Lenta recuperación

El 71% de las firmas del Ibex no logra recuperar los niveles prepandemia

Desde los máximos de 2020 el selectivo español retrocede un 19%

El Ibex ha logrado dejar atrás los mínimos registrados en marzo de 2020 cuando se desfondó a los 6.107 puntos, niveles que no veía desde julio de 2012. Pero lo que todavía se antoja complicado es recuperar los niveles previos al estallido de la pandemia. Hace justo un año el selectivo tocaba los 10.000 puntos, una situación que dista mucho a la vivida en la actualidad. Día a día la Bolsa española se afana por no perder la barrera de los 8.000 y ni siquiera las previsiones más optimistas -el consenso de las firmas de análisis estima que selectivo se mueva entre la horquilla de los 9.100 y 9.500 puntos– contemplan la posibilidad de que el selectivo recupere los niveles precovid en 2021.

La lentitud en el proceso de vacunación hace complicado que el Ibex 35 se aproxime a los niveles previos a la crisis. A día de hoy el selectivo continúa registrando unas pérdidas del 19,4% respecto a los máximos de 2020. Pero el comportamiento entre los miembros del selectivo no es homogéneo. Hasta 10 de sus integrantes cotizan por encima de los niveles que marcaban de hace un año, mientras los 25 restantes se anotan pérdidas, algunos incluso con descensos aún mayores a los del índice. De hecho, el 37% del selectivo (13 valores) se sufre pérdidas aún mayores a las que registra la Bolsa española en los últimos 12 meses (-18,8%).

IAG es la cotizada más penalizada (-63,7%). El turismo, un sector con fuerte peso en la economía española y con amplia representación en la Bolsa, no logra levantar el vuelo. Las expectativas creadas por las vacunas no han sido suficientes para impulsar el negocio y la cotización de estas firmas. La ampliación de las restricciones a la movilidad para poner freno a la tercera ola y controlar la propagación de las nuevas variantes del virus han añadido más presión a un negocio muy golpeado por la pandemia. Aunque las perspectivas respecto a la vuelta a la normalidad se han visto empañadas, los expertos destacan la solidez del holding resultante de la fusión de Iberia y British Airways. La flexibilidad de su equipo gestor para adaptarse a la nueva realidad y la recapitalización abordada por la compañía, evitando así rescates como el de algunos competidores, ha sido aplaudida por las firmas de análisis e inversores. Aunque no logre recuperar los niveles precrisis, sube un 86,5% respecto a los mínimos de 0,98 euros registrados en septiembre de 2020.

No muy lejos de IAG se sitúa Sabadell, que desde el 18 de febrero de 2020 retrocede un 53,1%. La entidad vio frustrados sus intentos de integración con BBVA y aunque logró escapar a los números rojos, cerró el ejercicio con un beneficio de dos millones. El mercado está a la espera de que el nuevo equipo gestor tome las riendas de la entidad y anuncie el plan estratégico. Todo ello en un contexto en el que el negocio bancario continúa penalizado por los tipos cero en el que el banco ya ha renunciado al reparto de dividendos con cargo a 2020, un pago que espera poder recuperar en los resultados de 2021.

Si bien las caídas de Sabadell son las mayores de entre los bancos que integran el Ibex, solo Bankia recupera los niveles de antes del estallido de la crisis y sube un 4,78%, marcado por la ecuación de canje de su fusión con CaixaBank. A diferencia de crisis pasadas, en esta ocasión las bajas valoraciones no obedecen a problemas de solvencia sino a cuestiones del negocio. Con el grifo del crédito cerrado, las opciones de las entidades para lograr ingresos se ven muy acotadas. A esto hay que sumarle que el bancario es uno de los sectores cíclicos por excelencia. Es decir, en momentos de contracción, su negocio se ve muy golpeado. En 2020 los bancos han realizado provisiones para hacer frente al posible impacto del Covid-19 en las carteras crediticias, algo que ha derivado en unas pérdidas de 5.536 millones para el conjunto de las entidades del selectivo. La débil evolución del negocio, los malos resultados y las provisiones han contribuido a retrasar la recuperación de las cotizaciones. En los últimos 12 meses Santander se deja un 22,48%; Bankinter, un 15,1%; CaixaBank, un 10,88% y BBVA, un 9%.

En la lista de compañías que cotizan un 30% por debajo de los niveles prepandemia se cuelan valores de muchos sectores. Desde el inmobiliario (las socimis Merlin y Colonial caen un 38,4%), telecos (Telefónica se deja un 36,4%), cotizadas defensivas como Grifols (-31,9%) o firmas como Ferrovial (-31,9%) e Indra (-30,4%).

Los valores ya vacunados

Ganancias. Dos de los nuevos integrantes del Ibex 35 (Solaria y PharmaMar) se convierten en la gran excepción de la Bolsa española. El furor por las energías renovables y los resultados prometedores de Aplidin en la lucha contra el Covid han servido para que estas firmas se anoten ganancias del 115% y el 104% en los últimos 12 meses. Solo por encima de ellos se cuela Siemens Gamesa con un alza 121%. En la lista de los 10 valores que cotizan por encima de los niveles registrados hace un años se cuelan las acereras ArceloMitall (22,19%) y Acerinox (11,85%), que han logrado sacudirse las pérdidas derivadas de los bajos precios de las materias tras la paralización de la actividad económica. No podían faltar en la lista Cellnex (1,97%), empresa que ha sabido exprimir el apetito de los inversores y ha acelerado la captación de recursos para financiar sus adquisiciones, junto a Viscofan (21,16%) y Cie Automotive (22,19%).

Dax. Mientras el Ibex lucha por conservar los 8.000 puntos otros índices como el Dax alemán o el MSCI World no solo recuperan los niveles precrisis sino que recientemente han marcado nuevos máximos históricos.

Normas
Entra en El País para participar