El 737 Max ha dejado de ser el problema principal de Boeing

Es posible que los viajes aéreos, en particular los de negocios, no vuelvan a los niveles prepandémicos

Aterrizaje de un Boeing 737 Max 7 en el campo de pruebas de Boeing, en Seattle (Washington, EE UU), el 30 de septiembre.
Aterrizaje de un Boeing 737 Max 7 en el campo de pruebas de Boeing, en Seattle (Washington, EE UU), el 30 de septiembre. REUTERS

Boeing tiene por fin un resquicio de esperanza. El principal regulador de aviación euripeo dijo el viernes que el problemático 737 Max es seguro y podrá volar a finales de año. Eso hizo que la acción subiera un 5% antes de retroceder un poco. Es un paso para dejar atrás sus problemas con el Max. Hay otros de los que preocuparse.

El mes pasado, el jefe de la Administración Federal de Aviación de EE UU, Steve Dickson, realizó una evaluación de vuelo y dijo que le gustó lo que vio. Pero no dio ninguna idea firme de cuándo se completaría el proceso de revisión. El regulador europeo, Patrick Ky, ha sido un poco más preciso, diciendo a Bloomberg que los vuelos estarían listos para salir antes de fin de año, a pesar de que algunas mejoras necesitan más tiempo. Es un paso firme. El problema es que el Max es ahora difícilmente el mayor desafío de Boeing.

Los clientes cancelaron tres pedidos de Max en septiembre, y Boeing no recibió ningún pedido nuevo, según los datos publicados la semana pasada. La pandemia ha golpeado a las compañías aéreas, que están recortando rutas y eliminando aviones viejos en lugar de aumentar capacidad. Delta Air Lines ha dicho que retirará 200 aviones este año y 400 para 2025. Mientras, Boeing entregó solo 11 aviones en septiembre, menos de la mitad que el mismo mes de hace un año. Entregó 98 aviones en los primeros nueve meses del año, frente a los 301 del mismo período de 2019. Es importante, porque los clientes pagan una gran parte del precio del avión en la entrega.

Es posible que después de la crisis del Covid-19, la demanda de aviones Boeing se dispare. Una de las razones por las que Delta y otros están retirando aviones es porque son viejos. Con menos pasajeros viajando, no tienen necesidad de reemplazarlos. Los viajes aéreos regresarán tarde o temprano, y algunos de esos aviones deberán ser reemplazados por modelos más eficientes en cuanto a combustible. Pero es posible que los viajes aéreos, en particular los de negocios, no vuelvan a los niveles prepandémicos. Y los mejores días de Boeing, con o sin el Max, pueden haber quedado atrás.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías