Entrevista al director de mercado de capitales del banco

Pedro Santamaría (HSBC): “Veremos un deterioro en la solvencia de las empresas en 2021”

Prevé rebajas de calificaciones financieras, por ahora contenidas este año

Pedro Santamaría, director de mercado de capitales de HSBC.
Pedro Santamaría, director de mercado de capitales de HSBC.

El año está siendo de una intensidad inaudita en el mercado de capitales. El endeudamiento masivo ha sido la respuesta generalizada de los gobiernos para hacer frente a la arrolladora crisis por la pandemia y, en menor medida, también de las empresas, necesitadas de liquidez para sortear la situación. Como director de mercado de capitales de HSBC en España, Pedro Santamaría apunta a un último esprint de emisiones de deuda corporativa antes de la reunión del BCE de diciembre y a un 2021 con volúmenes de emisión de deuda parecidos en términos generales pero ya con problemas de solvencia en determinados sectores empresariales.

¿Cree que 2021 será tan intenso en emisiones como 2020 o la vacuna podría rebajar las necesidades de financiación?

Ciertamente, la vacuna contra el coronavirus mejora el panorama para la recuperación dando claridad, y eso es lo que están poniendo de manifiesto los mercados, aunque todavía es pronto. Se requiere tiempo para conseguir una logística o producción suficientes. La vacuna debería reducir algo las necesidades de emisión de deuda, al menos del sector público, ya que no será necesario hibernar tanto la economía. Aun así, seguirá siendo necesario mantener el fuerte volumen de estímulos para la recuperación. En el primer trimestre y primer semestre, seguiríamos viendo una actividad fuerte de emisiones en el mercado y, si se consiguen paliar los efectos de la crisis, es posible que los volúmenes se estabilicen. Puede ser un año parecido a este o tal vez un poco menor.

¿También en deuda corporativa? ¿Y de bancos?

Es curioso que muchas compañías están levantando mucha financiación y después la meten en el banco. Las entidades financieras por eso mismo están teniendo menos necesidades, gracias a las líneas TLTRO del BCE y también a la liquidez que obtienen de determinadas grandes empresas que están demandando financiación como medida preventiva. La banca sí será menos activa en emisiones que en años anteriores, menos necesitada de liquidez, pero hará colocaciones de deuda por necesidades regulatorias.

"Las bajadas de rating están siendo más contenidas de lo que todos esperábamos, pero sí las habrá entre los grandes emisores"

¿Prevé un mayor deterioro de la calidad crediticia en los próximos meses?

Cuando hablas con los clientes, muchos te dicen que las agencias de rating ya dan por perdido el año, en el sentido de que muchas compañías están incumpliendo los ratios que se les piden para mantener el rating. Pero las agencias de calificación no están poniendo mucho el foco en ello. Sí reclaman saber qué medidas, qué herramientas tienen disponibles las compañías para ir recuperando esos ratios, pero ya dan por supuesto que en 2020 no los cumplen. Las bajadas de ratings están siendo más contenidas de lo que todos esperábamos.

¿Habrá rebajas de ratings en 2021 en los grandes emisores?

Sí, no digo que muchísimas, pero hay algunos que están ya con perspectiva negativa. Hay sectores que ya van muy justos y que no pueden seguir adelante. En España, lo relacionado con el turismo, el ocio, el transporte, por mucho que haya medidas de apoyo, no va a aguantar, los volúmenes normales de actividad no se van a recuperar rápidamente. Sí que vamos a ver un deterioro en la solvencia, pero yo creo que los programas de apoyo de los gobiernos lo pueden minimizar bastante, tal y como se ha visto en las presentaciones de resultados bancarios del tercer trimestre. Todos han reportado menores provisiones de lo esperado.

¿El año ya está hecho en emisiones corporativas?

Hasta ahora, muchos emisores habían hecho el presupuesto del año anticipándose a las elecciones de EE UU, pero quedan cosas por hacer. Ahora se está anticipando al posible anuncio de estímulos del BCE en diciembre, con lo que el mercado seguirá sostenido en todos aquellos activos que sean objetivo de compra de la institución. El BCE ha creado expectativas muy fuertes y tras la reunión ya estará todo en precio, salvo que defraude. Anticipándote es posible que consigas condiciones similares de financiación y eliminas el riesgo de que el BCE incumpla expectativas.

"Seguirá siendo necesario mantener el fuerte volumen de estímulos para la recuperación de la economía"

¿Qué espera de la reunión del BCE de diciembre?

Creo que el aumento del PEPP del BCE estará en la línea de los 500.000 millones de euros. Es cierto que la inflación permitiría una bajada del interés de la facilidad de depósito a cerca del -1%, pero ahí es donde siempre se ha dicho que puede estar el reversal rate. Que decida comprar deuda por debajo del grado de inversión es una alternativa que no descartaría, aunque le doy una probabilidad baja.

¿Se podría complicar el coste de financiación para España en 2021 con algún tipo de condicionalidad en la ayuda europea?

Es cierto que se habla de posibles mecanismos de condicionalidad para que los países empleen no solo las transferencias del fondo europeo de reestructuración sino las garantías, los préstamos. Pero 2021 no será especialmente complicado para la financiación del Tesoro, habrá un mecanismo que sea razonable para las dos partes para estar sujeto a cierta condicionalidad. Y el bono español sigue bajando, no hay preocupación en el mercado.

¿Cómo valora la gestión del Tesoro español? ¿Le sorprendió la rebaja del objetivo de emisiones para 2020?

Se hablaba en el mercado de una nueva emisión sindicada que no tuvo lugar. El Tesoro ha podido esperar a que el SURE hiciera su trabajo y llegaran las primeras transferencias. Fue una gestión muy buena el recorte de ese objetivo.

¿Qué le pareció esa primera emisión del SURE, con tan fortísima demanda?

Tiene todo el sentido que un mecanismo paneuropeo tenga tan buena acogida en sus primeras emisiones, es una referencia muy buena, de altísima calidad crediticia. Está por ver si creará un punto de saturación en otros emisores, pero, tal y como está evolucionando el mercado, sigue habiendo muy buena demanda.

¿El mercado penaliza de alguna manera la mala gestión sanitaria de la pandemia o el BCE lo neutraliza todo?

Sí ha habido días en que cuando se han anunciado restricciones a la movilidad que pueden tener un impacto más mensurable sobre el PIB se nota. El mercado está muy inmunizado por el efecto del BCE y, salvo que haya un impacto claro sobre el PIB, otra serie de aspectos más de ruido político o descoordinación son más difíciles de poner en valor.

Normas
Entra en El País para participar