Seat condiciona fabricar un eléctrico en España a una planta de baterías "cerca" de Martorell

El presidente de la marca, Wayne Griffiths, reclama una fábrica de baterías "cerca" de Martorell (Barcelona)

El presidente de Seat, Wayne Griffiths.
El presidente de Seat, Wayne Griffiths.

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, ha asegurado este lunes que la compañía mantiene "discusiones bastante avanzadas con el Gobierno" para que la planta de Martorell (Barcelona) pueda fabricar un coche eléctrico en 2025.

Griffiths ha reclamado así, durante un encuentro virtual con periodistas con motivo del tercer aniversario de la marca Cupra, que el Ejecutivo tenga una apuesta decidida por la electrificación y poder contar con una planta de baterías "cerca".

"Seguimos hablando con el Gobierno de este proyecto y anunciaremos en las próximas semanas noticias de esto", ha comentado sin ofrecer más detalles.

En julio del año pasado, Seat anunció 5.000 millones de euros de inversión en los próximos cinco años en nuevos proyectos de I+D para electrificar su gama y en nuevos equipos e instalaciones para las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.

Por entonces ya avanzó que su deseo producir un modelo 100% eléctrico en Martorell a partir de 2025. También condicionó entonces la llegada del eléctrico a la instalación catalana al apoyo del Gobierno al sector de la automoción. "Necesitamos las ayudas de las Administraciones. Sin eso, sería muy difícil fabricar un vehículo eléctrico en España", aseveró Carsten Isensee, que ejercía como presidente interino.

"España, como segundo país más grande de Europa en fabricación de vehículos, tiene que jugar un papel importante en la electrificación", ha defendido este lunes Griffiths, destacando que están en conversaciones "con el Gobierno y con la UE para acelerar la transición al vehículo eléctrico", todo con el objetivo de "confirmar" las inversiones en España.

Y es que el presidente de Seat ve "imprescindible", por ejemplo, que España cuente con una planta de baterías, de forma que el montaje de las mismas se sitúe "cerca" de la planta de Martorell. Ha dicho que tanto Seat como Volkswagen están "interesados en invertir en esto junto con proveedores y el Gobierno español", pero ha comentado que esta fábrica "no sería exclusiva para una marca o un grupo.

Además de una fábrica de baterías, Seat reclama al Gobierno que "empuje" la venta de vehículos eléctricos e híbridos en España, con ayudas para la compra de los mismos y también habilitando la necesaria infraestructura de recarga. "El Gobierno no puede perder el tren de la electrificación", ha advertido Griffiths, que cuenta también con poder disponer de fondos europeos para respaldar esta apuesta.

La petición de Seat llega en un momento en que las administraciones se afanan en buscar un relevo para la marcha, a finales de 2021, de Nissan de las instalaciones de la Zona Franca en Barcelona, para lo que barajan proyectos de baterías eléctricas, entre otros.

"Se trata de un proyecto muy grande, multisectorial, que necesita no solo de inversores como nosotros, sino también de ayuda del Gobierno y de la UE", ha insistido el directivo.

LG Chem, filial de LG, y la francesa Schneider Electric han mostrado interés por los terrenos del fabricante japonés en la Ciudad Condal, pero no hay nada cerrado. La Generalitat respalda un proyecto para construir una planta de producción y reciclaje de baterías, denominado Battery Hub y que busca captar 6.800 millones de los 140.00 que recibirá España del plan Next Generation UE. Aunque España todavía tiene que decidir cómo se repartirán los fondos europeos, una de las opciones que están considerando las autoridades es ubicar dicha factoría en el centro de Zona Franca, según afirmó a Reuters una fuente cercana a la operación.

El Gobierno, la Generalitat, Nissan Motor Ibérica y sindicatos han analizado este lunes el cuaderno de venta de las plantas de la automovilística en Barcelona y se han comprometido a cerrarlo en una semana.

Por otro lado, al ser preguntado por las previsiones de ventas de Seat en 2021, ha dicho que la campaña de vacunación se está acelerando y que ello debería permitir una paulatina dinamización del mercado, especialmente a partir del segundo semestre.

Cupra prevé duplicar ventas

Cupra prevé doblar sus matriculaciones este año respecto a 2020 gracias a los nuevos modelos y sus versiones híbridas y eléctricas, de forma que se propone aportar el 10% de las ventas totales de Seat. La firma entregó 27.400 coches el año pasado, un 11% más que en 2019.

Además, Griffiths ha reafirmado el objetivo de alcanzar los 1.000 millones de facturación este año y ha avanzado también que se propone sumar 800 puntos de distribución de Cupra al cierre de 2022.

El directivo ha recordado que, desde 2018, Cupra ha vendido ya 65.000 unidades (14.400 en 2018, 24.700 en 2019 y 27.400 en 2020), y ha subrayado el tirón del Cupra Formentor, del que se han vendido 3.600 unidades dos meses después de su lanzamiento

De hecho, Griffiths ha resaltado que Cupra fue en enero la marca del grupo que más creció y que quiere tomar impulso en mercados como México, Israel y Turquía.

Normas
Entra en El País para participar