No hacer nada con Google.
No hacer nada con Google.

Google añade a su asistente un modo "no hacer nada" que "no hace nada"

De momento solo está disponible en la India.

Estamos acostumbrados a que cada vez que decimos aquello de "Ok Google", el asistente de los de Mountain View nos responda con toda una retahíla de alternativas. Que si rutas o trayectos en coche para ir al trabajo, que si recetas de cocina, que si previsiones del tiempo y cualquier otra duda que nos pueda surgir antes de marcharnos de casa o al volver por la tarde.

Ese asistente es, seguramente, un ejemplo de diligencia ya que está pendiente de lo que le digamos las 24 horas del día, siete días a la semana. Sin parar. Ahora bien, ¿tiene sentido que ofrezca un modo en el que "no hace nada" y que durante ese tiempo, realmente, sea capaz de "no hacer nada"? Pues ha llegado, por paradójico y absurdo que nos parezca.

 "Ok Google, no hagas nada"

Hay que decir que no estamos ante un modo que podamos considerar oficial, aunque vista la repercusión que está teniendo no nos cabe la menor duda de que Google nos lo permitirá probar en otras latitudes. Total, los de Mountain View ya han mostrado en otras ocasiones cierto punto guasón a la hora de divertirnos con ideas que, a priori, nos podrían parecer absurdas.

Modo
Modo

En esta ocasión, todo viene a cuenta de una campaña publicitaria entre los norteamericanos y una empresa que comercializa barras de chocolate en la India, de tal forma que cuando le decimos al asistente que se tome una de ellas empieza todo el proceso de "no hacer nada". En realidad, al principio los usuarios solo notan que la famosa voz de Google responde con cierta desgana, como si no le apeteciera mostrarnos una ruta o el tiempo que hace y, pasados unos minutos, definitivamente nos comunica que la dejemos en paz, que no quiere hacer nada.

Es en ese estado de letargo cuando el asistente nos sugiere que nosotros, también, "no hagamos nada", que la dejemos tranquila un rato hasta que vuelva de nuevo a sus quehaceres diarios. Como os decimos, la repercusión de esta idea podría ser un incentivo para que Google se decida de dejárnoslo probar en otros territorios, sin necesidad de que medie una campaña publicitaria que, a tenor de la viralidad que está tomando, parece que les está saliendo redonda.

De momento se trata de una simple broma para divertir a los usuarios de los Google Home y los demás dispositivos que tienen el acceso al asistente de los norteamericanos, aunque nunca se sabe dónde podríamos terminar por verlo. ¿No os apetece que vuestro asistente de Google "no haga nada"?

Normas
Entra en El País para participar