Aseguradoras

Hello Auto afirma que cumple los requisitos de la Agencia de Protección de Datos para dispositivos 'on-board'

La aseguradora elabora un informe jurídico

Dispositivo para el control de la conduccion de la aseguradora Hello Auto.
Dispositivo para el control de la conduccion de la aseguradora Hello Auto.

La dashcam instalada en vehículos para la grabación de accidentes de manera puntual es legal y cumple con los criterios definidos por la Agencia de Protección de Datos (AEPD), ya que se entiende que se hace un uso privado de este. A esta conclusión ha llegado el departamento legal de Hello Auto, la aseguradora 100% tecnológica española, tras elaborar un informe jurídico sobre el ‘derecho a la intimidad y las dashcam en España', según una nota de la compañía.

Este documento se ha redactado a raíz de la sanción de 1.500 euros impuesta por la AEPD a un vecino de Toledo por instalar una cámara 360º en la parte trasera de su vehículo enfocada hacia la calzada y que ha creado mucha controversia. Según el informe jurídico de Hello Auto, esta cámara funcionaba como un sistema de videovigilancia, al estar activa en todo momento y poder acceder a ella en remoto mediante el teléfono móvil del usuario y sin avisar de la filmación. Esto, según el organismo, es una vulneración al derecho de la intimidad de terceros.

Sin embargo, no todas las dashcam ejercen funciones de videovigilancia. De hecho, según el informe jurídico, elaborado por el departamento legal de Hello Auto, la AEPD entiende conforme a derecho la instalación de un dispositivo on board en el vehículo privado siempre que la activación de la grabación se produzca únicamente cuando sucede un evento concreto; que el acceso a las imágenes se produzca en caso de que ocurra un incidente; se difumine la imagen de las personas o matrículas que no estén vinculadas al hecho en cuestión; y, por último, que se dé adecuado cumplimiento a la obligación de información de interesados.

Hello Auto ofrece a sus clientes el dispositivo Hello Auto Connect, que cuenta con un sistema de grabación. Dicha cámara no graba de forma continuada, ni puede ser activada de manera remota por el usuario, que tampoco puede ver las imágenes en tiempo real, ni descargárselas online.

Además,la cámara es fija y frontal, orientada donde el usuario pretenda hacer la captación temporal en cada momento, siguiendo las normas dictadas por la AEPD. Así, el dispositivo solamente graba cuando el vehículo está en funcionamiento o cuando se produce algún tipo de siniestro en que el vehículo sea parte. Y desde la compañía reiteran que la dashcam de Hello Auto Connect “ni es permanente, ni tiene por objeto realizar labores de videovigilancia del vehículo”.

A la hora de visionar las imágenes, la descarga es directa, del dispositivo al móvil del usuario, mediante bluetooth. La capacidad máxima de almacenamiento es de 8 horas de grabación, pasado este tiempo el dispositivo comienza a eliminar imágenes atendiendo a criterios de antigüedad. Gracias al sistema desarrollado por la compañía, el usuario no puede acceder en tiempo real a las grabaciones para salvaguardar la intimidad de terceros.

“La cuestión es si una dashcam cumple la función de videovigilancia o de uso privado. En nuestro caso, Hello Auto Connect es un medio de grabación temporal doméstico y limitado al propietario del vehículo. No está diseñada ni tiene utilidad para la realización de labores de videovigilancia. Por lo que, si los usuarios cumplen con las recomendaciones que les damos, no se tienen que preocupar de nada porque están dentro de la legalidad”, explica Martín Martínez, director general de Desarrollo de Negocio de Hello Auto.

Normas
Entra en El País para participar