Renta variable

La CNMV pide más facilidades para que las empresas salgan a Bolsa

"Los requerimientos son un problema", señala el consejero del supervisor Juan Manuel Santos-Suarez

Juan Manuel Santos-Suarez, cosejero de la CNMV, y Meritxell Pérez, directora de relaciones con inversores en Soltec.
Juan Manuel Santos-Suarez, cosejero de la CNMV, y Meritxell Pérez, directora de relaciones con inversores en Soltec.

La CNMV pide de nuevo árnica para permitir que las empresas salgan a Bolsa con más facilidad. Así lo ha solicitado el consejero del supervisor Juan Manuel Santos-Suarez, presidente de la CNMV de manera interina entre octubre y noviembre de 2016, en un evento organizado por Deusto Business School e Icade Business School, en colaboración con HPE.

 "Hemos tenido un 2020 de gran sequía, solo Soltec ha salido a Bolsa. Pero ahora hay varios proyectos en cartera. Pensamos que 2021 va a ser mejor que 2020 y 2019, pero, como consecuencia de opas [BME y MásMóvil, las de mayor tamaño], varias empresas han salido de la Bolsa. El resultado neto es negativo", señaló el consejero del supervisor, que solicitó más sencillez en el proceso de estrenos en el mercado.

"Los requerimientos de la salida a Bolsa son un problema. En el caso de Soltec se tuvo que interrumpir, y fue un proceso largo. Sería bueno que los reguladores, que no los supervisores, agilicen los procesos, para que el tiempo no sea tan largo y tan costoso", sentenció para después preguntarse hasta "qué punto no se piden requisitos que son superfluos".

El gran rival de la Bolsa es el capital riesgo, con chorros de liquidez para invertir y un proceso mucho más rápido. "La competencia la tenemos frente al private equity: la salida a Bolsa lleva equis meses frente a los equis días de la entrada de un inversor financiero. Y el due diligence [comprobación financiera] se hace de manera más rápida", afirmó.

También estuvo en la charla Meritxell Pérez, directora de relaciones con inversores en Soltec, la primera empresa española que salió a Bolsa en los dos últimos años el pasado octubre. "Analizamos todas las posibilidades, pero creíamos que la salida a Bolsa era la mejor opción. Es una oportunidad porque los analistas financieros y los medios de comunicación no dejan de ser prescriptores de la compañía. La salida a Bolsa contribuye a la creación de valor", agregó.

El representante de la CNMV también habló de la asimetría de la información, que es complicada de controlar. Todos los intermediarios tienen que enviar al supervisor todas las transacciones, unas 200 millones al año, y los sistemas informáticos de vigilante les proporciona alertas.

Normas
Entra en El País para participar