Calvo contradice a Trabajo y se opone a subir el salario mínimo “ahora”

Sostiene que no es el momento pero que tendrá que seguir subiendo más adelante como recoge el compromiso de investidura del presidente del Gobierno

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo
La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo

Crece la controversia en el seno del Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos en torno a la posibilidad de volver a elevar el salario mínimo interprofesional en 2021, en plena crisis del coronavirus. Tras las declaraciones contrapuestas de diferentes miembros del Ejecutivo, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se ha situado este viernes en el bloque partidario de no subirlo más de momento.

“No subiría el salario mínimo ahora”, ha admitido Calvo, en declaraciones a La Sexta, recordando que el Gobierno de Pedro Sánchez lo ha elevado un 29% en los dos últimos años, desde los 733 a los 950 euros al mes en 14 pagas.

“Yo no tengo que discrepar de ningún ministro, no es mi tarea”, ha defendido Calvo, rehuyendo alimentar la controversia dentro del Ejecutivo pero dejando clara su posición en medio del debate abierto. “Ahora no, pero tendrá que seguir subiendo. Es el compromiso de investidura del presidente Sánchez”, ha expuesto en todo caso.

Las palabras de la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, llegan solo unas horas después de que la titular de Trabajo y ministra del ala de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, defendiera la necesidad de seguir elevando el salario mínimo pese a la resistencia de la patronal.

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, aseveró un día antes que no hay todavía una decisión tomada pero que el Gobierno será "responsable" en esta materia dada la situación económica actual. Ante las críticas que recibió, el propio Sánchez salió en su defensa y quiso "romper una lanza" a su favor y alabando sus políticas progresistas.

Por su parte, la portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido esta semana que se opte por la congelación o por un alza, el Gobierno será "prudente" en esta materia.

De momento, Trabajo ha vuelto a convocar a patronal y sindicatos el lunes para escuchar sus posturas, después de citarles esta semana para plantear la apertura de una negociación en la que solo se les avanzó que el Gobierno no está por la labor de congelar el salario mínimo. En cualquier caso, la decisión final quedrá en manos del Consejo de Ministros, que prometé afrontar dividido esta cuestión.

Normas
Entra en El País para participar