Interconexión

DE-CIX impulsa Barcelona como ‘hub’ digital con un punto de intercambio de internet

Fortalece el ecosistema digital de la Península Ibérica, enlaza cuatro continentes y permitirá a las empresas reducir sus latencias y ganar en resiliencia

Instalaciones del operador alemán DE-CIX.
Instalaciones del operador alemán DE-CIX.

El operador alemán DE-CIX continúa apostando por convertir a España y a la Península Ibérica en el nuevo centro de gravedad del nuevo flujo de tráfico de internet. La compañía, que en 2016 abrió un punto de intercambio de internet en Madrid y otro en Lisboa en 2018, anuncia hoy la apertura de otra plataforma de interconexión en Barcelona, que dará servicio a los negocios locales y a las principales empresas de Cataluña, dentro y fuera de la región.

DE-CIX Barcelona se suma así a esos otros dos puntos de intercambio de internet que tiene la compañía en España y Portugal, y al que tiene en Marsella, prestando servicios a los mercados nacionales y estableciendo las puertas de enlace entre Europa y América del Sur, África y Asia. Y, todo ello, en un contexto en que debido a la pandemia se ha acelerado la digitalización de los modelos de negocio de las empresas, impulsando la importancia de internet.

El operador germano asegura que con esta expansión busca construir “el mayor ecosistema de interconexión del sur de Europa y fortalecer el papel de España y el sur de Europa en el ecosistema de interconexión global”. DE-CIX Barcelona ofrecerá servicios de interconexión, como peering, interconexión privada y servicios de intercambio de cloud computing a través de su plataforma Apollon, y acceso adicional a las principales nubes públicas como Microsoft Azure, Amazon Web Services, Google Cloud e IBM Bluemix. Todo ello clave en la actual economía digital.

Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX International, explica a CincoDías las razones que le han llevado a hacer esta nueva inversión. “Cataluña es la décima región económica por PIB en Europa. Antes, ya habíamos establecido unas primeras bases sólidas en el sur de Europa con Lisboa como puerta de entrada a Latinoamérica y África Occidental, Marsella como hub de cloud y puerta de entrada a Oriente Medio, Asia y África del Norte y del Este y Madrid como hub de contenidos para el sur de Europa, pero Barcelona era el siguiente paso para enriquecer el ecosistema”.

Ivanov resalta, además, que, geográficamente hablando, la capital catalana cuenta con un gran potencial como centro repetidor de Marsella para ofrecer una mayor resiliencia de internet en la región. “A ello hay que sumar que Cataluña es el hub digital más emergente gracias a que ha invertido significativamente en el despliegue de cable submarino que se construirá en un futuro próximo, lo que aumenta el potencial de esta ciudad como punto de intercambio, y situará todo el ecosistema digital de la Península Ibérica en un nuevo nivel”. En este sentido, el directivo destaca que este punto de interconexión en Barcelona contribuirá al crecimiento económico de España pues “no solo estará interconectado con uno de los mayores puntos de intercambio de tráfico del mundo, el DE-CIX Fráncfort, sino también a los de Madrid y Marsella, permitiendo a las empresas de la región acceder a uno de los mayores puntos de intercambio de cloud del mundo”.

Ivanov tampoco pasa por alto un término clave: la latencia. “Las empresas están utilizando cada vez más aplicaciones y contenidos sensibles a la latencia, y estar más cerca de los usuarios finales (por ejemplo, con un hub en Barcelona en lugar de Madrid) les permite reducir los tiempos de respuesta y mejorar la experiencia del usuario final, por ejemplo, con las videoconferencias, el streaming en directo o el internet de las cosas”.

David Ferrer Canosa, secretario de Políticas Digitales de la Generalitat de Cataluña, afirma que DE-CIX Barcelona es resultado del apoyo y avance en la estrategia de digitalización del Gobierno autonómico. “En línea con nuestros esfuerzos, este punto de intercambio será estratégico para nuestra sociedad digital y un estímulo para nuestra economía y los ciudadanos”, dice.

Puerto digital de cables submarinos

La noticia de DE-CIX llega pocos días después de que se conociera que la localiad de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) acogerá el primer puerto digital de cables submarinos de fibra óptica de alta capacidad en Cataluña, el Barcelona Cable Landing Station (CLS), que entrará en funcionamiento en 2022. Se trata de una infraestructura de alcance internacional que convertirá a Cataluña en la puerta de entrada y enlace de cables procedentes de Asia, África y el Mediterráneo con EE UU por una vía más rápida.

El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, señaló durante el anuncio que así como "la logística fue fundamental en la industrialización, y en el siglo XX buscaban tener cerca autopistas, puertos y aeropuertos para el transporte de mercaderías, hoy estos nuevos puertos tienen su versión digital, y los cables submarinos servirán para transportar una nueva materia prima, los bytes", informó Efe.

También Facebook ha elegido Barcelona como uno de los nodos para un cable submarino de 37.000 kilómetros, uno de los más grandes del mundo y que interconectará a 23 países de África, Oriente Medio y Europa.

Una parte esencial de la infraestructura

El operador alemán señala que DE-CIX Fráncfort se ha convertido en el punto de intercambio de internet con el mayor pico de tráfico del mundo, de 10 terabits por segundo. Su infraestructura técnica, añade, tiene una capacidad total de 48 terabits. La firma también indica que el punto de intercambio de tráfico de Madrid es el que más rápido crece en todo el mundo. “En 2016-2017 se conectaron 100 redes y ahora tenemos 150”. Entre ellas las de los principales proveedores de servicios y contenidos de internet como Netflix, Google, Amazon, Facebook, ­Twitter o Microsoft. Ya se han alcanzado los 520 gigabits por segundo.

DE-CIX, que cerró en junio de 2019 una alianza con Telefónica, presta servicios a casi 1.900 operadores de red, proveedores de servicios de internet y redes de contenido de más de 100 países.

Normas
Entra en El País para participar