Tanto Nestlé como el ‘private equity’ ganan con su intercambio de agua

La suiza va a vender marcas norteamericanas como Poland Spring a One Rock Capital y Metropoulos por 4.300 millones de dólares

Taza de Nescafé.
Taza de Nescafé. REUTERS

Nestlé va a vender marcas norteamericanas como Poland Spring a One Rock Capital y Metropoulos por 4.300 millones de dólares. Es suficientemente barato como para que los fondos buyout salgan contentos. Pero el CEO del gigante suizo, Mark Schneider, puede salir ganando en materia medioambiental.

No va a vender una de las joyas de la corona. El negocio de agua embotellada de Norteamérica ya se estancó en 2019, cuando anunció un crecimiento orgánico solo “ligeramente positivo”. Y el año pasado los confinamientos significaron menos agua consumida en movimiento, lo que probablemente condujo a ingresos aún más bajos.

Ese comportamiento ayuda a explicar la flácida valoración. One Rock Capital y Metropoulos pagan solo 1,1 veces las ventas de 2019, un descuento enorme respecto al múltiplo de 1,7 al que cotiza su par canadiense Primo Water. Puede que los compradores, conocidos por haber invertido en la pastelera Hostess Brands, por valor de 2.000 millones, y en la cervecera Pabst, estén entrando en buen momento. Euromonitor espera que el mercado norteamericano de agua embotellada vuelva a los niveles prepandemia en 2022, creciendo hasta 575.000 millones desde los 561.000 millones de 2019.

A cambio, Schneider tendrá que plantar menos árboles. Se ha comprometido a que el resto de su negocio de agua sea neutro en carbono para 2025, con el objetivo de que S. Pellegrino, Perrier y Acqua Panna lo sean el año que viene. Eso es mucho más fácil de hacer con estas marcas elegantes de alto margen que con Poland Spring. Se trata de una de las audaces medidas que está adoptando para impulsar sus credenciales ambientales, como el compromiso de eliminar el plástico de un solo uso.

Nestlé ya se encuentra entre las firmas mejor valoradas por su enfoque ambiental. Esa puede ser una de las razones por las que cotiza con prima respecto a sus pares. Está valorada en casi 23 veces los beneficios de 2021, frente a las 18 de Unilever. Y, a medida que aumenta el capital que se destina a los fondos que invierten con criterios ASG, proteger esa reputación será cada vez más valioso.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías