Seat invertirá 5.000 millones en electrificación y nuevos equipos para Martorell hasta 2025

La compañía manda un mensaje de compromiso y apuesta por España

El presidente interino de Seat, Carsten Isensee, presenta en Barcelona la estrategia de futuro de la compañía, este miércoles.
El presidente interino de Seat, Carsten Isensee, presenta en Barcelona la estrategia de futuro de la compañía, este miércoles. Reuters

Seat se está preparando para el futuro. La automovilística española invertirá 5.000 millones de euros en los próximos cinco años en nuevos proyectos de I+D para electrificar su gama y en nuevos equipos e instalaciones para las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.

Así lo ha anunciado este miércoles el presidente interino de la empresa, Carsten Isensee, en rueda de prensa en Casa Seat (Barcelona). La firma, propiedad del grupo Volkswagen, se está preparando así para el desarrollo de nuevos modelos y asumir la producción de nuevos proyectos con los que asegurar el empleo e impulsar su futuro.

Seat cuenta con una plantilla de más de 15.000 empleados y tres centros de producción: Martorell, Barcelona y componentes. Además, también posee un centro técnico y otro de diseño dentro de su planta de ensamblaje.

Casa Seat y Seat:Code, el centro de desarrollo de software, están situados en pleno centro de la Ciudad Condal. Isensee también ha avanzado que la marca abrirá una nueva oficina en la Rambla de Barcelona con un equipo de más de 150 desarrolladores de software que crearán aplicaciones y soluciones digitales para impulsar Seat y Cupra, además de definir soluciones digitales para el consorcio automovilístico alemán. La firma ya ha incorporado a 20 personas a Seat:Code y contratará a otras 100 en los próximos meses.

En total, el grupo Volkswagen invertirá 44.000 millones de euros en el desarrollo de automóviles eléctricos, conducción autónoma y nuevos servicios de movilidad hasta 2023.

Impacto del Covid-19

Isensee, que ejerce como presidente interino desde la marcha de Luca de Meo a Renault, ha señalado que la pandemia de coronavirus ha pausado el desarrollo positivo de los resultados de la empresa. De hecho, en el primer trimestre del curso perdió 48 millones, frente a los 89 millones de beneficio que registró en mismo periodo de 2019. La española no había experimentado números rojos en un primer trimestre desde 2014.

Cerró 2019 con unos resultados financieros récord por cuarto año consecutivo. Obtuvo un beneficio neto de 346 millones de euros en el último año en el que De Meo estuvo al frente, lo que supone un incremento del 17,5% en comparación con el ejercicio precedente.

El directivo, que ha esquivado hasta en dos ocasiones responder si continuará o no como presidente, ha advertido de que el mayor impacto del Covid-19 se reflejará en las cuentas del segundo trimestre, debido al cierre de plantas de producción y concesionarios por las medidas de confinamiento.

No obstante, se ha mostrado optimista ante la segunda mitad del ejercicio. "En las últimas semanas hemos comenzado a observar una ligera mejora desde que reanudamos la actividad. Confiamos en una recuperación, al menos parcialmente, durante la segunda mitad de 2020", ha afirmado.

Según Isensee, Martorell produce ya "prácticamente al mismo nivel" previo a la crisis, con 1.900 coches por día. La factoría catalana comenzará a ensamblar en la línea 2 el nuevo Cupra Formentor, que será el coche oficial del Fútbol Club Barcelona, y la versión híbrida enchufable del León en el segundo semestre del año.

Asimismo, ha asegurado que el deseo de Seat es producir un modelo 100% eléctrico en Martorell a partir de 2025 y que las plantas de Barcelona y Componentes están cerca de recuperar los volúmenes anteriores a la pandemia.

No obstante,ha condicionado la llegada de un modelo eléctrico a la instalación catalana al apoyo del Gobierno al sector de la automoción. "Necesitamos las ayudas de las Administraciones. Sin eso, sería muy difícil fabricar un vehículo eléctrico en España", ha aseverado Isensee.

Por otro lado, ha valorado que el Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción del Ejecutivo, con 3.750 millones de euros de presupuesto, va en la dirección correcta y que beneficiará a toda la cadena de valor y ayudará a hacer frente a los efectos del Covid-19 con su visión a medio y largo plazo. "Seat desea ser líder en este proyecto a escala de país y con la inversión de hoy documentamos nuestro pleno compromiso y cooperación. El plan de inversión de Seat es nuestra forma de atender el futuro con determinación y optimismo", ha apuntado.

Cupra

Seat ha decidido finalmente que el concept car el-Born se lance bajo la marca Cupra. "El Cupra el-Born ofrece todos los genes de la marca Cupra y es el ejemplo vivo de que el desempeño y la electrificación son una gran combinación. Nos permitirá dar un paso importante dentro de la era de la electrificación, conseguir más ventas e incrementar el margen comercial", ha explicado el vicepresidente Comercial y de Marketing de Seat y consejero delegado de Cupra, Wayne Griffiths.

El el-Born se ha diseñado y desarrollado en Barcelona, pero se fabricará en la planta del grupo Volkswagen en Zwickau (Alemania) bajo la plataforma MEB. Llegará al mercado en 2021. Según Griffiths, Cupra podría alcanzar los 1.000 millones de beneficio cuando toda su gama esté en el mercado.

Micromovilidad

Seat MÓ, la nueva marca de micromovilidad de la compañía, estrena este jueves un modelo de suscripción en Barcelona. Permitirá acceso a la moto 100% eléctrica de la marca por días, semanas o meses y no tendrá obligación de permanencia. El precio del servicio es de 149 euros al mes a partir de tres meses de alquiler. La empresa también pondrá en marcha un servicio de motosharing en Barcelona en las próximas semanas.

 

 

Normas
Entra en El País para participar