Banca: menos costes, clientes rentables y servicios digitalizados

Las entidades han tenido un impacto histórico en las cuentas del primer semestre por el coronavirus

Banca: menos costes, clientes rentables y servicios digitalizados

En el epicentro de la crisis está el sector turístico. Pero en el bancario está produciendo unas secuelas sin precedentes; ni siquiera se vieron en el crac financiero de 2008. Santander y BBVA han registrado pérdidas históricas de 11.000 millones y 1.157 millones, respectivamente, en el primer semestre, y el resto de las entidades ha reducido más de un 60% el beneficio.

La Asociación Española de Banca (AEB) argumenta que “el comportamiento está relacionado con las mayores provisiones de carácter extraordinario realizadas en el segundo trimestre por la pandemia, con los menores resultados por operaciones financieras y con la contención de los gastos de explotación”.

El mercado prevé más operaciones de concentración en el sector

Las previsiones a corto plazo no son halagüeñas debido al deterioro de la economía y al previsible aumento de la morosidad. Hay, sin embargo, una importante diferencia con respecto a la anterior crisis financiera, y es que el sector se encuentra en una situación de solvencia muy superior.

La banca debe abordar la recuperación desde diferentes ámbitos, y uno de ellos es el de la reducción de costes. “Vamos a ver fusiones en todas las áreas, departamentos y segmentos de la actividad. Era algo que ya se estaba haciendo, pero ahora se va a acelerar el proceso”, explica Juan Abellán, del IEB.

El canal online será un salvavidas; en eso vuelca sus esfuerzos el sector

También, según el profesor, se van a producir más operaciones de concentración tras la materializada entre CaixaBank y Bankia. Pero, matiza, “son fusiones defensivas, no expansivas”.
Aunque todas las opciones están abiertas, el mercado espera que el próximo movimiento se produzca sobre Sabadell, y BBVA parece que sería el mejor candidato para protagonizar una fusión entre ambos.

Efectos de las moratorias

Uno de los aspectos que más preocupa es el escenario que se avecina, cuando se cumpla el plazo de las moratorias que concedió el sector para pagos de créditos, como el de la hipoteca o de consumo. “En las cuentas de ahora no se reflejan las pérdidas por préstamos fallidos. Esto lo veremos a partir del cuarto trimestre o principios de 2021 y dependerá de cómo evolucionen los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y las cifras de paro”, comenta Santiago Mínguez, de Esade.

En su opinión, “la agrupación bancaria” es una necesidad en un escenario donde además confluyen unos tipos de interés en mínimos históricos y unas rentabilidades muy perjudicadas. “Las dotaciones por insolvencias están ahí y eso significa que vienen curvas”, subraya Mínguez.
Los últimos datos proporcionados por el Banco de España desvelan que el sector había concedido hasta finales de agosto más de 1,28 millones de moratorias de créditos hipotecarios y de consumo a sus clientes afectados por el Covid. El saldo total pendiente de amortización supera los 48.800 millones.

Los 1,28 millones de moratorias concedidas pueden disparar la morosidad

Ricardo Zion, de EAE Business School, comenta que los bancos se mueven por dos líneas: los ingresos y los gastos, y que a partir de ahí deberán tomar decisiones. “En cuanto a gastos, ya están actuando. Pero el teletrabajo va a derivar en más cierres de oficinas y despidos. Además, con la nueva realidad instalada, “se van a producir menos viajes, se van a bajar sueldos y la parte variable de los bonus, y se van a vender activos tóxicos”, añade.

Sobre los ingresos, Zion señala al cliente como la pieza clave: “Van a seleccionar a los más estratégicos, los más rentables ante un panorama de tipos de interés en mínimos. Son aquellos clientes que no solo tienen contratada la cuenta de ahorro”, dice. No obstante, piensa que “va a faltar crédito solvente porque no va haber gente a la que poder prestar”.

La vinculación del cliente es la vía más rentable en un escenario de tipos de interés en mínimos

Una de las últimas muestras de que la banca busca clientes rentables es la puesta en marcha de la nueva política de comisiones de CaixaBank desde octubre. La entidad cobrará hasta 240 euros anuales a aquellas personas que no cumplan con una serie de requisitos, como tener una nómina superior a 600 euros o una pensión de más de 300 euros, o el pago de al menos tres recibos.

La digitalización será un salvavidas; en eso está volcando esfuerzos el sector. “Más del 50% de las operaciones que se realizan por internet en banca online es para la contratación de productos, como hipotecas y fondos. Antes, se usaba para mirar las cuentas”, indica Juan Abellán. En su opinión, “la red de oficinas aún tiene un componente de incidencia grande y los gestores son más comerciales que en el ámbito digital”. Y en este sentido, piensa que “a los bancos les saldrá más barato comprar fintech que desarrollar programas”.

En opinión de...

"En las cuentas de ahora no se reflejan las pérdidas por préstamos fallidos; se verá a final de año o en 2021. Las dotaciones por insolvencias están ahí, y eso significa que vienen curvas para el sector", comenta Santiago Mínguez (Esade).

"El teletrabajo va a derivar en más cierres de oficinas. Con la nueva realidad va haber menos viajes, se van a bajar los sueldos y la parte variable de los bonus, y las entidades venderán activos tóxicos", avanza Ricardo Zion (EAE Business School)

"Más del 50% de las operaciones que se realizan por internet son para la contratación de productos (hipoteca o fondos). Es más rentable comprar ‘fintech’ que desarrollar un programa", destaca Juan Abellán (Instituto de estudios bursátiles).

Las operaciones de concentración bancaria se están produciendo a nivel europeo. Este verano se conoció la compra de Ubi Banca por parte de Intesa Sanpaolo. Tanto este movimiento como el producido entre CaixaBank y Bankia responden a la petición del BCE, que considera este proceso de vital importancia; hace unos meses manifestaba su deseo de que se produjera de una forma “relativamente rápida y urgente” para abordar los problemas de rentabilidad.

En el caso de España, los bancos afrontan esta nueva etapa con unos descuentos récord que superan el 80% sobre el valor en libros, después de las fuertes caídas en Bolsa.

CaixaBank-Bankia, el mayor banco español

Ha sido la primera operación tras la pandemia y ha dado lugar al mayor banco español. Axesor destaca “la previsible mejora en la rentabilidad de la entidad resultante como consecuencia del aprovechamiento de sinergias, que derivará en un ahorro en costes; la mayor dimensión, que facilita la inversión en tecnología; el moderado perfil del riesgo, y la complementariedad de los puntos fuertes y débiles de ambos”. Lo que preocupa a la agencia de calificación es la morosidad; CaixaBank contaba al cierre del primer semestre con un 10,8% de su cartera hipotecaria sujeta a moratoria, y Bankia, con un 6,4%.

Santander,centrado en el crecimiento orgánico

Ana Botín tuvo un encuentro con sus empleados hace unos días donde comentó, con respecto a la fusión entre CaixaBank y Bankia, que “el banco está centrado en el crecimiento orgánico y rentable y que no necesita realizar compras”. La presidenta de la entidad añadió que “Santander está en una línea distinta, global”. Para impulsar ese crecimiento se acaba de crear y presentar Santander One Europe. Con este proyecto, el banco pretende atraer nuevos clientes, simplificar la oferta y transformar el negocio minorista y la banca comercial. Santander destina 5.000 millones anuales a tecnología y digitalización.

BBVA, en espera de la mejor oportunidad

Hace unos días, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, comentó en un encuentro online con inversores, en relación a los movimiento corporativos en el sector, que “en España puede haber oportunidades y sinergias, aunque se tiene que mirar la creación de valor”. En cualquier caso, subrayó que el banco tiene capacidad de crecer en solitario. Tras presentar unas pérdidas históricas de 1.157 millones en el primer semestre por las provisiones de la pandemia y el saneamiento contable en Estados Unidos, BBVA ha mejorado las previsiones para el conjunto de 2020, e incluso espera cerrar en beneficios.

Sabadell, a la búsqueda de operaciones estratégicas

Es uno de los candidatos a protagonizar el siguiente movimiento del sector. El mercado baraja varias posibilidades, pero da más fuerza a una fusión con BBVA. Mientras, el banco ha fichado a Goldman Sachs para explorar operaciones estratégicas que ayuden a mejorar su rentabilidad. Jaume Guardiola, consejero delegado, considera que el teletrabajo y la digitalización proporcionarán un servicio más eficaz y eficiente. De hecho, la filial británica TSB acaba de anunciar que cerrará 164 sucursales en 2021. Sabadell también busca reducir su exposición al negocio de las pymes.

Bankinter, al margen del momento tras las últimas compras

Bankinter parece estar ajeno al proceso de concentración que vive el sector. Por un lado, no entra en las quinielas del mercado y, por otro, su consejera delegada, María Dolores Dancausa, ha declarado “no estar pensando en ningún proceso de fusión”, “ni como comprador ni como vendedor”. El banco adquirió el pasado año Evo Banco y su financiera de consumo irlandesa Avantcard, y está centrada en potenciar el crecimiento de ambas entidades. Bankinter mantiene sus planes para sacar a Bolsa en 2021 Línea Directa y ha rebajado los tipos de interés de su hipoteca fija a mínimos históricos.

Liberbank, el eterno candidato, en el punto de mira

Ha sido uno de los valores más calientes del verano, por rumores de fusión. Durante el pasado año debatió la posibilidad de una alianza con Unicaja en varias ocasiones, sin que llegara a materializarse, aunque hoy la operación sigue sobre la mesa. La entidad ha expresado que está abierta a realizar algún movimiento corporativo siempre que genere valor para el accionista. El día 28 de octubre celebra junta general y prevé retomar la política de remuneración para el accionista. Liberbank redujo un 21,4% los activos improductivos (dudosos y adjudicados) en el primer semestre.

Normas
Entra en El País para participar