Adiós a los trolls y espías dentro de Zoom.
Adiós a los trolls y espías dentro de Zoom.

Zoom se actualiza para evitar que los 'trolls' invadan tus videollamadas

Ya dispone de una herramienta para eliminarlos rápidamente.

Con la llegada de la pandemia en mazco y las posteriores medidas de confinamiento, las apps de videollamada multiplicaron su uso y, de entre todas ellas, apareció una vencedora: Zoom. Era sencilla, permitía crear salas con cientos de participantes con un simple link y los asistentes no necesitaban disponer de una cuenta: con pinchar en un simple enlace ya era posible participar en la charla, la reunión de empresa o las clases de la Universidad.

El problema es que ese éxito superó lo que Zoom era capaz de prever y con esas cientos de millones de salas de chat se produjo un efecto llamada sobre hackers y gamberros que buscaban reventar las reuniones, o sacar tajada de lo que allí se estaba diciendo. Tanto fue así que durante esos meses de confinamiento apareció un nuevo género de vídeos-meme: el de los zoombombers que entraban en las clases de institutos para reventar las explicaciones de los profesores.

Zoom pone remedio al problema

Así que desde abril-mayo, Zoom viene actualizando su plataforma para ir cerrando todos esos agujeros por los que se ha ido escapando su merecida fama de app de videoconferencias preferida tanto en el ámbito profesional como en el académico. Y, ahora, por fin, ya tenemos una solución a ese zoombombing con la que podremos expulsar rápidamente a los infiltrados que no tengan nada que ver con esa charla que estamos dando.

Nueva herramienta de Zoom.
Nueva herramienta de Zoom.

La primera de las medidas que han tomado en Zoom es la de permitir al anfitrión detener la videollamada en cualquier momento para facilitar después la expulsión de ese usuario que no debería estar ahí. Con un simple botón, se parará el streaming y contaremos con un control que, como veis en la pantalla que tenéis justo encima, nos permitirá reportar a ese usuario y a la vez echarlo de allí.

Tal y como informan en su blog oficial, en el momento en el que pulsemos ese botón de detención se suspenderán "las actividades de los participantes, todo el video, audio, chat en la reunión, anotaciones, uso compartido de pantalla y grabación durante ese tiempo se detendrá y las salas para grupos de trabajo finalizarán". Hasta que devolvamos todo a la normalidad una vez arreglado el problema de la intrusión.

Esa posibilidad de reportar a Zoom sobre un usuario que ha incumplido las normas trasladará toda la información "al equipo de Confianza y Seguridad de Zoom", por lo que en ese momento todos los anfitriones podrán reanudar la actividad con la tranquilidad de que la amenaza ya ha desaparecido. Esta novedad se encuentra ya habilitada dentro de la plataforma y pueden utilizarla todos los usuarios, ya sean de pago o no.

La gran ventaja de esta herramienta es que no solo el anfitrión puede detectar y bloquear a ese intruso, sino que cualquier participante podrá ponerse en contacto con el organizador de la videoconferencia para informarle de la presencia de un usuario no invitado. Paralelamente, Zoom ha activado una útil herramienta que notifica a los usuarios una potencial "reunión de riesgo" y que recopila la información de los enlaces a salas ya creadas que pudieran haber sido compartidos en demasiadas publicaciones tanto en redes sociales como en webs, de tal forma que pudieran estar invadidas por personas que nunca fueron invitadas.

Normas
Entra en El País para participar