Ingeniería

Abengoa amplía el plazo para cerrar el rescate hasta después de la junta de accionistas

Un fondo propone inyectar 35 millones tras el ‘no’ de la Junta de Andalucía

Abengoa amplía el plazo para cerrar el rescate hasta después de la junta de accionistas

El tour de force de Abengoa no termina. Hoy anunciará el enésimo aplazamiento de su plan de rescate, pero no porque no haya conseguido el reemplazo de los 20 millones a los que se había comprometido la Junta de Andalucía, sino porque el Instituto de Crédito Oficial (ICO) prefiere aplazar la decisión hasta después de la junta del 4 de marzo, según fuentes financieras.

Un fondo ya tiene firmado el compromiso para inyectar 35 millones en el grupo de ingeniería, pero necesita el visto bueno de los acreedores, de la aseguradora Cesce y del banco público. Aún no lo tiene.

El 6 de agosto de 2020 se anunció un preacuerdo que suponía el tercer rescate de Abengoa desde que entró en preconcurso en 2015. Los acreedores y las administraciones públicas se comprometieron a inyectar más de 500 millones entre avales y liquidez. La Junta de Andalucía aseguró que pondría 20 millones, pero no lo hizo finalmente. Y todas las partes involucradas se pusieron a remover cielo y tierra para conseguir la cantidad.

Tras negociar con cinco fondos, Abengoa ya tiene negro sobre blanco el compromiso de uno de ellos para inyectar más de esa cantidad, según fuentes financieras. Pero el ICO prefiere esperar a firmar el salvamento hasta que se celebre la junta promovida por varios minoritarios, fechada para el 4 de marzo.

En la junta, los minoritarios que se han opuesto al rescate quieren expulsar del consejo al actual presidente de Abengoa, Juan Pablo López-Bravo, y a la otra consejera Margarida Smith con el objetivo de trazar su propia hoja de ruta para una operación más favorable. Clemente Fernández, expresidente de Amper, sería quien capitanearía el salvamento. En noviembre ya consiguieron destituir al anterior consejo, capitaneado por Gonzalo Urquijo.

La compañía reivindicó el plan original, que supone que los acreedores se hagan con los activos de la sociedad, frente al grupo de accionistas minoritarios AbengoaShares que amenazan su consecución. Los acusó de "tener incentivos personales" para que este plan no se ponga en marcha e ir contra el interés social de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar