz promover que imponer", resumió.

En opinión de Iglesias, el Ejecutivo de coalición se tensiona "cuando se incumplen los acuerdos" de un Gobierno que existe gracias a unos compromisos "firmados", siendo el de la acotación de los precios del alquiler uno de los más cruciales para el socio minoritario, que nunca ha ocultado que la regulación de las rentas es la medida "más importante" que han conseguido "arrancar al PSOE".

"Creo que no es bueno tensionar el Gobierno de coalición. Y se tensiona cuando se incumplen los acuerdos", ha reiterado Iglesias. También ayer lo quiso dejar claro la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, quien capitanea las negociaciones para la futura Ley de Vivienda por parte de Unidas Podemos: "Lo pactado obliga".

También este martes, tras el Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que el departamento de Ábalos nunca ha dicho que no cumplirá con el acuerdo de Gobierno y, en concreto, con la lucha contra los precios abusivos del alquiler. "Es un compromiso que el ministerio nunca ha dicho que vaya a imposibilitar. La discusión está en cuál es el instrumento que mejor nos permite dar seguridad jurídica a esa cuestión y compatibilizar el derecho a la vivienda con el derecho a la propiedad privada".

El acuerdo para establecer topes en las rentas del alquiler, ha añadido Montero, se fijó al principio de la legislatura, "pero el mercado de la vivienda ha variado debido a la pandemia en el último año, entre otras cosas porque parte de la tensión venía derivada de los pisos turísticos". Así, la realidad residencial que los dos socios de Gobierno vieron a finales de diciembre, ha sugerido la ministra portavoz, ya no es la misma. Con todo, Montero ha asegurado que "no contempla" que no haya acuerdo en el seno de Gobierno. También ha avanzado que "no vamos a llevar una ley de vivienda que no tenga el concurso de ambas formaciones políticas, ni vamos a llevarla sin tener la seguridad de que la norma está perfectamente articulada en el marco constitucional".

El bloque de la investidura avisa al PSOE

ERC y Bildu, dos de los partidos que apoyaron la investidura de Pedro Sánchez, solicitaron ayer la comparecencia de Ábalos en el Congreso "ante el posible incumplimiento de los acuerdos alcanzados para limitar los precios del alquiler y la necesidad de dar respuesta a la emergencia habitacional".

También se ha sumado a la presión la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una publicación a través de Twitter, donde ha recordado que Sánchez se comprometió por escrito con ella a regular los alquileres en 2017, un compromiso que se repitió en 2019 y en 2020. "Presidente, cumpla ya su palabra".

El portavoz de Más País-Equo, Íñigo Errejón, por su parte, ha recordado este martes que la regulación del precio del alquiler es un compromiso del propio presidente Pedro Sánchez con la Cámara Baja para su investidura y cree que "por desgracia, empieza a llover sobre mojado". "Dijeron que iban a derogar la reforma laboral y no lo han hecho, dijeron que iban a derogar la 'Ley mordaza' y no lo han hecho, que iban a regular los precios de los alquileres y no lo han hecho. Llevamos poco más de un año de Gobierno y el balance no es bueno", ha manifestado Errejón.

Dentro del Gobierno, el diputado de Unidas Podemos y dirigente de En Comú Podem, Gerardo Pisarello, ha advertido de que la regulación de los precios del alquiler será una línea roja: "Aceptamos formar parte de este Gobierno porque había un compromiso escrito por el que íbamos a tener los alquileres regulados y se podían mejorar sustancialmente los salarios y las pensiones. Esto no va de sillas, va de que se cumpla", ha recalcado Pisarello, que ha reconocido que aunque hay temas a los que su formación podría "renunciar", entre ellas no está la de regular los alquileres. "Es una línea roja y esperamos que se reconduzca pronto", ha dicho.

Normas
Entra en El País para participar