Griffiths se marca como reto que Cupra aporte 1.000 millones en ingresos a Seat

La planta de Martorell (Barcelona) arranca la producción del Cupra Formentor

El nuevo presidente de Seat y CEO de Cupra, Wayne Griffiths, este martes en Martorell (Barcelona).
El nuevo presidente de Seat y CEO de Cupra, Wayne Griffiths, este martes en Martorell (Barcelona).

Wayne Griffiths ya ha comenzado a dar sus primeros pasos como presidente de Seat. El directivo británico se ha marcado como reto que la gama Cupra aporte 1.000 millones de euros en ingresos a la automovilística española.

Para ello, la planta de Seat en Martorell (Barcelona) ha arrancado este martes la producción del Cupra Formentor, el primer modelo exclusivo de la marca y en el que confía para duplicar sus ventas en 2021 y conseguir así esta facturación extra.

Griffiths ha destacado que el Formentor otorgará a la planta catalana un volumen de producción adicional de más del 10%. Martorell se encuentra ya en niveles de fabricación previos a la crisis del coronavirus, con más de 2.000 coches ensamblados por día.

"En 2018 lanzamos la marca Cupra y muchos creían que estábamos locos. Vimos un espacio y hemos vendido ya 55.000 vehículos, 25.000 el año pasado", ha subrayado.

El Cupra Formentor, que se espera llegue al mercado en octubre, se producirá en Martorell a un ritmo inicial de 160 unidades por día. La compañía irá aumentando la cadencia en las próximas semanas.

El ejecutivo ha señalado que "el Formentor es el paso más importante de la historia de Cupra". "Es un modelo cien por cien Cupra. Es la esencia de la marca y va a ayudar tanto a las ventas como a conseguir nuevos clientes", ha resaltado.

Además de crecer en Europa y entrar en los países más electrizados como Noruega, este nuevo modelo debe servir para ayudar a la expansión internacional y para adentrar a Seat en mercados donde antes no tenía negocio.

Griffiths, que asumirá de manera efectiva la presidencia de Seat el próximo 1 de octubre, ha subrayado el buen momento de la compañía, que, tras el impacto de la pandemia, ha conseguido poner en marcha de nuevo la fábrica de Martorell a pleno rendimiento.

Está previsto que el Formentor, que aportará 1,5 millones de horas extras de trabajo para la plantilla de Seat, consiga incrementar la producción en la línea 2 de Martorell en un 10%.

Electrificación

Respecto a los planes para electrificar Seat, el próximo presidente de la firma española ha destacado que hasta finales de 2021 se lanzarán cinco modelos híbridos o eléctricos, entre ellos, el Cupra el-Born, el primer 100% eléctrico, pero que no se producirá en Martorell.

Seat invertirá 5.000 millones de euros en los próximos cinco años en nuevos proyectos de I+D para electrificar su gama y en nuevos equipos e instalaciones para las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes. Su deseo es ensamblar un modelo 100% eléctrico en la Ciudad Condal a partir de 2025.

Durante su presidencia, Griffiths se ha marcado como objetivo a medio y largo plazo "conseguir más modelos eléctricos en Seat para electrificar España". "El grupo Volkswagen quiere desempeñar un papel importante para que eso sea posible", ha afirmado.

El Cupra Formentor, que estará disponible en una amplia gama de hasta siete motores, incluidas variantes híbridas enchufables, se convierte en el sexto modelo que se producirá en Martorell y requerirá la participación de 3.000 trabajadores en tres turnos de trabajo.

Hasta ahora, Cupra contaba con el Cupra Ateca y el Cupra León y el Formentor supone la entrada en un nuevo segmento, el de los CUV, que se espera doble su cuota de mercado en Europa en los próximos 5 años.

El nuevo modelo ha sido entregado este martes al portero del FC Barcelona y embajador de Cupra, Marc ter Stegen, que ha recibido las llaves en un acto celebrado en el Cupra Garage de Martorell.

Normas
Entra en El País para participar