Director general de Lombard Odier Gestión

Prem Thapar: “2021 es un año de transición en el que el estilo ‘value’ lo hará mejor”

Cree que a muy corto plazo los valores cíclicos lo seguirán haciendo mejor, por lo que Europa, con muy poca presencia del sector tecnológico, debería salir beneficiada 

Prem Thapar, director general de Lombard Odier Gestión.
Prem Thapar, director general de Lombard Odier Gestión.

Tras iniciar su carrera en UBS Wealth Management y Deutsche Bank y ocupar la dirección de inversiones en BNP Paribas Investment Partners durante 17 años, Prem Thapar lleva desde 2015 en Lombard Odier. Desde su puesto de responsable de la división de gestión del banco suizo confía en la vuelta a la normalidad a medida que la población se vacune, también en España, un mercado que considera que está "relativamente" barato debido al impacto en el sector servicios, y por lo tanto "ofrece buenas perspectivas".

¿Cómo ha sido 2020 para los inversores?

Ha sido un año de mucha incertidumbre, pero creo que la vacuna ha marcado un antes y un después en la evolución de los mercados. Es lo que le ha dado el soporte definitivo para considerar que esto se podría quedar en una crisis transitoria y confirmar que no es estructural. Una vez que llega la vacuna, llega la solución y la reacción de los mercados ha sido volver al punto de partida. La economía está muy dañada, pero también tenemos una inyección de liquidez como no habíamos visto en la historia y unos planes de expansión fiscal que hacían mucha falta.

Con la población ya vacunándose, ¿ante qué grandes riesgos nos enfrentaremos en 2021?

El escenario central es el mismo que teníamos antes del Covid, que era uno de bajo crecimiento y baja inflación. Estamos ante una economía con un nivel de deuda muy alto, donde la mayor parte de los recursos de los Gobiernos se van a dedicar al pago de los intereses de la deuda y al fondo de la Seguridad Social para esa población que está envejeciendo y que con el Covid demanda una sanidad pública mejor. Esta crisis ha exacerbado más ese entorno de bajas tasas de productividad, inflación y crecimiento. Estamos ante un escenario más parecido al de Japón en los últimos 20 años que al vivido en Occidente.

¿Cuándo puede llegar la recuperación económica? ¿Ya este año?

Vamos a ver una primera pata de la recuperación en los próximos meses. Según se vaya vacunando la población más vulnerable y se relajen las medidas de distanciamiento social la economía repuntará y se irá volviendo a la normalidad. La gente con un certificado de vacunación volverá a viajar, a llenar los hoteles y los aviones que, a su vez, irán pidiendo suministros a sus proveedores, con lo cual, desde los sectores industriales a los más ligados a los servicios vamos a ver un repunte de una forma muy rápida en los próximos meses. Según nos acerquemos al tercer y el último trimestre de 2021, con cada vez más gente vacunada y el Covid esté desapareciendo, iremos viendo un mercado más dependiente del crecimiento real de los valores y no tanto del efecto liquidez propiciado por las decisiones tomadas por los bancos centrales.

¿Cómo ha condicionado esta situación de crisis sus estrategias de gestión?

Ha sido un año complicado no tanto por la volatilidad de los mercados, sino porque ha habido una polarización clara en el comportamiento bursátil. Mientras duró la pandemia hubo sectores de la economía muy afectados, normalmente cíclicos ligados al sector servicios, y otros muy beneficiados por el Covid, como son, por ejemplo, compañías que funcionan básicamente a través de internet. Empresas como Zoom dejan ahora de tener ese atractivo y, según se vaya abriendo la economía, los sectores más cíclicos se irán recuperando. Estamos viendo una rotación hacia algo que está muy barato y que nadie quería que es el value. En 2020 la mayor parte del beneficio de los mercados ha estado concentrado en muy pocas compañías y no todo el mundo tenía el foco en ese tipo de valores. Creemos que 2021 es un año de transición, en el que el estilo value debería hacerlo mejor, con compañías cíclicas que están muy baratas y que se recuperarán junto a la economía. Pero siempre atentos a que no tengamos algún susto, tipo una mutación del virus, que no pueda ser tratado con las vacunas existente.

Por regiones, ¿en qué mercados tienen mejores perspectivas?

A muy corto plazo creemos que los valores cíclicos lo seguirán haciendo mejor, con lo cual Europa, con muy poca presencia del sector tecnológico en comparación con EE UU o Asia, debería salir beneficiada. Según se vaya normalizando la valoración de los sectores cíclicos, poco a poco volverá el apetito por valores de crecimiento y ahí donde mejor podemos estar es en EE UU y en Asia, en particular en China. Pekín sale de la crisis con unos niveles de deuda, déficit y crecimiento del PIB mucho mejores que los de EE UU y Europa y, en ese sentido, debería ser atractivo invertir tanto en renta variable como renta fija china. De hecho las expectativas a futuro van mejorando significativamente para China frente al resto de los mercados.

¿China es la excepción o también hay oportunidades en otros mercados emergentes?

En general países con población joven y con una economía menos dependiente de los servicios y de la producción de materias primas son atractivos para la inversión. En este momento no solo China sino la mayor parte de Asia es atractiva comparada con Europa o EE UU.

En cuanto a España, ¿le parece un mercado atractivo?

Está relativamente barato frente al norte de Europa y al conjunto de los mercados occidentales. Es una economía muy dependiente del turismo pero según se vaya vacunando la población, volverá el turismo, con sus implicaciones para el mercado inmobiliario y la construcción. Partimos de una situación muy dañada en el sector servicios, pero por eso está tan barato el mercado español, con lo cual las perspectivas son buenas.

En cuanto a renta fija, ¿qué esperan para el próximo año? ¿Volverá a recuperar atractivo?

Esperamos ver progresivamente la normalización de la curva según se acerca el último trimestre. A medida que se vaya alejando el Covid va a haber cada vez menos motivos para la inyección de liquidez por parte de bancos centrales, y según se vaya percibiendo esa retirada de liquidez, la renta fija va a ir perdiendo atractivo. Pero será atractiva todavía la renta fija emergente, que sigue siendo más interesante que los high yield americano y europeo y es donde vemos más valor en estos momentos.

Normas
Entra en El País para participar