Turismo

NH estudia pedir 200 millones al fondo de la SEPI

Es la primera hotelera española que baraja solicitar dinero a este fondo

NH estudia pedir 200 millones al fondo de la SEPI

NH estudia recurrir al fondo de la SEPI el Gobierno para paliar la que puede ser una de las peores crisis del sector hotelero, según fuentes financieras. La empresa, ahora en manos del grupo tailandés Minor, barajaría pedir unos 200 millones de euros al fondo que gestiona el Estado, aunque en este momento "la compañía no ha pedido entrar en ningún plan de ayudas de la SEPI, ya que cuenta con suficiente liquidez a medio y largo plazo y no tiene que afrontar ningún vencimiento relevante de deuda hasta 2023", señala un portavoz del grupo.

El mercado espera que NH sea una de las cadenas con una recuperación más lenta. En su caso pesa especialmente su alta exposición a los destinos urbanos, que se espera sean los que más tarden en remontar el vuelo. Se prevé que, pese a que las familias vuelvan a abrazar con el entusiasmo de siempre el turismo de sol y playa una vez que tengan la vacuna con el Covid-19 corriendo por sus venas, los viajes de negocios no vuelvan tan rápido.

No en vano, muchas empresas han constatado durante el confinamiento que las plataformas de videoconferencias pueden suplir muchos viajes y reuniones de sus ejecutivos que antes se imaginaban únicamente presenciales. Así, hoteleras como NH buscan instrumentos extra que les permitan pasar por una larga trayectoria por el desierto. No se puede decir, no obstante, que NH no haya hecho sus deberes. En pleno confinamiento obtuvo de los bancos un crédito de 250 millones a tres años con aval del ICO, así como líneas bilaterales adicionales, también con blindaje público en su mayoría, por 29 millones.

Además alcanzó un acuerdo con sus bancos de cabecera para liberarse de sus compromisos financieros. En octubre actualizó este pacto con sus entidades financiadoras para extender hasta marzo de 2023 unos 236 millones que expiraban el año que viene.

NH baraja ahora dar un paso más. Sobre la mesa del presidente del grupo, Alfredo Fernández Agras, está pedir una inyección de dinero público de unos 200 millones de euros. Las fórmulas que ofrece el Gobierno son variadas: préstamos participativos, deuda subordinada, suscripción de acciones u otros instrumentos de capital. "La compañía está en la obligación de estudiar de forma permanente las distintas ayudas planteadas por el Gobierno a través del ICO o la SEPI", reconocen fuentes próximas a la empresa en la que Minor controla el 94,1% del capital.

Sin embargo, un portavoz del grupo matiza que "la compañía no ha pedido entrar en ningún plan de ayudas de la SEPI, ya que cuenta con suficiente liquidez a medio y largo plazo y no tiene que afrontar ningún vencimiento relevante de deuda hasta 2023". Cierto es que sus fondos propios se han visto dañados por las pérdidas de 295 millones entre enero y septiembre, así como por otros ajustes. El grupo cerró 2019 con un patrimonio neto de 1.275 millones, que se había reducido hasta los 1.027 millones a cierre de junio. La empresa no informó de esa cifra a 30 de septiembre.

La solución que descarta el consejo es vender hoteles para lograr liquidez. Es más, NH señala en su presentación a cierre del tercer trimestre que cuenta con 485 millones de euros de caja. "NH no ha promovido ni preparado hasta ahora ninguna cartera concreta de venta de activos, ni en Alemania, ni en Holanda, si bien la rotación de activos ha estado y seguirá estando en la estrategia del grupo", señalan desde la empresa. Añaden que cualquier posible operación de rotación estará siempre condicionada a mantener la operación o la gestión.

900 millones de deuda que vencen en 2023

El pasivo de NH Hotel Group se ha refinanciado con la pandemia, al tiempo que se ha reforzado la liquidez. De sus cerca de 1.000 millones de deuda bruta a cierre de septiembre, 902 millones vencen en 2023. Ahí se computan los bonos por 357 millones que expiran ese año, el préstamo sindicado con el aval del ICO por 250 y los 237 millones del crédido sincado con vencimiento ampliado. Sin embargo, la compañía quema caja a una velocidad elevada. Cierto es que ha logrado reducir su consumo hasta los 25 millones por mes en el tercer trimestre, frente a los entre 55 y 60 millones del segundo trimestre. En este contexto, fuentes financieras destacan que tener activos en propiedad es una fortaleza que aporta valor al grupo y que este quiere preservarla.

Normas
Entra en El País para participar